Tecnología HC

Cinco coches tecnológicos que acabaron con sus marcas

Si apuestas fuerte está claro que puedes ganar... o puede que la jugada no te salga del todo bien. Es lo que les pasó a estos cinco fabricantes, que apostaron por modelos realmente interesantes, pero que no llegaron en el mejor momento.

Imagen de una fábrica vacía
Foto: Peter H en Pixabay

Y es que, en realidad, no se puede decir que un único modelo lleve al cierre definitivo de una marca, ya que ese suele ser un camino largo que vino de bastante atrás en el tiempo; pero sí que suelen representar el último intento por reflotar una marca, y aunque sean modelos excelentes, no suelen triunfar en ventas y aportar un rayo de esperanza que conduzca hacia la salvación.

Hemos reunido cinco vehículos que supusieron el canto del cisne de sus respectivas marcas; algunas de ellas conocidas y que, quién sabe, puedan volver a resurgir en un momento en el que estamos asistiendo a la resurrección de firmas míticas, como es el caso de Lancia, o también el de la propia MG.

Saab 9-5

Desarrollado sobre la excelente base del primer Opel Insignia, el último modelo de Saab era una imponente berlina de 5,01 m de largo dispuesto a ponerle las cosas complicadas a modelos como el Audi A6 y BMW Serie 5. Disponible tanto en variante berlina como familiar, era un coche de diseño muy atractivo y con una amplia gama de motores donde elegir, con versiones de hasta 300 CV en gasolina y 190 en diésel, con variantes de cambio manual o automático, tracción delantera o total…

Imagen de un Saab 9-5

El coche, que llegó en 2010, ya tenía una muy buena tecnología para su época. De hecho, según versiones, ya ofrecía sistema de acceso y arranque manos libres, dispositivo de proyección de datos en el parabrisas, sistema multimedia… y unos cuandos asistentes a la conducción, como el control de velocidad adaptativo, el aviso por salida del carril, el lector de señales de tráfico o el que cambia de manera automática entre luz corta y larga.

Por desgracia, el cese de operaciones de Saab hizo que este excelente modelo, con unos precios de partida competitivos que rondaban los 35.000 euros, desapareciese de los listados de nuevos modelos del mercado.

Cizeta Moroder V16 T

Seguramente su nombre no te indique nada, pero cuando a finales de los 89 y principios de los 90 vivíamos el áuge de los superdeportivos -Porsche 959, Ferrari F40, Jaguar XJ220-, el italiano Marcello Gandini decidió desarrollar el llamado Cizeta-Moroder V16T. La base del modelo era un Lamborghini Diablo… y buena parte del equipo que lo desarrolló también eran ex-empleados de esa firma. Como no tenían suficiente con un motor V12, lo que hicieron fue un modelo con motor transversal de… ¡16 cilindros!, que es una de las explicaciones por las que el modelo tiene esa desmesurada anchura en la parte posterior de 2,05 metros.

Imagen del Cizeta Moroder

Del coche, que tenía una potencia de 540 CV, aceleraba de 0 a 100 en unos cuatro segudos y alcanzaba los 328 km/h, se estima que se fabricaron entre ocho y nueve unidades de las 100 que estaban planeadas, pero la marca quebró en 1995.

Xedos 9

La filial de lujo de Mazda sorprendió durante los años 90 con sus lujosas berlinas, de apareciencia muy llamativa y una calidad excepcional. Por desgracia, su fama y éxito comercial no alcanzaron los niveles de Toyota con Lexus y Honda con Acura, por lo que en 2001 pusieron fin a la existencia de Xedos, que en ese momento comercializaba el modelo ‘9’. A partir de ese momento se centraron en Mazda, en potenciar su imagen y lo cierto es que no les ha ido nada mal.

Imagen del Xedos 9

¿Y cómo era el Xedos 9? Pues un elegante modelo de aspecto discreto y sofisticado, con un interior comodísimo y refinado -aunque el maletero era algo justo, con sus 417 litros-. Este vehículo de 4,87 m de largo no permitía elegir entre muchas opciones mecánicas, y en España se ofreció con un único propulsor 2.5 V6 gasolina de 163 CV con cambio automático de cuatro velocidades; no era especialmente rápido, con su velocidad máxima de 207 km/h o su aceleración de 0 a 100 km/h en 11 segundos.

Tecnológicamente, lo más llamativo del interior en la última versión a la venta era el sistema multimedia que proporcionaba Clarion y que iba incrustado en la parte baja de la consola central.

Hummer H3

Este es un ejemplo de marca que, tras un periodo de desaparición, va a volver reconvertida próximamente. El gran éxito y la posterior desaparición de una marca como Hummer tienen, en realidad, un motivo común: el gigantismo y la exageración. Cuando el Hummer llega a los mercados, con los H1 y H2, representaba todo eso que les encanta a los norteamericanos: un tamaño enorme, motores potentes que consume carburante como si no hubiese un mañana, robustez a raudales…

Sin embargo, incluso el público yankee ha ido aprendiendo con el paso del tiempo que modelos de este tipo empiezan a tener cada vez menos lógica. Y aunque intentaron solucionarlo con el Hummer H3, el más pequeño de los modelos de la marca, en realidad, este fabricante ya estaba sentenciado. Cuando decimos ‘pequeño’ nos referimos a que el H3 era más compacto que sus hermanos de gama; aún así se trataba de un coche con sus generosos 4,78 m de largo, amplio interior para cinco pasajeros y 835 litros de maletero.

Imagen del Hummer H3

En cuanto a las mecánicas, se podía elegir con un 3.5 gasolina de 245 CV y con un potente 5.3 V8 de 305 CV, más acorde a lo que el cliente fiel demandaba en esta clase de bestia. La tecnología, en realidad, era justa y como elementos más sofisticados se encontraban el climatizador o un buen equipo de sonido con cargador de seis CD’s. Todo, por precios que arrancaban en el entorno de los 40.500 euros en nuestro país. La fecha en la que dejó de venderse fue en el año 2010.

MG XPower SV

Aunque la desaparición total de MG como tal ha durado poco en el tiempo desde que pasó de manos británicas a chinas, este constructor también ha sufrido su propio via crucis. Y eso que cuando puso punto final en 2005 -al mismo tiempo que Rover y dejando sin trabajo a cerca de 6.700 personas-, estaban luchando por lanzar un modelo tan exclusivo y llamativo como el XPower SV.

Imagen del MG XPower

Se trataba de una especie de GT con un tamaño de 4,48 m de longitud, un aspecto espectacular con cierto estilo Mad Max, y una configuracion de muscle car, con su propulsión trasera y un generoso motor V8 en la parte delantera. Con versiones de 325 y 390 CV, rondaba los cinco segundos en las aceleraciones de 0 a 100 km/h; estuvo cerca de haber llegado a nuestro país… pero por desgracia, apenas si se fabricaron 80 unidades.

Bonus Track: Powell ‘The Homer’

Cuando después de toda una vida Homer Simpson descubre que tiene un hermano, que es un empresario de éxito y posee su propia marca de coches -Powell Motors-, no duda en ir a visitarle. Herbert Powell recibe a toda la familia Simpson en su mansión y confía tanto en su recién encontrado hermano que no duda en ponerle al frente del que será el lanzamiento más importante en la historia de la marca: ‘El Homer’.

The Homer

Y lo cierto es que el coche causa sensación en su debut… pero no por ser un producto convencional, sino más bien por todo lo contrario. Creado para batir a los modelos japoneses y para ser «el tipo de automóvil que los estadounidenses realmente quieren, no el que les decimos que quieren», ‘El Homer’ tenía una cúpula superior, grandes reposabebidas y un salpicadero con varias bocinas, incluyendo una que emite el sonido de ‘La cucaracha’. Se estima que el precio del coche en ‘la calle’ hubiese rondado los 82.000 dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.