Prueba a fondo

CarLab: Volvo V90 Recharge T8 Ultimate

Más de 450 CV, más de 550 litros de maletero, un aspecto imponente y una lista de tecnología larguísima. ¿Ha creado Volvo el mejor familiar de la historia? ¿Qué puede hacer este modelo de casi 90.000 euros?

Imagen Volvo V90 Hackercar

Qué debes saber del Volvo de la prueba

Que es el V90 más caro, completo y sofisticado de la gama. De hecho, su precio de tarifa es de 89.673 euros al tratarse de la versión más completa, conocida como Ultimate. Si deseas un V90 con esta tecnología híbrida, pero un precio más ajustado, existe un V90 T6 menos potente -350 CV- y que se combina con dos acabados inferiores de precio más ajustado. El más ‘sencillo’ es el Core que sale desde los 76.900 euros.

Que este es un modelo híbrido enchufable. En concreto, es un vehículo con una potencia de 455 CV que los consigue de la siguiente manera; en primer lugar, con un motor 2.0 turbo gasolina de cuatro cilindros y capaz de ofrecer una potencia de 310 CV. Este motor se ve respaldado por otro motor eléctrico que ofrece 107 kW -145 CV-: toma su energía de una batería de iones de litio con una capacidad bruta de 18,8 kWh, aprovechable de 14,9 kWh.

Que es muy rápido y económico… al menos, según los datos oficiales. Como curiosidad, y al igual que sucede en todos los Volvo, la velocidad máxima está limitada a 180 km/h por un tema de seguridad para los pasajeros y otros usuarios de la vía. El coche acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, un valor muy bueno, lo mismo que el consumo declarado de entre 0,8 y 1,1 l/100 km. Esos valores los obtiene porque, en modo eléctrico y la batería plenamente cargada, este V90 puede recorrer entre 74 y 88 km de media, o bien entre 86 y 109 km en conducción urbana.

Que el V90 es la versión familiar del S90. Hablamos, por lo tanto, del modelo más grande de la marca -en longitud-, con sus 4,94 m de largo, casi 1,88 m de ancho y 1,45 m de alto, de tal manera que se equipara a las variantes de tipo ‘ranchera’ de modelos tan populares como los Audi A6, BMW Serie 5 o Mercedes Clase E. En esta versión, el peso del coche asciende a los 2.071 kg, cuenta con cinco plazas y un volumen de maletero de 551 litros.

Que es un coche con la etiqueta ‘cero’ de la DGT. Eso significa que en algunas ciudades -como Madrid- no tiene restricciones a la circulación o puede aparcar sin pagar en lugares de estacionamiento regulado. Su nivel de emisiones es de entre 18 y 25 gramos de CO2 por km y dispone de un depósito de combustible de 60 litros.

El equipamiento de serie del acabado Ultimate es muy completo. Viene de serie con elementos como asientos delanteros con regulaciones eléctricas, faros de led adaptativos e inteligentes, instrumentación digital con pantalla de 12″, control de presión de neumáticos, conjunto de cámaras 360º, control de aparcamiento automático, control de velocidad adaptativo y sistema de centrado de carril -que conforman el llamado ‘Pilot Assist’-, lector de señales de tráfico, control de ángulo muerto en los retrovisores, climatizador automático, calefacción estacional, techo panorámico eléctrico, arranque por botón, sistema multimedia, radio digital, equipo de sonido Harman Kardon con 600W, 14 altavoces y subwoofer…

Entre las opciones se encuentran: el Pack Protección -593 euros-, Pack Evasion -1.888 euros-, pack bicicleta -496 euros-, pack mascota -1.035 euros-, alarma -545 euros-, llave para actividades deportivas -260 euros-, suspensión regulable y con la trasera de altura variable -2.220 euros-, asientos delanteros con masaje -3.267 euros-, equipo Bowers & Wilkins -3.110 euros-…

Este V90 viene equipado con dos cosas que usas a menudo en tu vida normal fuera del coche… y que aquí son, incluso más necesarias: Google y Spotify

Aunque el término ‘personalidad’ suela ser más bien algo asociado al ser humano, lo cierto es que en el mundo del automóvil siempre ha habido marcas que han destacado por una serie de características, cualidades o valores. Y, sin lugar a dudas, Volvo era una de esas firmas que fácilmente se asociaban a términos como ‘seguridad’, ‘dureza’, ‘seriedad’…

Como casi todos los fabricantes, la marca de Gotemburgo ha ido evolucionando, siendo esa evolución más palpable y ya siempre constante desde mediados de los años 90. En la actualidad, Volvo sigue afrontando cambios y como ya te contábamos hace más de un año, de aquí a que termine la década se convertirá en un fabricante con una gama totalmente eléctrica, que venderá coches por Internet, que jamás hará ofertas y cuyos modelos nunca volverán a sobrepasar los 180 km/h -porque otro de sus objetivos es que nadie fallezca a bordo de un Volvo-.

Y aunque parece que ciertos pliegos de condiciones podrían hacer que sus modelos fuesen un tanto asépticos o aburridos, lo cierto es que en la actual gama puedes encontrar modelos apetecibles y deseables. Un buen ejemplo es el V90, su familiar más grande… siendo este otro de los puntos fuertes de la marca, que se ha caracterizado, durante ya muchos años, por sus modelos de tipo station wagon que acumulan legiones de seguidores por todo el mundo.

Es cierto que ya tienen poco que ver con los que vendían hace 30 años, pero es innegable que un Volvo que lleve la letra ‘V’ en su nombre sigue siendo algo diferente, incluso para ser un familiar.

También es cierto que en el modelo que nos ocupa, estamos hablando del V90 más caro y exclusivo, lo cual hace que su estética gane puntos en cuanto a exclusividad y capacidad de atraer la atención. El conocido como Ultimate es un acabado que incluye elementos como las grandes llantas de 19″, detalles en negro brillante para barras del techo, carcasas de los retrovisores, parrilla delantera o zona de las ventanillas, enormes neumáticos de 255 mm de ancho, un gran techo solar…

Lo curioso es que siendo un modelo que vio la luz a principios de 2016 y que, por lo tanto, en breve va a cumplir siete años en el mercado, su apariencia exterior se mantiene vigente. Tal vez no es de los familiares más llamativos del mercado, pero es un poco lo que te esperas de un Volvo con este tipo de carrocería: familiar y sin mayores estridencias -algo que viene siendo habitual en los cerca de 65 años que vienen ofreciendo este tipo de carrocerías-. En todo caso, parece claro que el coche ha envejecido muy bien y no aparenta su edad para nada.

Tecnológicamente hablando, dispone de los elementos conocidos: acceso y arranque manos libres, conjunto de cámaras 360º, faros led adaptativos y portón con apertura eléctrica.

Dos cosas que usarás casi siempre

Con todo, las mayores evoluciones de lo que ha sido el actual V90 se han producido en su interior; más que por diseño o lo que podríamos definir con la parte del hardware sería con la parte de software. Por ejemplo, el cuadro de mandos ha ido evolucionando hasta convertirse en una gran pantalla digital de 12,3″. Es una pantalla de excelente resolución, imágenes nítidas, buena respuesta y que, con el tiempo, ha ido añadiendo algo más de personalización, aunque no es algo por lo que destaque.

De hecho, en esta pantalla podría hablarse de dos modos: uno sería el modo tradicional o ‘Calm’, con los ‘clásicos’ relojes a ambos lados del cuadro y una zona central que normalmente está vacía, pero se puede emplear para mostrar todo tipo de información: por ejemplo, lo relacionado con el ordenador de a bordo -distancia recorrida, consumo medio en litros y kWh, velocidad media y tiempo discurrido-.

Y luego el siguiente modo sería el modo mapa o ‘Navigation’, porque muestra la cartografía del sistema de navegación que, en este caso, sería el proporcionado por Google Maps -algo que tampoco es habitual, aunque ya lo empezamos a ver en coches como el Polestar 2 o el nuevo Renault Megane Electric-. Estas funciones se ajustan desde los botones del lado derecho del volante.

A modo de curiosidad, para lanzar la campaña del V90, Volvo recurrió al jugador sueco de fútbol más conocido de la historia: Zlatan Ibrahimović

Otra forma en la que el cuadro varía levemente es cuando eliges entre algunos de los diferentes modos de conducción: básicamente, al seleccionar el modo sport, el reloj de la derecha mostrará información del cuentarrevoluciones, en vez de lo relacionado con eficiencia de la conducción, cuándo el coche recarga o cuándo utiliza potencia de los motores…

De todas formas, lo más interesante del salpicadero es todo lo que tiene que ver con la parte multimedia. El sistema que equipa el modelo y conocido durante años como ‘Sensus’ es la piedra angular en el diseño del propio tablero de mandos, no ya de este Volvo, sino en lo que han sido los modelos de la marca en los últimos ocho años. Ocupando una posición dominante en la consola central, apuesta por un formato vertical y un tamaño de 12,3″.

Prácticamente, no hay mandos físicos, salvo un botón en la parte inferior -al estilo de las tablets, para volver al menú principal- y algo más abajo el mando giratorio para controlar el volumen. El hecho de que no haya sido modificado en su ‘cara’ externa durante años demuestra que ha sido un diseño atemporal que resiste bien el paso del tiempo o que eso que llaman ‘interfaz hombre-máquina’ está bien resuelto y es mejor no tocarlo. Y en cuanto al manejo en sí, obtiene muy buena nota en cuanto a reactividad, rapidez de funcionamiento…

Pero lo que determina todo lo que es el modo de actuación del sistema es el hecho de que hablamos de un coche con los servicios integrados de Google. Lo que quiere decir es que muchas de las funciones del coche, su manejo… te recordarán mucho a la de la mayoría de teléfonos con sistema Android que hay en el mercado, de tal forma que si tienes uno, verás cómo la curva de aprendizaje que vas a experimentar será rápida.

Una de las primeras ventajas, de las que puedes utilizar a diario para cualquier desplazamiento -incluso los ‘habituales’ al trabajo o a casa- es Google Maps. No es solo un navegador muy eficaz: además, tiene la mejor función de estado del tráfico de todos los sistemas de este tipo, de manera que te dirá con una precisión casi absoluta, cuando introduzcas un destino, el tiempo que tardarás en llegar hasta él, te mostrará posibles alternativas en tiempo real…

Además, es fácil introducir un destino en el sentido de que no hace falta poner una dirección exacta con calle y número: le bastará que le indiques, por ejemplo, «Corte Inglés de Castellana» para que ya se las apañe y te lleve al destino.

Otra ventaja de contar con Google es, sin duda, el asistente virtual ‘Google Assistant’ que, mediante órdenes vocales, te permite obtener todo tipo de información o pedirle órdenes ‘físicas’ al vehículo. Por ejemplo, lo mismo puedes preguntarle la previsión del tiempo para el día de hoy, como le puedes pedir que ajuste la temperatura del climatizador.

No solo eso: en caso de que tu casa tenga algún sistema domótico, podrás vincularlo con el coche para que, de estas formas, puedas pedir a bordo del Volvo que se enciendan las luces de tu hogar o se conecte la calefacción.

Otros detalles interesantes que le puedes pedir es que te localice los puntos de carga o gasolinera más cercanos, que te ponga la música que te gusta o, si lo deseas, puedes probar a que te cuente un chiste, te cante una canción o haga beat-box.

Siguiente ventaja de disponer de Google integrado… que también cuentas con su tienda de aplicaciones y podrás descargarte unas cuantas para instalar en la parte multimedia del vehículo. Bien es cierto que, la mayoría, están centradas en la parte de audio, es decir, apps para escuchar emisoras en Internet, audiolibros, podcast… Hablando de apps musicales, otro aspecto muy interesante del coche es que puedas vincularlo con Spotify premium.

Es cierto que deberás disponer de una cuenta, pero a poco que te guste la música, pagarás a gusto los 9,99 euros que cuesta el servicio -además, ahora la plataforma ofrece tres meses gratis, de tal manera que podrás escuchar toda la música del mundo que desees por unos cien euros al año-.

También es verdad que para que sea funcional, necesitarás una conexión a Internet en el vehículo -puede ser mediante una tarifa de datos que contrates para el módem del vehículo o P-SIM, situado en el V90 en la zona del maletero bajo el piso y cerca de los respaldos de los asientos traseros, o bien proporcionárselo tú desde una red WiFi que crees desde tu móvil-.

Salpicadero del Volvo Sistema multimedia privacidad Volvo V90 Hackercar

Y siguiendo con el tema del sonido, otro de los puntos fuertes del coche tiene que ver con el equipo que lleva este modelo. O más bien equipos, pues hay dos alternativas a elegir. De serie, el vehículo viene equipado con un Harman Kardon, que ya podríamos considerar un equipo de altisima gama para casi cualquier fabricante y modelo premium.

De hecho, dispone de 14 altavoces, un subwoofer con un sistema de ventilación por aire -que, aseguran, mejora la calidad de los graves-, cuenta con una potencia de 650 vatios y algunos detalles como el software de procesamiento Dirac Unison Tuning para que la respuesta de cada altavoz sea individual y ajustada.

Pues bien, si no te parece suficiente, Volvo es de las pocas marcas que no solo confía en un especialista de sonido, sino en dos. Por un suplemento de unos 3.000 euros, este V90 puede llevar -como era el caso de nuestra unidad de pruebas- de un soberbio Bowers & Wilkins. Y ojo a sus números: aquí hablamos ya de 1.400W de potencia, un total de 19 altavoces o un amplificador de 12 canales.

De esos altavoces, destacan por su acabado los emplazados en las puertas o el que va encima del salpicadero. En ellos se aprecia que se emplea unas rejillas protectoras de acero inoxidable, que no solo quedan bien a la vista, sino que también mejora lo que denominan la ‘transparencia acústica’.

Hace un tiempo pudimos probar un equipo de sonido que proponían Bowers & Wilkins para el XC60 y aún teniendo unas cifras de prestaciones inferiores, ya nos pareció un impresionante equipo de sonido. Pues bien, con el V90 se repite la experiencia.

Por lo demás, gracias a un cuidado software, esta fuente de audio permite elegir entre tres escenarios preconfigurados en cuanto a acústica: uno llamado ‘Estudio’ -que hace protagonista al conductor… o el pasajero-, el modo ‘Escenario’ con sonido más envolvente o el modo ‘Sala de Conciertos’ que le da un cierto eco al sonido, imitando que te encuentras en un auditorio real.

Para concluir con la parte multimedia, cabe destacar que el hecho de que tengamos un sistema impulsado por Android 10, hace que muchas de las funciones relacionadas con la privacidad, textos legales… sean similares a las de muchos teléfonos.

Y es que este Volvo seguramente sea uno de los vehículos en cuyo sistema de info-entretenimiento puedes encontrar más ‘letra pequeña’ -en algunos casos, literalmente- con todos los permisos, información, datos… que recopila el coche.

Por un lado, está muy bien, porque puedes enterarte de prácticamente todo sobre tu privacidad -por ejemplo, te explica lo que es el sistema EDR, que es una especie de caja negra que recopila datos mientras utilizas el vehículo: lo que aceleras, lo que frenas… incluso si los pasajeros llevan los cinturones de seguridad puestos y cómo toda esa información, en un momento dado, podría ser entregada a la policía en caso de que sea necesaria para el esclarecimiento de algún caso-.

ni el más complejo de los contratos incluye tanta letra pequeña como la parte multimedia del volvo v90

Por otro, te exigirá tiempo -y bastante- leértela toda; lo cual no está mal, porque descubrirás, por ejemplo, que la suite de ayudas a la conducción conocida como ProPilot, en un momento dado si lo activas le darás «permiso y consentimiento para que Volvo recopile datos de la cámara en el sentido de la marcha, el radar o de tu geolocalización».

Por otra parte, al igual que en un teléfono, puedes ver los permisos que concedes a las distintas apps que se instalan en el vehículo. También sabrás lo que ‘pesan’ y ocupan esas aplicaciones en la memoria… y, cómo no, tendrás acceso a actualizaciones de software del dispositivo, algo que siempre es necesario instalar porque suelen incluir parches de ciberseguridad. Durante los días que tuvimos el vehículo para probar nos apareció una actualización que tardaba en instalarse… cerca de hora y media.

Para concluir con la parte multimedia, no nos convence que los mandos de la climatización hayan pasado a estar integrados dentro de la propia pantalla, en vez de dejar una hilera de mandos físicos -los únicos que permanecen son los de la luneta trasera y parabrisas térmicos-. Tampoco que haya que bucear un poco por los menús para dar con el selector de modos de conducción del coche -un botón externo habría resultado mejor-.

Sí que nos gusta la calidad del sistema de cámaras 360º, que permite ver una imagen del vehículo a vista de pájaro, así como seleccionar para que pase a primer plano alguna de las imágenes captadas de manera individual por las cuatro cámaras. También es interesante que dentro del dispositivo esté incluido… el manual de instrucciones del vehículo.

Por cierto que, a modo de curiosidad, y pensando que el coche pueda ser utilizado por diferentes personas, la parte multimedia permite crear diferentes perfiles de usuario. El administrador principal puede establecer un bloqueo de acceso a la pantalla al estilo del que llevan los teléfonos móviles o tablets: bien mediante un código PIN de cuatro cifras o bien mediante un patrón gestual. Ah, y borrar los perfiles secundarios también resulta muy sencillo… y visual, ya que en la pantalla aparece representado por una gran barra roja en horizontal.

La potencia de un… ¡Ferrari!

A finales de los años 80, modelos como el Ferrari F40 o el Porsche 959 fueron los híper-deportivos más deseados por toda una generación. Eran vehículos ultra-rápidos con una potencia igual o superior a los 450 CV y capaces de superar los 300 km/h.

Los tiempos han cambiado tanto que, a día de hoy, hay un familiar como este Volvo que anuncia 455 CV -conseguidos tras la actualización que tuvo el modelo hace algo más de un año, cuando incrementó su potencia de 408 CV a los actuales 455 CV, además de incrementar el tamaño de la batería-. Eso sí, con una configuración mecánica bien distinta a la de los modelos comentados.

Y es que este Volvo consigue una cifra de potencia magnífica gracias a la tecnología híbrida enchufable. Un motor de gasolina delante y otro eléctrico detrás trabajan en conjunto para conseguir mucha potencia, tracción a las cuatro ruedas y unos consumos/emisiones de lo más reducidos. ¿Impresiona? Pues sí… y no.

Tal vez sea por el hecho de que el motor principal es un 2.0 turbo de 310 CV, porque el coche pesa más de dos toneladas o porque el motor eléctrico lo dará todo cuando haya un buen nivel de carga en la batería, lo cierto es que el coche corre -claro que sí; la cifra oficial habla de un 0 a 100 en menos de cinco segundos-. Pero, como decimos, todo llega muy amortiguado, quizá también porque no dejamos de estar a bordo de un vehículo de carácter familiar.

¿Cumple todo lo que declara la marca? Si analizamos el consumo, lo primero que habría que tener en cuenta es la autonomía que permite alcanzar la parte eléctrica del modelo. Según la marca, su batería de 18,8 kWh brutos -algo menos de 15 netos- tendría que ser suficiente para cubrir en torno a los 80 km si sales con la batería al completo. La realidad es que se quede en torno a los 60-65 km.

imagen tres cuartos trasero volvo v90 t8 hackercar

Y por lo que tiene que ver con los consumos, la cifra oficial habla de cifras en torno a un litro, si bien durante la prueba hemos comprobado que con la batería llena, es factible cubrir los primeros cien kilómetros gastando en torno a los 2,5 litros… y cuando concluye el apoyo de la electricidad, las cifras según el tipo de conducción subirán hasta los 6,8 o bien 8,8 litros.

En todo caso, valores muy buenos para las características del vehículo, que además cuenta con un buen depósito de combustible de 60 litros para conseguir cifras de autonomía respetables y que se esperan de un modelo tan familiar.

Para concluir, no vamos a decir nada malo de los asistentes a la conducción. La razón es que hacen su trabajo como esperas de ellos: con eficacia, sin ponerte en compromisos, ayudándote y quitándote carga al volante. Todos funcionan bien, incluso aunque sea por detalles bien pensados, como la pequeña franja de luz en los retrovisores que te advierten de la presencia de otro vehículo si vas a cambiar de carril y no te has percatado de tu presencia: es perfecta, bien integrada y llama la atención del conductor.

En conjunto, como es lógico, hablamos de un vehículo con nivel 2 de conducción autónoma; y no nos caben duda, pues ya lo adelantamos hace un par de años, que la próxima generación de modelos como el Volvo V90 serán capaces de mucho más, ya que la marca sueca lleva tiempo haciendo los deberes, como demuestra que vayan a poder contar, entre otras, con la tecnología de Luminar.

Para la conclusión, irremediablemente, hay que introducir en la ecuación el tema del precio… y compararlo con sus rivales. Como decíamos, rivales hay varios, todos premium, todos alemanes y todos de concepto similar. Incluso en todos puedes elegir una variante híbrida enchufable… incluso varias. Nos referimos, cómo no, a las carrocerías familiares de Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes Clase E.

Con un precio en la versión analizada de prácticamente 90.000 euros, la primera conclusión sería que el coche sueco es más caro que sus selectos rivales. Por ejemplo, un Audi A6 Avant 55TFSi Quattro Competition es el que más se le acerca con sus 84.560 CV; después, le seguiría el BMW 530e Touring, por el que piden 74.184 euros; finalmente -y es curioso- el más barato sería el Mercedes E300 e Estate que se queda en 70.668 euros.

Lo que sucede es que el Volvo es, con diferencia, el más potente con sus 455 CV -de nuevo, el Audi es el que más se le acerca con sus 367 CV- y también está mucho más equipado de serie, hasta el punto de que igualando opciones, el margen de precio ya no sería tan amplio.

DISPOSITIVOCUÁNTO CUESTA QUÉ TAL FUNCIONA¿DEBES PAGAR POR ÉL?
detalles interiores VW T-ROCCEquipo Beats Audio490€Bien
Navegador590€Muy bienNO
detalles sistema multimedia vw t-roc 2022Multimedia 9,2″1.470€BienTÚ DECIDES
detalles interiores VW T-ROCCCargador inducción450€BienNO
Imágenes del sistema multimedia del VW T-ROCPack ayudas conducción965€Bien
diseño exterior VW T-ROC 2022Susp. regulable630€Muy bien

VALORACIONES
Conectividad
9.5
Asistentes a la conducción
8.5
Tecnologías de confort
8.5
Tecnologías de entretenimiento
9
App
7.5
Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.