Prueba a fondo

CarLab: Skoda Karoq 1.5 TSI, el discreto SUV que aspira a ser el mejor de todos

Uno de los temores de muchos compradores es no acertar con la compra de un modelo. Algo todavía más palpable cuando hay muchas opciones distintas para elegir; pues bien, entre los SUV compactos, el renovado Skoda Karoq '23 es lo que se denomina 'un valor seguro'.

Imagen Skoda Karoq tres cuartos delantero

Qué debes saber del Skoda de la prueba

Que su precio actual es de 39.005 euros, sin incluir posibles promociones; unas rebajas que suelen ser bastante generosas dentro de la marca, hasta el punto de llegar a suponer unos 6.000 euros de descuento, incluyendo la financiación parcial del precio del vehículo. Si lo deseas, este mismo modelo se puede adquirir con un acabado más básico, el Selection, que cuesta 1.700 euros. Pero lo que quieres es el Karoq de acceso a la gama, esta debe ser tu combinación: Motor de gasolina 1.0 -turbo- de 115 CV, cambio manual de seis marchas, tracción delantera, el mencionado acabado Selection… por un coste final de 32.600 euros o 26.900 euros financiando con la marca.

Que es la versión Style (ahora conocida como Design), que ya incluye un completo equipamiento de serie: faros delanteros de led, sistema de frenada automática con detección de peatones, espejos eléctricos y abatibles, control de velocidad adaptativo, sensores de aparcamiento delante y detrás, cámara de marcha atrás, climatizador bizona, equipo de sonido con ocho altavoces, sistema de mantenimiento de carril, selector de modos de conducción, acceso y arranque manos libres, cuadro de mandos digital, volante multifuncion, cargador inalámbrico para teléfono, portón trasero con apertura manos libres, freno de mano eléctrico, llamada de emergencia, control de presión de neumáticos, asistente de arranque en pendientes, radio digital, sistema multimedia con pantalla de 8″, detector de fatiga… entre otros.

Como opciones quedan el pack con los faros de led más completos -con cambio automático entre corta y larga-, junto con la cámara multifunción -1.780 euros-, el pack invierno -405 euros-, el navegador -410 euros-, el pack de ayudas a la conducción mejorado -con lector de señales de tráfico, avisador de obstáculos en el ángulo muerto…. desde 695 euros-, el pack Performance -915 euros-, el pack Simply Clever Family -145 euros-, el pack parking -920 euros-, el pack asientos eléctricos -1.150 euros-, el pack Seguridad M -500 euros-, la alarma -250 euros-, la calefacción estacionaria -1.295 euros-, el climatizador de tres zonas -285 euros-…

Que tiene unas dimensiones compactas, con una longitud total de 4,39 m, una anchura de 1,84 m -o 2,02 m si tienes en cuenta los espejos retrovisores- y un altura de 1,60 metros. Cuenta con cinco puertas, cinco plazas y un maletero de 521 litros, o bien 588 si llevas hacia delante la banqueta trasera deslizante.

Que la versión analizada es la 1.5 TSI DSG, lo cual quiere decir que cuenta con un propulsor 1.5 turbo de gasolina con una potencia de 150 CV, además de un cambio automático de siete velocidades -también lo puedes elegir con caja manual, que sale 2.005 euros más barata. En esta mecánica sólo está disponible la tracción delantera; si quieres un 4×4 debes fijarte en el motor diésel 2.0 TDI de 150 CV.

Con el motor de gasolina -el segundo más potente de la gama, solo por detrás del 2.0 TSI de 190 CV-, el Karoq, que tiene un peso de partida de 1.407 kg, con una capacidad de depósito de combustible de 50 litros. Por lo que se refiere a las prestaciones, el coche tiene una velocidad máxima de 210 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos, siendo el consumo medio de entre 6,1 y 6,6 litros cada 100 km.

Como sucede con otras marcas, en apenas cinco años, Skoda se ha hecho con una gama de SUV’S envidiable, siendo este Karoq el punto de equilibrio

Si le echas un rápido vistazo a algunas de las últimas notas de prensa subidas por la marca Skoda a su web de prensa, encontrarás que hay una -fechada hace un par de años- en relación con el Karoq, su SUV de tamaño medio, que se titulaba ‘Uno de los pilares de la gama de modelos’.

Y si posteriormente te vas a la web de Anfac para comprobar los acumulados de ventas en nuestro país para lo que va de 2023, comprobarás que dicho modelo es el más vendido de la marca, con 4.795 unidades de enero a junio del presente ejercicio, es decir, casi dos veces y media más que un vehículo más asequible o con mucha más trayectoria comercial como es el urbano Fabia.

No solo para Skoda los vehículos SUV de tamaño compacto se han convertido en algo fundamental; hablamos de una categoría del mercado que, el año pasado y en nuestro país, supuso unas ventas de más de 240.000 unidades; es decir, que de cada cuatro unidades que se venden en España, una de ellas pertenece a esta categoría, algo que no solo es aplicable en el mercado nacional, sino a otras muchas regiones.

Centrándonos en nuestro protagonista, el Skoda Karoq ’23 no es sino el primer lavado de cara importante del modelo que hizo su debut en 2017. Un vehículo que, a su vez, vino a ocupar el sitio que antes tenía dentro de la gama del fabricante checo el modelo Yeti -y que era el único modelo ‘todo camino’ que, por aquel entonces, ofrecía la marca-.

Como en el resto de marcas del mercado, resulta curioso ver cómo el fabricante ha ido generando una amplísima gama de modelos de tipo SUV en muy poco tiempo y este Karoq supone el punto intermedio perfecto entre todos ellos, pues se sitúa a medio camino entre el modelo Kodiaq -que llegó antes y se situó por encima- y el Kamiq -más urbano y situado por debajo-.

Otra de las cosas que hay que decir es que el renovado Karoq ya sabe ‘lo que le espera’ porque se engloba en una de las categorías más competidas del mercado y en la cual hay infinidad de rivales -más de 15- a los que tendrá que hacer frente. Al final de esta prueba, citaremos a los más importantes y veremos en qué situación queda respecto a ellos en cuanto a relación precio producto.

La nueva evolución de este Skoda ha recibido un restyling al estilo de la marca; es decir, no se han producido modificaciones sustanciales o drásticas, pero si ha habido progresos en distintas materias, aquí y allá, para seguir ofreciendo un producto que es, ante todo, muy equilibrado. Uno de esos coches que no comprarías ‘por impulso’, sino como una meditada decisión.

Si nos enfocamos, para empezar, en lo que es el exterior y aunque a simple vista el coche mantiene básicamente una apariencia similar, en realidad resulta que la aerodinámica ha mejorado nada menos que un 9%. Lo cual es un dato considerable si tenemos en cuenta, como decimos, que el coche no varía en lo básico.

De esta forma, el vehículo ofrece un coeficiente CX de 0,30, y eso es algo que consigue por el empleo de diferentes medidas como pueden ser los nuevos paragolpes, las rediseñadas llantas de aleación -con tamaños de 17 a 19″ y entre las que se encuentran unas conocidas como ‘de tipo Aero’, que lucía la unidad de pruebas-, un alerón en la parte final del techo algo más grande, unos deflectores situados estratégicamente en la carrocería y unos bajos del coche totalmente carenados.

Por lo que se refiere a las tecnologías empleadas en el exterior, destacaríamos principalmente los nuevos faros delanteros de LED -de aspecto más estilizado- y con la posibilidad de incluir tecnología matricial. Sobre estos faros -que son opcionales en el llamado ‘Pack Light’ por 1.240 euros- hay que decir que, durante la prueba del vehículo, nos han llamado la atención por lo bien que funcionan y porque ese funcionamiento resulta muy evidente.

De hecho, puedes ver cómo están haciendo en todo momento su trabajo mediante el apagado y encendido de distintos módulos de LED con el objetivo de que de noche tú puedas circular con las luces largas sin deslumbrar al resto de usuarios.

Otra tecnología que ofrece el modelo son el conocido sistema de acceso y arranque manos libres, que también se aplica al portón trasero ya que se puede abrir sin utilizar las manos y con pasar el pie por debajo del paragolpes trasero.

Por otra parte si pagas 920€ tienes derecho a un pack en el que se incluyen cuatro cámaras en el exterior para tener una imagen de 360 grados de perímetro del vehículo -el llamado ‘área view’-, pero sobre todo dispondrás del aparcamiento asistido.

Es un dispositivo que te ayuda a aparcar de forma automática, tanto en plazas en línea como en batería. Puede que no sea el más sofisticado pues ya hemos visto que hay modelos como el Kia Niro, que también permiten realizar el aparcamiento automático de forma remota, es decir, desde el exterior del vehículo y con la ayuda del mando a distancia del cierre centralizado.

El del Skoda es más sencillo, pero resulta igualmente eficaz y te quita mucho trabajo pues se hace cargo de tomar el control de la dirección para aparcar el vehículo a la perfección.

Finalmente, del exterior diríamos que resulta curioso que teniendo un tamaño tan ajustado -es un modelo que mide menos de 4,4 m de largo y queda lejos de los más grandes de la categoría, que superan con claridad los cuatro metros y medio- pues, aún así, está muy aprovechado por dentro ya que siendo un coche bastante compacto es capaz de ofrecer cinco plazas y un maletero con más de 500 litros.

Y ya que hablamos del interior, vamos a comentar los aspectos tecnológicos que más nos han gustado. Para empezar, este modelo podríamos calificarlo como uno de los mejores del segmento para no pasar frío, debido a que implementa una serie de medidas para que los frioleros se encuentren muy a gusto dentro de él.

Por poner unos ejemplos puede incluir un volante con calefacción pero también asientos delanteros y traseros calefactables por un precio de 780 euros. Además, por otros 285 euros, es posible incluir un climatizador de tres zonas para regular de manera independiente la temperatura que llevan los pasajeros que viajan detrás.

Aunque sin duda lo más interesante es la calefacción estacionaria o independiente; una opción bastante cara, ya que cuesta 1.295€, pero que supone contar como con una calefacción adicional a la que ya incluye el vehículo con la diferencia de que esta se puede activar desde un mando a distancia y cuando no estás a bordo del vehículo con el fin de que el coche tenga una temperatura en el habitáculo agradable antes de subirte a bordo.

El habitáculo del Skoda, por lo demás, llama la atención por tener una calidad excelente, una magnífica ergonomía -te sientes a gusto desde el primer minuto- y un estilo en general bastante clásico -dicho desde un punto de vista totalmente positivo-, que contrasta con lo que proponen muchos de sus rivales.

Y eso lo decimos porque en el caso del Karoq tenemos un vehículo que todavía no es completamente digital, sino que mantiene bastantes mandos físicos y un diseño no muy complejo aunque eso no quita que estemos hablando de un modelo plenamente moderno y actual.

Como decimos, no faltan un cuadro de mandos digital que, en este caso, tiene un tamaño de 10,25 pulgadas y es de serie en la versión analizada con el acabado Style -o Design, con la reciente reestructuración de la gama-.

Y, por supuesto, hay un sistema multimedia en la consola central… pero no se prescinde de mandos y ruedas físicas para lo que es la climatización y lo mismo sucede con el volante, aunque respecto a este último podríamos decir que resulta tan completo como complejo, pues quizá tiene demasiados mandos y algunos de ellos, como el del control de velocidad, necesitan de una segunda palanca.

Lo que sí tiene este Skoda, como la práctica totalidad de modelos de la marca, es un conjunto de soluciones inteligentes y prácticas además de aportar un muy buen nivel de practicidad, pues dispone de muchos lugares para depositar objetos y no falta la posibilidad -por 705 euros- de incluir una banqueta trasera corrediza que ayuda a jugar con el espacio disponible o bien para los pasajeros traseros o bien para el maletero -es lo que llaman ‘asientos Varioflex’-.

Un detalle curioso, sin lugar a dudas, es que por 835 euros existe una opción para que puedas equipar unos tapizados que imitan el cuero pero que, en realidad, están hechos a base de materiales sostenibles como plásticos procedentes de botellas recicladas.

Y vamos a hablar ahora de lo que es el cuadro de mandos virtual que, como suele suceder en la mayoría de modelos del grupo Volkswagen, ofrece un resultado muy bueno por varios motivos. El primero que tiene un tamaño de pantalla que ya es aceptable, con algo más de 10 pulgadas y también porque resulta muy fácil de consultar, dispone de suficiente información y es bastante configurable siendo en todos los casos un dispositivo que se maneja desde unos botones ubicados en el volante.

En total se puede elegir entre cinco modos de visualización entre los que se encuentra uno muy útil que permite ver el mapa de la navegación en caso de que el vehículo incluya esa opción.

Otro aspecto que ha mejorado en esta nueva gama del Skoda Karoq tiene que ver con la parte multimedia, ya que el modelo cuenta con la última evolución de este dispositivo conocido como MEB-3 y, en el caso de la unidad que hemos probado, es la versión intermedia con una pantalla de ocho pulgadas.

Respecto a sistemas más modernos, es cierto que esa pantalla no es especialmente grande y de hecho aunque existe una variante superior que llega a 9,2 pulgadas tampoco se encuentra entre los mejores, aunque esto se debe a que Skoda ha preferido no variar mucho el diseño del salpicadero, ya que esta pantalla no es flotante, sino que está integrada en el propio salpicadero y por eso no puede crecer mucho más.

Sencillo pero, al mismo tiempo, bastante completo

En cualquier caso, hablamos de un dispositivo muy interesante y que cumple muy bien por varios motivos. El primero de ellos es que la pantalla en sí tiene muy buena resolución, utiliza unos colores y unas grafías muy fáciles de visualizar, iconos de buen tamaño…

En general, su manejo es sencillo, entre otras cosas, porque puedes controlarla de forma táctil pero también realizando algunos gestos pasando la mano por delante de la pantalla y asímismo, con el asistente virtual que propone Skoda y que se conoce como Laura que es capaz de entender hasta 15 idiomas y que permite introducir órdenes utilizando frases naturales de voz.

Además, hablamos de un dispositivo que cuenta con algunos mandos físicos, lo cual puede hacer que su manejo sea más sencillo para un mayor número de usuarios y muchos de esos botones lo que permiten es acceder de manera directa a algunas de las funciones.

El dispositivo como tal está plenamente conectado e incluye una tarjeta eSIM integrada, algo que le permite -entre otras cosas- poder recibir actualizaciones inalámbricas para mejorar tanto el funcionamiento del propio dispositivo como para actualizar lo que es la cartografía de la navegación y hacerlo todo ello a distancia y sin tener que pasar por un concesionario.

Si quieres que el coche vaya un paso más en cuanto a conectividad también puedes descargarte la aplicación conocida como ‘my Skoda’ que te permite, desde la pantalla de tu teléfono móvil, tener acceso a información del vehículo a distancia como puede ser el estado de puertas y ventanas o el nivel de combustible.

También puedes conocer la ubicación del vehículo y llevar a cabo acciones remotas como encender las luces o activar el claxón. Es algo que puede ser útil si en un momento dado no consigues localizar tu coche en un aparcamiento que esté muy poblado.

Por lo demás, del interior de este Skoda destacaríamos que puede llevar novedades como un sistema de iluminación ambiental más completo o que el asiento del conductor puede disponer ahora de regulaciones eléctricas de memoria y de ventilación por un precio de 1.100€.

¿Es este gasolina… el nuevo TDI?

Y vamos ya con el apartado de en marcha. Decíamos al principio que la versión que estamos probando dispone del motor 1.5 turbo de gasolina con una potencia de 150 CV, combinado en este caso con la tracción delantera y con el cambio automático de siete velocidades.

Podríamos decir que esté motor, conocido por las siglas TSI, es algo así como lo que eran hace 20 años los motores TDI -de gasóleo-. Y es que esta mecánica 1.5 nos recuerda mucho a aquel mítico 1.9 TDI por varios motivos.

El primero de ellos es que hablamos de un propulsor pluriempleado, ya que está disponible para infinidad de modelos del grupo Volkswagen -desde urbanos a grandes SUV- y en todos ellos siempre consigue un resultado muy bueno.

Por poner un ejemplo, hace pocas semanas también probamos en la redacción un Volkswagen Taigo, que es más pequeño y ligero que este Skoda y aún así el rendimiento del propulsor en el Karoq resulta igual de bueno.

También nos recuerda este motor a los famosos turbodiesel de hace unos años en el sentido de que parece que su rendimiento siempre está por encima de lo que declara la marca, al tiempo que sus consumos son bastante ajustados.

Por poner un ejemplo, la marca anuncia una media que ronda los seis litros; durante nuestra prueba, esa cifra, en realidad, ha estado algo por encima de los siete litros -con una conducción que no tenía en cuenta el buscar consumos-, que sigue siendo un valor muy bueno. Pero es que si te empeñas y practicas una conducción muy cuidadosa, puedes ver en el ordenador de a bordo cifras que empiezan por el número 5.

imagen tres cuartos trasero Skoda Karoq

En este caso, este motor recurre a varios ‘trucos’ -aparte de su buen funcionamiento- para conseguir un nivel de eficiencia bastante destacable.

Por poner un ejemplo, cuenta con la tecnología de desactivación parcial de cilindros -ACT- es decir, que cuando el motor funciona en condiciones de baja carga -o, lo que es lo mismo, cuando el conductor no está apretando mucho el acelerador- esta mecánica es capaz de desconectar dos de sus cuatro cilindros de una forma bastante imperceptible.

Por supuesto, tampoco le falta el sistema stop start que detiene el motor en un semáforo o en un atasco para ayudar a ahorrar décimas de carburante -y que en este modelo tiene un funcionamiento particularmente suave-.

Y, por último, el coche dispone de un selector de modos de conducción que al elegir la posición ‘Eco’, permite circular en lo que se conoce como modo ‘a vela‘, es decir, que el coche pueda rodar como si fuese en punto muerto y de esta forma también contribuir a ese ahorro de combustible.

Así que, en resumen y visto lo mismo, mecánicamente tenemos muchas de las ventajas de los diésel, pero en este motor encontraremos mucho más refinamiento en cuanto a nivel sonoro y de vibraciones… y, por supuesto, mucha más ecología.

Todo ello con unas prestaciones que, como decíamos, son muy buenas y el mejor ejemplo son los 210 km/hora de velocidad máxima o la aceleración de 0 a 100 en apenas 9 segundos. ¿Qué tiene de negativo, sin lugar a dudas, esta versión?

Pues algo que empiezan a incorporar la mayoría de sus rivales y es disponer de algún tipo de electrificación que le permitiese gozar de la etiqueta ‘Eco‘ de la DGT, algo que no es posible en ninguna de las versiones de este Karoq, incluso después de la renovación que ha sufrido -y eso que este motor en otros modelos sí ofrece ya esa micro-hibridación-.

Otro aspecto del que no solemos hablar mucho en las pruebas, quizá porque nos hemos acostumbrado a que su rendimiento sea tan bueno que ya nos pasa desapercibido-, tiene que ver con el cambio automático que incluye esta unidad: la conocida caja DSG de doble embrague y siete velocidades.

Supone un incremento de 2.000 euros de precio respecto a la versión manual, pero lo cierto es que ofrece un rendimiento muy bueno e incrementa de manera notable el placer y la comodidad de conducción.

Skoda karoq 2023

Para concluir sobre el aspecto dinámico, diríamos que no interesa elegir la versión equivalente con motor diésel que ofrece este modelo en su gama, ya que si bien es cierto que también hay un propulsor TDI de 150 CV y cambio automático que es, incluso, mejor por prestaciones/consumo, lo malo es que solo está disponible con la tracción total y eso al final hace que el incremento de precio sea de unos 7.000 euros, que es una cifra que no compensa en absoluto.

Para finalizar, hablaremos de las ayudas a la conducción, que siguen siendo básicamente las mismas que ofrecía hasta ahora, pero que también han sido mejoradas para ofrecer funciones adicionales.

Por ejemplo ahora dispone del llamado Travel Assist, que es una combinación del control de velocidad adaptativo -que, por cierto, puede funcionar a cualquier velocidad de este coche ya que su límite son los 210 km/h- y actuar en combinación con el dispositivo de mantenimiento y centrado dentro del carril.

Además, ahora ambos pueden funcionar de forma combinada con el lector de señales de tráfico, para que el coche adapte su velocidad a lo que marca las señales de tráfico que se va encontrando en la carretera.

También se ha incluido otra mejora que es el denominado ‘Crew Protect’, que es un dispositivo que toma medidas en caso de que detecte algún peligro basándose en la información que recibe, por ejemplo, a través de los sensores que incluye el coche.

De esta forma, si el Skoda intuye que otro vehículo va a impactar por la parte trasera, lo que hará es tomar medidas preventivas como cerrar las ventanillas rápidamente, tensar los cinturones de seguridad, encender el warning… y de esta forma contribuir a que en caso de que finalmente se produzca un impacto, se minimicen en lo posible las consecuencias.

Por otro lado, aún no siendo una ayuda a la conducción, destacamos que este Skoda es de los pocos modelos de su categoría que por unos 915 euros puede incluir el denominado ‘pack performance’, que es capaz, por sí solo, de cambiar el carácter y la personalidad de este coche.

Y es que se trata de un conjunto de tecnologías entre las que se encuentran una suspensión regulable en firmeza, así como una dirección mucho más rápida que permite disponer casi de dos vehículos en uno.

Con todo lo anterior, cabe preguntarse si dentro de este pobladísimo segmento de los SUV compactos, el mejorado y renovado Skoda es una opción interesante. En este caso, establecer un veredicto es complicado por el hecho de que existen multitud de alternativas, pero las hemos centralizado en unas pocas para intentar llegar a la una conclusión.

En primer lugar, como punto de partida nos encontramos que su principal rival sería el Seat Ateca que, curiosamente, acaba de estrenar una versión de gasolina de 150 CV pero que el lugar de llevar el motor 1.5 que ofrecía hasta ahora, cuenta con un motor 2.0 TSI y que con el acabado denominado style XM sale por 33.850 euros.

de todas las alternativas posibles, el karoq sigue destacando por su equilibrio general. No es el más llamativo, pero posiblemente sea el más razonable

Como representante de los modelos coreanos tenemos el Kia Sportage 1.6, que viene muy bien equipado, y que también goza de interesantes promociones que dejan su precio como el más competitivo ya que cuesta 31.412 euros; además, tiene la ventaja de disponer de la etiqueta ‘Eco’.

Otro rival temible, en este caso porque es uno de los favoritos del público, es el Nissan Qashqai, que ofrece uno de los mejores motores de la categoría con 158 CV y que con el acabado N-Connecta sale por 34.2550€.

Por último, el Peugeot 3008 -que, en breve, va a recibir una ampliación de gama con versiones híbridas- dispone ahora mismo de unidades en stock muy bien equipadas con la motorización 1.2 de 130 CV, cuyo precio es algo superior a los 35.000 euros con las promociones incluidas.

Otro datos más y por poner en situación lo que es este Skoda Karoq y lo que supone ahora mismo para un cliente disponer de un modelo de tipo SUV, hay que decir que en la gama del fabricante checo también hay un modelo compacto convencional, el llamado Scala, que tiene una versión de potencia similar y equipamiento aparecido. pero con un precio mucho más ajustado que se queda en 31.995€: es decir, cerca de 7.000 euros menos.

¿Quieres ver la prueba del ‘hermano mayor’ del Karoq?

VALORACIONES
CONECTIVIDAD
8
ASISTENTES A LA CONDUCCIÓN
8.5
TECNOLOGÍAS DE CONFORT /ENTRETENIMIENTO
7.5
PARTE MULTIMEDIA
7.5
APP8
8
La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.