Prueba a fondo

VW Arteon R-Line

Sólo con analizar su diseño, este VW ya transmite sensación de ser avanzado y sofisticado. Pero, ¿es mucho más tecnológico que el modelo original, el Passat CC, que vio la luz hace algo más de diez años? ¿Cómo han cambiado las cosas?

Imagen estática de un Volkswagen Arteon de color rojo tres cuartos delantero

Qué debes saber de este Arteon

Que es una berlina coupe de cinco plazas, cinco puertas -tiene portón trasero- y con un generoso tamaño: 4,86 m de largo, 1,87 m de ancho y sólo 1,45 m de alto. Es un modelo bastante práctico, al menos por espacio de carga: su maletero cubica 563 litros.

Que el Arteon con motor 2.0 TSI de nuestra unidad desarrolla 190 CV y sólo se comercializa con cambio automático DSG de siete velocidades. Este coche alcanza una velocidad máxima de 239 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos; todo ello con un consumo medio de 6,0 l/100 km. Todas las cifras han sido homologadas por el fabricante.

Que la versión analizada cuenta con la terminación deportiva R-Line que, además, tamboén es la más completa. Su equipamiento tecnológico contempla desde cuadro de mandos Digital Cockpit hasta control de crucero inteligente, aviso de salida del carril, navegador con pantalla táctil de 8” y cámara trasera, sistema de frenado de emergencia, faros de led en todas las funciones, funcionalidad Car-Net ‘Security & Service Plus’ que engloba, durante tres años y de forma gratuita servicios remotos -con la ayuda de una app en el móvil se pueden abrir las puertas, encender las luces, conocer datos del vehiculo-, asistente de luz en carretera…

Que hay mucha tecnología… pero en opción. Destacan elementos como el sistema de acceso y arranque sin llaves -1.140 euros-, el dispositivo de aparcamiento automático -865 euros-, cámara de visión 360 -890 euros-, el asistente de salida del carril -560 euros-, el navegador con pantalla táctil de 9,2” y control gestual de funciones -2.035 euros-, el HUD -575 euros-, el sistema de sonido Dynaudio -1.750 euros-, el cargador inalámbrico para el móvil -535 euros-, la iluminación ambiental interior -405 euros-…

Volkswagen se permite el lujo de ser la única marca generalista que compite en el segmento con una berlina ‘clásica’ -el Passat- y otra deportiva -el Arteon-.

Desde la desaparición del VW Phaeton, el papel de berlina insignia de la marca alemana recae en esta berlina-coupé. Un modelo de presencia imponente, gran tamaño -casi 4,9 m- y que, en principio, como modelo ‘top’ de un gigante como Volkswagen debería ser capaz de asombrar por sus avances tecnológicos.

Imagen de un VW Areton rojo aparcado al lado de un VW CC.

Para averiguarlo, nos hemos basado en la historia del Arteon y de sus antecesores. En realidad, este coche es el sucesor lógico del Passat CC original, un modelo de 2008 -más tarde rebautizado como CC ‘a secas’- que estrenó entre las berlinas medias un concepto que funcionaba con éxito entre los modelos de lujo -donde el mejor exponente era y sigue siendo el Mercedes CLS-.

Al igual que sucede con el Arteon, aquel modelo de hace ya 11 años tomaba como punto de partida la base del Passat, pero iba mucho más allá en cuanto a diseño. Además, el Passat CC estrenaba numerosas tecnologías que también le hacían más sofisticado. Así que, llegados a este punto, ¿cómo de tecnológico es este Arteon? ¿Se nota que es 11 años más avanzado? ¿Merece la pena el esfuerzo económico -que ronda los 10.000 euros- respecto a un Passat en matería de gadgets, asistentes, equipamiento de última generación?

Ha cambiado la manera de relacionarse contigo

Sin duda, estas berlinas-coupé siempre han destacado por su gran impacto visual. Y en ese aspecto, queda claro que se nota muchísimo la década que ha pasado entre el primer CC y el actual Arteon. No sólo por ciertas soluciones empleadas en materia de diseño exterior, sino sobre todo por la forma en la que el coche se relaciona con el conductor.

Comenzando por el exterior, tanto en el CC como en el Arteon se puede acceder a bordo sin utilizar la llave, ya que el vehículo nos detecta con que llevemos encima el mando a distancia del coche y nos desbloquea las puertas en cuanto acariciamos alguna de las manecillas delanteras. Eso sí, en el Arteon ese sistema añade una nueva funcionalidad, mediante la cual el portón trasero dispone de apertura eléctrica además de un original sistema que permite accionarlo con pasar el pie bajo el paragolpes trasero.

Por supuesto, otro de los campos de gran evolución ha sido el de la iluminación; en estos diez años el mercado del automóvil ha progresado de los faros con gas xenón a los más eficientes, compactos y atractivos leds. Además, estos últimos resultan cada vez más ‘inteligentes’, de tal manera que se pueden agrupar un elevado número de leds en cada faro y conseguir que todos ellos se enciendan o apaguen de manera independiente.

Detalle ilustrativo del sistema de iluminación inteligente del VW Arteon visto desde el puesto de conducción

Eso es lo que ofrece, precisamente, el Arteon con sus faros matrix led… que, además, cuentan con lo que se conoce como “luz de curva dinámica proactiva”. Dicho en otras palabras, teniendo en cuenta el trazado de la ruta por la que circulamos y gracias a la información de la cartografía del sistema de navegación, los faros del coche saben hacia dónde es la siguiente curva y la iluminarán antes de que lleguemos a ella.

Por otro lado, pudimos comprobar el Dynamic Light Assist, que permite circular siempre con la luz larga encendida, ya que con dicho dispositivo se gestiona de manera inteligente el alumbrado de la carretera, al tiempo que no se deslumbra a los demás usuarios.

Aunque puede que, al principio, cueste un poco acostumbrarse a lo de no cambiar a ‘luz de cruce’ cuando vamos de noche y nos encontramos con otro vehículo, lo cierto es que estos faros son capaces de crear zonas de sombra sobre los demás vehículos. 

Para que sea capaz de hacer este trabajo se cuenta con la ayuda de una cámara ubicada junto a la zona del retrovisor interior, que es la que recoge información de los demás vehículos que circulan por la vía, de cómo de iluminado está el lugar por el que circulamos -por ejemplo, en zonas urbanas o en un cruce de carretera bien iluminado, reducirá la intensidad de los faros-… Con dicha información, los faros saben cómo y dónde deben iluminar, consiguiendo un muy buen resultado.

Por último, a modo de guinda, resaltar los intermitentes dinámicos: aquellos que gracias a una rita de led consiguen un llamativo efecto mediante el cual, esta luz parece encenderse de dentro hacia afuera.

Esto ya existía, pero ahora es más completo

Un detalle que ya llevaba el CC y que se reproduce en el Arteon tiene que ver con lo que sucede… cuando el conductor introduce la marcha atrás: en ese momento, el logo de ‘VW’ situado en el portón trasero bascula para que ‘asome’ una cámara que capta todo lo que sucede en la parte posterior del coche. Dicha imagen se le muestra al conductor en la pantalla de la consola central.

Detalle de la pantalla de 9,2" del sistema multimedia del VW Arteon

Esta sí que es una de las tecnologías que han evolucionado de manera notable en una década; ahora, el Arteon también puede equipar un dispositivo de visión 360. Y es que a la cámara trasera se le unen otra en la parte frontal y una más bajo cada retrovisor lateral. Estas cámaras -que cuentan con una razonable resolución- trabajan en conjunto junto con un procesador para elaborar una única imagen a vista de pájaro del vehículo y que permite situar el vehículo en relación con su entorno cuando se circula a baja velocidad, algo que permite maniobrar con total precisión.

Por cierto, que dicho sistema se combina con el ya tradicional Park Assist mediante el cual, el Arteon -cuando se desplaza despacio, es decir, a menos de 40 km/h- es capaz de medir posibles huecos de aparcamiento tanto en línea como en batería, alertar al conductor en caso de que en alguno de ellos… y, si así se desea, ordenarle al VW que se encargue de realizar la maniobra tomando el control de la dirección.

En realidad, el Arteon se encarga de tomar el control de la dirección, mientras que la persona al volante debe regular el acelerador y el freno, así como introducir marcha adelante o atrás, cuando le sea solicitado.

No hay nada que objetar en cuanto a su eficacia: siguiendo sus instrucciones, el coche aparca muy bien, prácticamente a la primera y sin problemas en espacios que, de largo, apenas sean 80 cm más largos que el coche -es decir, en huecos de unos 5,7 m de longitud cuando se aparca en línea-. No habría estado de más que se hubiese evolucionado este dispositivo en un coche tan espectacular como el Arteon para que ya hubiese sido capaz de realizar toda la maniobra por sí solo, incluso desde fuera del vehículo, aunque para eso también sería necesario que el cambio automático emplease un selector por impulsos, no una palanca que necesita un recorrido ‘manual’ a través de un pasillo.

Al igual que su antecesor, el CC, este Arteon sigue ofreciendo asistentes a la conducción que hacen un buen trabajo. En su sucesor, la conducción autónoma será un hecho.

En el interior: fuegos artificiales

Un simple vistazo al habitáculo revela dos cosas más que evidentes; la primera, que el diseño del salpicadero tiene una inspiración evidente en la del VW Passat. En segundo lugar, que el salto en apariencia tecnológica respecto al primer CC es enorme. Instrumentación, volante, pantalla central, consola… no parece un salto de 10 años, sino de 25.

Algo quizá más evidente, si cabe, en nuestra versión, dotada por ejemplo del gran centro multimedia y de infoentretenimiento con pantalla táctil -y gestual- del navegador Discover Pro -2.035 euros-, que lleva aparejado un generoso display de 9,2” -lo cual equivale a 23 cm entre esquina y esquina- enmarcado en vidrio y que carece de botones físicos, ya que su formato es más bien el de una de las tablets que tenemos en casa.

Salpicadero del vw arteon; a través de la luna delantera se aprecia la silueta del coche reflejada en un escaparate

Además de un sensor por aproximación, que despliega unos determinados menús cuando percibe que nuestra mano se acerca para introducir algún comando, también permite llevar a cabo ciertas acciones moviendo la mano por delante de ella, de lado a lado. Con esta acción, podemos pasar de una emisora a otra de radio, cambiar de pista, navegar por algún menú, buscar fotos… De momento, sus funcionalidades son limitadas, pero es un buen punto de partida y sitúa a VW como una de las pocas marcas generalistas que ofrecen esta prestación.

Lo que no son limitadas son las funciones de este sistema multimedia, emplazado a años luz del que ofrecía su antecesor. Por fluidez de manejo, calidad de resolución y gráficos, número de funciones disponibles, sencillez -a pesar de que ahora gobierne más cosas-… es mejor que los antiguos VW y también de los mejor resueltos del mercado.

Algunas de las cosas que puedes controlar desde este sistema son

MONITOR DE POTENCIA
Incluye información sobre la potencia que está desarrollando el motor, la presión del turbo o la temperatura del agua. También dispone de un completo cronómetro.

ACCESO A TODAS LAS FUENTES DE AUDIO DISPONIBLES
Además de radio convencional y digital, también a fuentes de audio auxiliares, memorias USB, tarjetas SD -hay para alojar dos en la guantera principal-, lector de DVD, música almacenada en el teléfono…

AJUSTES DE TODOS LOS ASISTENTES A LA CONDUCCIÓN
para que su funcionamiento sea más o menos permisivo, para desconectarlos por completo… -por ejemplo, el que detecta el cansancio de la persona que conduce, el del control de velocidad adaptativo, el sistema Front Assist que vigila lo que pasa en la parte delantera del vehículo, el de mantenimiento dentro del carril, el que detecta las señales de tráfico…-.

TELÉFONO
…vía bluetooth, con acceso a nuestra agenda, mensajes SMS…

CLIMATIZACIÓN
Desde la pantalla se puede controlar tanto la temperatura como la intensidad del navegador; es decir, estaríamos duplicando los mandos del climatizador ‘normal’ cuyos mandos van situados justo por debajo de la pantalla-.

VISUALIZAR IMÁGENES
En concreto, todas aquellas que tengamos almacenadas en algún USB, tarjeta SD…

SISTEMA DE NAVEGACIÓN
Con información del tráfico en tiempo real.

SERVICIOS CONECTADOS CAR-NET
Son funcionales si el coche tiene acceso a algún tipo de conexión inalámbrica de datos -a una WiFi, ya sea una que haya cercana o la propia red que creemos con nuestro móvil-.

Y, por supuesto, un smartphone con ruedas

Como es lógico, el sistema multimedia es compatible con los estándares Apple Car Play y Android Auto, de tal manera que muchas de las funcionalidades de nuestro teléfono están disponibles a bordo, durante la conducción.

Manejarlo es tan sencillo como conectar nuestro teléfono al coche mediante un cable y a través de la toma USB. Tendremos acceso a mensajes de texto para enviar y recibir mientras estamos al volante -que el coche ‘lee’ y que nosotros podemos responder con la voz-, a sistema de navegación con estado del tráfico en tiempo real -con la ayuda de Maps- y, cómo no, gestionar llamadas con la voz. Precisamente, la voz nos sirve para simplificar mucho el manejo, ya que o bien a través de Siri o de Google Assitant podremos interactuar con el coche al igual que haríamos con el teléfono en nuestra casa.

Aparte, tendremos acceso a apps de entretenimiento, como Spotify -para poder escuchar todo tipo de música en Internet- e, incluso -en el caso de Android Auto- poder conectar con alguien mediante Skype -aunque, en este caso y por razones de seguridad, con el vehículo parado-.

Además, los usuarios de teléfonos Android pueden utilizar Mirror Link, que reproduce el contenido de nuestro móvil en la pantalla del coche, incluyendo ciertas apps desarrolladas específicamente para utilizar en el VW, como MyGate, que recomienda destinos que tienes en las proximidades -por ejemplo, restaurantes-.

Otras aplicaciones muy interesantes made in VW son Think Blue Trainer, que te propone retos para que conduzcas de manera eficiente, te ofrece consejos… Es una especie de entrenador personal que evita que te pases de la raya y te ayuda a consumir menos. También cuenta con Sound Journey, que le pone banda sonora a tus desplazamientos, teniendo en cuenta tu estilo a la hora de conducir.

Incluso, hay una app denominada Cam-Connect, con la cual puedes vincular una cámara Go-Pro y orientarla hacia las plazas traseras: así verás en la pantalla, por ejemplo, lo que hace un niño pequeño o tu mascota.

Instrumentación digital: muy bonita, pero ya conocida

Este Arteon en su especificación R-Link lleva, de serie, el cuadro de mandos digital, denominado Digital Cockpit y que, poco a poco, se va extendiendo a todos los modelos del grupo VAG. Y cuando decimos todos… es todos: desde un VW Polo hasta un Lamborghini Urus -con pequeñas modificaciones en las grafías o información que muestran-. El del VW incluye, de la dos variantes que existen, la de mayor tamaño, es decir, 12,3”.  De esta manera, su apariencia es espectacular, tan buena como la que puedes encontrar en un Audi A8… pero también es verdad que muy similar a la de un Seat Ibiza.

Lo mejor es, sin duda, la vista que muestra a gran tamaño la imagen de los mapas del sistema de navegación, pero también se puede elegir un diseño ‘convencional’ con dos grandes relojes -cuentarrevoluciones a la izquierda y velocímetro que en su parte central pueden mostrar lo que la marca llama ‘vistas’, con información de los asistentes a la conducción, la eficiencia en marcha, el consumo y la autonomía, la marcha insertada y la velocidad en formato digital- dejando un espacio central para lo que sería el tradicional display.

En ese espacio se puede ver y controlar distintas funciones del equipo de audio, la telefonía, el estado del vehículo -por ejemplo, con la presión de los neumáticos-, los asistentes a la conducción -para activarlos o desactivarlos, sin necesidad de acceder a través de la pantalla central-.

Asistentes: conocidos, pero mejorados

Cuando hace cerca de diez años tuvimos la ocasión de probar, por vez primera, un CC nos sorprendió con lo que podía hacer, gracias a su asistente de mantenimiento en el carril y su control de velocidad ACC inteligente. Su funcionamiento, para una tecnología que por aquel entonces era muy avanzada dentro del segmento de las marcas generalistas, era realmente bueno, porque era posible durante muchos instantes de circulación por vías rápidas, tipo autopista y autovía con varios carriles en el mismo sentido de la circulación, el CC condujera prácticamente por si solo.

Quizá por todo eso, no nos ha sorprendido que el Arteon haya mantenido esas capacidades, si bien ha añadido algunas mejoras interesantes y curiosas. Por ejemplo, el mencionado ACC sigue siendo tal eficaz como siempre. Con la ayuda de un radar detecta la presencia de otros vehículos en la carretera y adapta la velocidad del coche, frenando o acelerando de forma automática. Incluso, es capaz de detenerse si se encuentra con un atasco para volver a reanudar la marcha si los coches que nos preceden en la retención vuelven a andar.

Detalle del manual de instrucciones del Volkswagen Arteon

Pues bien, ahora su información se combina con la que propociona la cámara que lee las señales de limitación de velocidad, con la intención de que el propio ACC vaya al ritmo de lo que marcan las señales verticales que va encontrando a su paso; lo llaman ‘control predictivo de la velocidad’.

¿El problema de esta funcionalidad? Que la cámara lee demasiado bien y demasiado ‘a lo ancho’ de tal manera que puede que vayas circulando por una autopista, que al lado discurra una vía de servicio con una limitación de velocidad muy inferior… y el Arteon se lo tome al pie de la letra, decelerando de manera súbita. Para que esto no suceda en tan sencillo como desconectar dicha función.

Por otra parte, cuando el asistente de mantenimiento dentro del carril como el control de crucero inteligente funcionan al unísono, ya sabemos que el coche es capaz de circular durante bastantes segundos casi en modo ‘piloto automático’, trazando curvas de amplio radio con suavidad por si solo y manteniendo las distancias con otros coches. Pues bien, estos dos dispositivos añaden una nueva funcionalidad, conocida como ‘asistente de emergencias médicas’, si bien su funcionamiento puede aplicarse en otras circunstancias.

Imagen de un Volkswagen Arteon de color rojo en un garaje con una pared roja de fondo

La idea es la siguiente: imagina que vas por la carretera con estos dos dispositivos conectados… y el Arteon te advierte que debes tomar el control de la dirección. Si tras un par de estas advertencias -mediante un leve pitido y un mensaje en la instrumentación- el VW ve que no reaccionas, que no frenas, no aceleras ni sujetas el volante, el coche detecta que algo te está pasando.

En esa situación, el VW primero te advierte dando pequeños toques al freno con el fin de advertirte -por si acaso fuera que, simplemente, te has despistado-, al tiempo que te da una sacudida tensando el cinturón de seguridad, al tiempo que toma la dirección para mantenerte dentro del carril.

Si, aún así, ve que no agarras el volante, comprobará que puedes estar sufriendo un problema físico -por ejemplo, un leve ataque al corazón-. Lo que hará entonces es utilizar sus sensores para ver que no viene un vehículo por ninguno de los dos lados, accionará el warning, si detecta un carril libre empezará a echarse a la derecha mientras frena y se apartará a un lado de la carretera hasta detenerse -dentro de los límites del sistema-.

Imagen tres cuartos trasera de un Volkswagen Arteon de color rojo.

El sistema funciona, si bien es cierto que si la prueba la realizas de forma consciente, la primera que vez que sientes el toque del freno y el cinturón de seguridad que se tensa para darte un aviso… te llevas un susto.

Otra novedad que aporta la tecnología al Arteon es la función Pre-Crash, mediante la cual el coche, en caso de prever que puede ocurrir un accidente -porque el coche comienza a derrapar en una curva o porque mientras está parado sus sensores perciben que otro vehículo se aproxima por detrás a gran velocidad- toma una serie de medidas preventivas. Por ejemplo, cierra las ventanillas y el techo, tensa los cinturones de seguridad e, incluso, enciende las luces de emergencia para avisar a otros conductores

VALORACIONES
Conectividad
7
Asistentes a la conducción
7,5
Tecnología de confort
7
Tecnología de entretenimiento
8,5
App
7
B. Rozas
Apasionada del movimiento, tenga la forma que tenga. Transportarme es un sueño. Los automóviles son los que mejor lo expresan. Periodista, conductora, correctora. Saber cada día un poco más y contarlo. HackerCar es el medio ideal para continuar creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.