Prueba a fondo

BYD Atto 3: Analizamos su sistema multimedia

La marca china BYD se ha convertido en la gran revelación del mercado europeo durante 2023 y lo que llevamos de 2024. Y eso que su ofensiva no ha hecho más que comenzar. Para demostrar de qué es capaz, basta con fijarse en el que, aparentemente, es uno de sus modelos más sencillos y asequibles.

Imagen del BYD Atto 3 tres cuartos delantero

Qué debes saber del Atto 3 Design de la prueba

Que es un SUV completamente eléctrico, con un tamaño a medio camino entre los modelos urbanos y compactos que hay en el mercado. Para hacerse una idea, este coche mide 4,45 m de largo, 1,87 m de ancho -o 2,05 m si se incluyen los espejos- y 1,61 m de alto. De esta forma, se encuentra por ejemplo entre las versiones eléctricas de un Peugeot 2008 y un 3008.

Que en nuestro país se vende con una única configuración mecánica, en concreto un motor síncrono de imanes permanentes que ofrece una potencia de 150 kW, es decir, 204 CV que está considerado un valor estándar entre los vehículos eléctricos del segmento pequeño y medio. Con ese motor -en posición delantera, al igual que el tipo de tracción- el Atto 3 consigue una velocidad máxima de 160 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos.

Por lo que se refiere a la batería, la del Atto 3 -desarrollada por la propia BYD- cuenta con una capacidad de 60,4 kWh, con una tensión nominal de 403,2V. La cifra de autonomía homologada alcanza los 420 km/h, mientras que en entornos urbanos, esa cantidad puede llegar a los 565 km. La marca anuncia que estos datos son posibles, porque el consumo de energía medio es de 16 kWh o de 12 kWh en zonas de ciudad.

Esta batería aguanta ciclos de carga de hasta 150 kW, que es una cifra más que correcta y con la que consigue pasar del 10 al 80% -en caso de tener un punto de recarga lo bastante potente- en unos 40%, aunque un tipo de carga más habitual, como la que consiste en pasar del 30 al 80% lo hace en unos 29 minutos. Si decides cargar el coche en tu casa en una toma de tipo wallbox empleará alrededor de 9 horas y 42 minutos.

El Atto 3 en un modelo de cinco puertas, cinco plazas y que anuncia un volumen de maletero de 440 litros, si bien con los asientos posteriores abatidos se puede alcanzar hasta los 1.338 litros. Por lo demás, este modelo tiene un peso de 1.750 kg en vacío, siendo la capacidad bruta de hasta 2.160 kg.

Por lo que se refiere al equipamiento, hemos probado la variante más completa del Atto 3, que recibe la denominación ‘Design’. Lógicamente, su dotación de serie es muy completa, destacando elementos como: Faros delanteros de led con cambio automático entre cortas y largas, techo panorámico, apertura del portón eléctrica, llantas de 18″, volante multifunción -forrado en cuero vegano-, asientos delanteros con regulación eléctrica, tapicería de cuero, iluminación ambiental, cuadro de mandos digital de 5″, pantalla táctil central de 15,6″, radio digital, sistema de navegación, asistente por voz natural, conectividad 4G, cargador inalámbrico para móviles, cuatro tomas USB…

En cuanto a ayudas a la conducción, dispone de cámara de visión 360º, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, asistente de mantenimiento de carril, control de velocidad adaptativo, detección de vehículo en el ángulo muerto de los retrovisores, lector de señales de tráfico o frenada automática de emergencia, entre otros.

La versión que probamos, como decíamos, lleva el acabado más completo -Design- y ofrece un precio de partida de 39.990 euros, si bien con las promociones de la marca y si te puedes acoger al Plan Moves III en su máxima cuantía -es decir, entregando un coche para achatarrar-, esa cantidad podría bajar hasta los 30.000 euros, que no está nada mal para ser un ‘tope de gama’. Pero no solo eso: Incluso la versión con el acabado Confort, puede llegar a salir en apenas 26.275 euros, que es una cantidad muy competitiva.


Durante la pandemia, en byd se pusieron a fabricar mascarillas… y se convirtieron en el mayor fabricante del mundo de ese utensilio tan valioso en plena crisis sanitaria

Y aunque en nuestro país hayamos empezado a oír hablar de la marca BYD, en realidad es todo un gigante automovilístico y también del sector tecnológico que demuestra lo que puede hacer una marca con muchos recursos en lo relacionado con la electrificación de sus modelos y todo lo que tiene que ver con la parte multimedia. Precisamente, en este último aspecto, hemos querido centrar nuestra prueba.


No hay dudas en que el sistema de info-entretenimiento es uno de los puntos más destacados de este SUV, no solo por lo que aparenta a simple vista -una enorme pantalla de tamaño similar al que se utiliza en los ordenadores portátiles o laptop-, sino por la cantidad y calidad de funciones que puede incluir. En cierta forma, se sigeun los pasos de Tesla en cuanto a lo que tiene que ver con esta sistema del coche. Es cierto en un Tesla Model 3 hay funciones sorprendentes -y que buena parte de prensa y público considerar al modelo de Elon Musk como el punto de referencia entre los eléctricos ‘razonables’-, pero también es verdad que el Atto 3 sale más barato con las promociones.

Dando por descontado que es un vehículo que cumple sobradamente en aspectos importantes pero ‘conocidos’, como su excelente calidad de rodadura, su confort de marcha, sus prestaciones mucho más que suficientes o su nivel de acabado sorprendente… vamos a contar lo que más nos ha llamado la atención del ‘pantallón’ de este BYD.

Ahora en vertical… ahora en horizontal

La marca china se ha convertido en tendencia por el hecho de ofrecer algo tan poco habitual en el mundo del motor -o, al menos, de los modelos ‘de serie’ como es el mecanismo que permite hacer girar la pantalla central del coche, algo que se puede hacer o bien desde un botón en el propio volante o pulsado en la parte inferior de la propia pantalla. Es un detalle original, aunque quizá más destacable es el hecho de que, a pesar de esa solución, la propia pantalla está perfectamente ajustada e integrada, no generando ningún tipo de ruido o crujidito que pudiera demostrar que el ajuste no es perfecto. En este caso, la palabra que mejor lo define es… ‘solidez’.


¿Con cuál de las posiciones de la pantalla nos quedamos? Particularmente, con el modo panorámico u horizontal, quizá porque estamos más acostumbrados a usar las tablets de casa en esta posición. La contrapartida es que tu mano derecha sobre el volante tapará la esquina inferior izquierda del dispositivo por el hecho que esa pantalla sea así de grande.

Otro pequeño detalle es que para que la pantalla la veas funcionar, necesitas que el coche esté ‘conectado’, en el sentido de que tiene que estar listo para circular; es decir, a diferencia de la mayoría de vehículos, no hay una posición que active los sistemas eléctricos del coche, sino que en este caso, el coche tiene que estar completamente ‘arrancado’ -por decirlo de alguna manera-.

Imagen del BYD Atto 3 sistema multimedia


En cuanto a lo que es la estructura de menús, destacaríamos que partiendo del hecho de que todo es muy configurable, hay como una pantalla principal en la que puedes situar, a gran tamaño, las funciones que más utilices: por ejemplo, la navegación, la telefonía, la radio… Como si de una tablet de tipo Android se tratara, puedes personalizarlas a tu gusto en pocos segundos y de manera muy sencilla. Y luego, realizando un movimiento de desplazamiento horizontal a la derecha, se accede al menú con todas las aplicaciones o widgets.

Imagen del BYD Atto 3 sistema multimedia


Aquí, de nuevo, puedes ir colocando los iconos en el orden que desees, repartirlos en varias pantallas -para, por ejemplo, tener juntas todas las que tienen que ver con fuentes de sonido: desde la radio digital a la que tengas en un USB o música en Internet-.

Lo que siempre vas a ver, estás en casi cualquier pantalla, son dos líneas de mandos virtuales en la parte inferior de la pantalla. Por un lado, los que permiten acceder a la climatización: Un simple toque y se desplegará un amplio menú, muy completo… y necesario, ya que el BYD no cuenta con mandos físicos.

Que no tenga mandos no significa que tenga pocas funciones

La información proporcionada es muy amplia e, incluso, añade cosas poco habituales como datos sobre la calidad del aire, tanto en el exterior como en el interior -este modelo cuenta con un sistema que purifica el que entra en el habitáculo-. Y más abajo de los botones de la climatización tenemos otra fila de mandos virtuales que permiten agilizar el manejo del dispositivo.

Se usan bien para retroceder de pantalla, bien para volver a la home de inicio, la ya mencionada posibilidad de girar la pantalla -que también se puede hacer desde un mando en el volante- o, en algunas de las funciones, también es posible dividir en dos la vista de la pantalla y así visualizar dos cosas al mismo tiempo. Finalmente, un último botón activa algo que se asemeja a la apariencia de un salvapantallas.

Imagen del BYD Atto 3 sistema multimedia


También es curioso que dispone de una función ‘muy de teléfono móvil’, y que es aquella que te permite ver las aplicaciones que tiene abiertas en un momento determinado y cerrarlas al estilo de un smartphones, haciendo el gesto con el dedo de arrastrarlas hacia arriba y fuera de la pantalla.

Hasta aquí, lo que podríamos considerar como las pantallas ‘de inicio’, pero ahora toca sumergirse ya en las diferentes funciones y submenús, para ver de todo lo que es capaz este dispositivo. En primer lugar, no falta -incluido de serie- un completo sistema de navegación. El hecho de contar con una gran pantalla de 15,6″ hace que esta función sea de las más espectaculares de ver; no es como ‘satélite’ de Google Maps, pero se ve todo muy bien… y no solo eso: se maneja con una rapidez y fluidez que son destacables, ya sea para hacer desplazamientos laterales como para el llevar a cabo el ‘pellizco’ que sirve para alejar o acercar algo que queramos ver. Todo lo hace de forma instantánea.

Un aspecto positivo de la navegación es el buscador de puntos de interés. Plantea multitud de opciones, siendo la más interesante la de localizar puntos de recarga próximos de vehículos eléctricos. Y es que, al estilo de una app como ‘Electromaps’, no solo te dirige al lugar, sino que te proporciona información práctica, como el número de puntos de carga existentes, su potencia… incluso si están disponibles.


Aparte de eso, en este buscador de POI -points of interest-también puedes hacer búsqueda de otro tipo de tipos de lugares, que van desde parkings, restaurantes, cafeterías, medio de transporte… hasta cajeros automáticos.

Cómo no, el Atto 3 cuenta con numerosos reproductores de fuentes de sonido: Más allá de la radio, cuenta con apps como Spotify, puedes escuchar música vía memoria USB -también puedes conectarla para ver fotos o vídeos almacenados en algún pen-drive- y te permite incluso ver fotografías y vídeos que tengas una memoria almacenados. En relación también con el sonido, dispone de amplias posibilidades de ecualización. En este sentido, pues hacer tú el ajuste manual o bien elegir entre una de las nada menos que diez pre-configuraciones que ofrece el dispositivo -jazz, clásico, rock, country, baile, retro, ópera…-.

Siguiendo con ese menú principal de aplicaciones, destacar que desde él también se llega a los protocolos Android Auto y Apple Car Play, así como a las imágenes que recoge el conjunto de cámaras 360º que lleva equipado el Atto 3 en cualquiera de sus variantes de acabado. Esa tecnología muestra una imagen virtual del coche y del entorno que le rodea; además, puedes cambiar la perspectiva con tal solo mover tu dedo por la pantalla. usando tu dedo y dar la vuelta virtual alrededor del vehículo.


Por otro lado, en el dispositivo multimedia no faltan herramientas útiles, como la que muestra disponibilidad de datos del coche. Este BYD, que está plenamente conectado, viene con ocho años de servicios en la nube -eso sirve, entre otras cosas, para conocer el estado del tráfico o para la ya comentada función de conocer dónde y en qué estado se encuentran los puntos de recarga- y además incluye 1,5 gigas de datos, de los cuales 500 megas -que es una cifra considerable- se reservan para las descargas OTA, es decir, actualizaciones remotas de software que el coche puede recibir. Esto último es gratuito durante los dos primeros años. Precisamente, relacionado con los datos, desde la pantalla puedes controlar todo el flujo de datos que estás consumiendo.

Imagen del BYD Atto 3 sistema multimedia

El dispositivo multimedia del coche -y algunos otros aspectos del vehículo- se pueden controlar mediante comandos de voz y, en concreto, con un asistente de voz natural que siempre está a la escucha a la espera de que digas ‘Hi BYD’ para que empiece a interactuar contigo. A partir de ahí, existen multitud de comandos que puedes transmitirle mediante la voz -lo que en la marca denominan ‘habilidades’-.

Así, tienes la posibilidad de ejecutar órdenes más clásicas, como que te guie a un destino o un punto de interés con la ayuda del navegador -incluso ya en ruta puedes preguntarle aquello tan común de ‘cuánto tiempo se va a tardar en llegar al destino’-; que elija una determinada fuente de sonido o una emisora de radio concreta, que efectúe una llamada de teléfono… También puede hacer cosas menos habituales. Acciones físicas como que te baje o suba alguna de las ventanillas, que repliegue la cortinilla del techo panorámico, que varíe el color de la iluminación ambiental…

Dar WiFi… recibir WiFi…

Otro aspecto fundamental al que puedes acceder desde esta gran pantalla es a todo lo relacionado con los ajustes, ya sean del propio dispositivo o del vehículo en general. En este apartado también nos encontraremos funciones que enlazan con los aspectos de la conectividad y la privacidad. Dentro de los ‘ajustes’, lo primero que te encuentras es el submenú llamado ‘Internet’.

Imagen del BYD Atto 3 sistema multimedia


Esto es así porque el Atto 3, por un lado, es capaz de captar redes Wi-Fi que haya en las cercanías y conectarse a ellas -normalmente, la que tú generes con tu móvil o un pincho USB-. Pero, por otro lado, también puede actuar como un hot-spot con el fin de que sea el BYD el que proporcione una red inalámbrica de acceso a Internet para que los pasajeros que viajan a bordo del vehículo conecten sus dispositivos. ¿Una cosa buena relacionada con la ciberseguridad?

Esa red WiFi dispone de una contraseña que se puede cambiar en todo momento; por otro lado, el sistema cuenta con un nivel superior de seguridad WPA2 que, incluso puede ser WPA. Asimismo, el sistema puede mostrar, en todo momento, cuantos dispositivos hay conectados a su red -una red a la que, por cierto, puedes cambiarle el nombre fácilmente, lo cual es otro detalle de ciberseguridad-. Otra conexión inalámbrica, en este caso la del Bluetooth, también tiene su propia pantalla desde la que es muy fácil ver los dispositivos que están conectados y, en un momento dado, borrar alguno que tengas vinculado.

Por lo demás, si tienes un Atto 3 entre manos durante un tiempo y después de un tiempo te toca devolverlo -porque es de alquiler o era una compra flexible-, recuerda como proceso normal hacer un borrado o restauración del sistema. En este Atto3, también dentro de los ajustes, puedes hacer un borrado por un lado de las preferencias y ajustes del sistema -los clásicos que escoge cada usuario: emisoras de radio memorizadas, ecualizaciones del sonido- o bien una restauración de todo el dispositivo, que se encarga de eliminar cualquier información del usuario -por ejemplo, móviles que hayas tenido vinculados, destinos en la navegación…-.

Una demostración de que este sistema multimedia ‘es muy Android’, radica en el hecho de que también desde los ajustes te permite controlar la gestión de las apps que hay disponibles, las que se están ejecutando e, incluso, detenerlas o ver los permisos que te ‘exige’ cada una de ellas. Otro elemento interesante es que en la última de las opciones dentro de los ajustes, puedes entrar en el apartado ‘políticas de privacidad’.

Está muy bien tenerlas aquí a la vista y no como en otros casos, que debes acceder a una web del fabricante: En el Atto 3 lo tienes todo aquí y aunque sea un ‘poco rollo’, siempre es bueno hacer una lectura sobre la información que el vehículo recopila y qué uso le va a dar.

Imagen del BYD Atto 3 tres cuartos trasero

Y para concluir, de nuevo desde la pantalla inicial, si pulsas en el icono con forma de coche, comprobarás que en lateral te permite realizar diferentes ajustes que tengan que ver con el vehículo. Por ejemplo, algunos relacionados con la dinámica del Atto 3, como puede ser el tacto de la dirección para que sea más suave o un poco más duro… o también elegir entre dos modos de asistencia de frenado.

También desde aquí se pueden controlar y ajustar lo que son las luces ambientales del interior con un menú que es sorprendentemente amplio y en el que resulta curioso que te puedas encontrar la opción de regular la altura de los faros delanteros del BYD, algo poco habitual cuando el modelo en cuestión lleva luces de leds -como es el caso- o de xenón, ya que se supone que lo hacen automáticamente.

Imagen del BYD Atto 3 sistema multimedia

¿Más ajustes y controles disponibles? Por ejemplo, los hay para que la climatización se active cuando tú lo desees -durante un margen de tiempo determinado- y así adecúe la temperatura en el habitáculo antes de que te subas. También por su condición de eléctrico, en la parte multimedia encontrarás datos e información sobre el nivel de carga restante de la batería, un gráfico donde ver la evolución de tu consumo energético en los últimos recorridos -con el consumo medio en los últimos 50 km o en el acumulado total-… e, incluso, puedes regular la intensidad de la frenada regenerativa.

¿Quieres ver la prueba completa del Atto 3… en vídeo?

VALORACIONES
Pantalla y apariencia
9.5
Funciones
9
Sencillez de manejo
7
Rapidez y fluidez
8.5
Privacidad y ciberseguridad
8
Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.