Novedades

BMW Serie 2 Active Tourer: ¿será capaz de salvar todo un segmento?

El segmento de los monovolúmenes ha perdido casi toda su fuerza en apenas una década; sin embargo, hay marcas que confían en él. Quizá porque donde otros ven una crisis, ellos atisban una oportunidad.

Imagen BMW Serie 2 Active Tourer 2022 tres cuartos delantero

Lo hemos dicho en numerosas ocasiones: es difícil explicar el fenómeno de los SUV desde un punto de vista racional. Modelos de tamaño superior a la media, con mayor peso y peor aerodinámica que los turismos clásicos, también más caros… y que prácticamente nunca se utilizarán para la idea original del concepto: realizar algunas escapacas fuera de carretera.

Luego, evidentemente, está el aspecto subjetivo: a mucha gente le encantan los coches altos, con aspecto poderoso, puesto de conducción elevado y buen espacio interior. Podrían ser buenos y razonables argumentos de compra, si no fuera porque ya los ofrecían desde hace más de 30 años los monovolúmenes.

Con todo, no hay que ver las listas de venta para darse cuenta de que en mercados como el español los SUV arrasan y los monovolúmenes ya apenas suponen una mínima parte de las ventas. Curiosamente, eso es algo que BMW ya sabe, y por eso su gama está ‘plagada’ de SUV de todo tipo, con hasta siete modelo -u ocho, si contamos con el reciente y novedoso eléctrico iX-. Decimos lo de ‘curioso’ porque, a pesar de ello, en la marca han decidido prolongar la vida de su monovolumen, el Serie 2 Active Tourer; o, al menos, su variante de carrocería corta que es la que la firma alemana ha presentado en su nueva variante 2022.

Viendo por dónde han ido los últimos cambios y novedades en BMW era fácil hacia dónde podrían ir las modificaciones; por ejemplo, era de esperar una estética basada en los Serie 1 -modelo con el comparte plataforma-, un interior con una tecnología al estilo de sus coches más revolucionarios -como son los i4 y el iX-, y una parte mecánica donde no falten versiones híbridas enchufables -algo que ya ofrece el modelo actual-.

Y todo eso se ha cumplido al pie de la letra; comenzando por la apariencia, el Serie 2 se vuelve mucho más atractivo. Su precedesor no estaba mal, pero era más ‘monovolumen’ que ‘BMW’ y en este pasa lo contrario. Con la renovación, el exterior recuerda claramente al del Serie 1 -no dejan de ser modelos que parten de una plataforma común-, en especial en el frontal que adopta una parrilla mucho más grande y unos faros más sofistcados, con tecnología led de serie pero que además pueden llevar tecnología matricial. También son más llamativos los faros traseros, de nuevo con tecnología led.

Imagen BMW Serie 2 Active Tourer 2022 por dentro

Pero, en realidad, el coche es más atractivo por una cuestión de formas y proprociones; curiosamente, es un par de centímetros más alto -llega a los 1,57 metros-, pero también es algo más largo -4,38 m-, con una mayor distancia entres ejes y dispone de un parabrisas más inclinado. Todo esto consiguen que también sea más aerodinámico, con un buen CX de sólo 0,26 -algo a lo que ayudan también medidas como que las manecillas de las puertas vayan ahora enrasadas con la carrocería; algo que recuerda a los Opel de finales de los años 80-.

Con una gama de once colores entre los que elegir, llantas que van desde las 16 a las 19″ y detalles interesantes como el portón trasero que siempre es de apertura eléctrica, el apartado exterior de este Serie 2 es ahora mucho más atractivo y se acerca mucho a ese estilo de compacto ‘sobreelevado’ que tiene el que, sin duda, es su principal rival: el Mercedes Clase B.

También como en su compatriota alemán, el aspecto exterior se puede personalizar con diferentes líneas, como la conocida como Luxury Line -que, como su nombre indica, le da un aspecto más exclusivo- o bien con el M Sport -de estilo más deportivo-.

Práctico… pero, sobre todo, de calidad

El interior también es mucho más avanzado y convincente; incluso supera al del Serie 1 del que deriva, por el hecho de que este Serie 2 hace suyo el concepto ‘Cuved Display’, es decir, una pantalla que unifica instrumentación y sistema multimedia, inspirada en la que ya luce el eléctrico iX. Lo cierto es que obsevando las imágenes, se puede apreciar que por la combinación de materiales, inserciones, colores, aspecto dle volante -también renovado frente al del Serie 1- le dan un magnífico aspecto al salpicadero, sobre todo en lo relacionado con la calidad.

Otra cosa que cambia sobre su hermano pequeño es la consola central que hay entre los asientos y por dos motivos; el primero, porque es una consola ‘flotante’ y muy llamativa. El segundo, porque el mando del cambio automático de doble embrague y siete velocidades -transmisión que es la única disponible en toda la gama y que es la que ha permitido esta liciencia de diseño- ha reducido su tamaño al máximo, frente a la habitual palanca selectora que siguen utilizando muchos otros BMW.

Como era de esperar, el equipamiento y la tecnología son otros aspectos que mejoran notablemente en esta generación. De serie, ahora todos los Serie 2 ya vienen con climatizador bizona, cuatro puertos USB-C, sistema de navegación, radio DAB, asistente de aparcamiento y cámara de marcha atrás, aviso por salida del carril, sistema de frenada de emergencia…

Pero, claro, es un BMW y hay muchos elementos que se dejan para el apartado de las opciones, algunas de las cuales vienen agrupadas en paquetes, como el Premium Package -2.250 euros-, el paquete Comfort Plus -2.600 euros-, la alarma -569 euros-… o el conocido como Innovation Package. Es de los más caros, pues cuesta 4.119 euros, pero es que viene con acceso y arranque manos libres, cuadro de mandos digital ampliado, faros adaptativos, cargador inalámbrico, más asistentes a la conducción -como el de guiado por dentro del carril, control de velocidad activo que llega a detener el vehículo y reanudarlo- o el dispositivo de proyección en el parabrisas.

Todo el chasis ha mejorado; desde los frenos hasta la dirección, pasando por la propia suspensión o la rigidez de todo el conjunto, que se combina con una reducción del peso. Se podrá optar, como siempre, por opciones como la suspensión rebajada en 15 mm, la dirección más deportiva, la suspensión regulable y también sistemas de deslizamiento limitado que ayuden a mejorar la eficacia en las curvas.

La gama de motores inicial contempla las mecánicas de acceso, aunque poco a poco se irá ampliando con variantes muy interesantes; por el momento, el punto de partida es para el 218i con su motor 1.5 turbo de tres cilindros y 136 CV, que tiene un precio que arranca en los 35.500 euros, sin incluir posibles promociones. A pesar de que la potencia es modesta, las prestaciones son muy razonables, con una velocidad máxima de 215 km/h y una aceleracion de 0 a 100 km/h en 9 segundos.

El siguiente escalón es para el 220i, que es muy novedoso y el resultado de combinar otro motor 1.5 turbo, pero con 156 CV y un sistema de hibridación ligera que le aporta otros 19 CV para rendir, en total, 170 CV, con una velocidad máxima de 221 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y un consumo medio que oscila entre 5,9 y 6,5 litros; esta versión tiene un precio de 38.500 euros.

Imagen BMW Serie 2 Active Tourer 2022 tres cuartos trasero

Los diésel están representados desde el inicio por el 218d, con su propulsor 2.0 de cuatro cilindros y con una potencia de 150 CV; teniendo en cuenta que su precio es de 36.200 euros, es decir, apenas 700 euros más que el gasolina básico, resulta muy recomendable porque también es un coche rápido -con sus 220 km/h y aceleración de 0 a 100 en 8,8 segundos- al tiempo que parco en consumo, con una media de entre 4,8 y 5,3 litros.

Aún no se ha anunciado precio, pero en la gama no va a faltar un 223i, con un motor cuatro cilindros gasolina que ofrece 204 CV y que también cuenta con un grupo eléctrico que le proporciona otros 14 CV extra, para ser el más rápido de la gama, con sus 241 km/h o aceleración de 0 a 100 km/h en siete segundos.

Todo esto ocurrirá en febrero, pero unos meses más tarde se sumarán las versiones híbridas enchufables, ya hubo una en el modelo actual, pero ahora se duplica la oferta; como nivel de acceso estará el 225e xDrive, con tracción total y una potencia de 245 CV. Pero donde dará el golpe a sus rivales -que, por ahora, no tienen algo parecido- será con el 230e XDrive, que se va hasta los 326 CV, gracias sobre todo al importante aporte de la electricidad. Se estima que con su batería de 16,3 kWh brutos, puedan alcanzar una autonomía de hasta 80 km -de sobra para conseguir la etiqueta cero- y que se puedan recargar en alrededor de dos horas y media.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.