Concepts y prototipos

BMW celebra que su primer eléctrico ya tiene… 50 años

Mucha gente puede pensar que el primer modelo 'cero emisiones' de BMW fue el -relativamente- reciente i3, con su avanzada carrocería en fibra de carbono y plástico. Pero ya hubo un antecesor muchos años antes. ¿De qué coche se trata?

Imagen de un BMW 1602

Nada mejor que un evento como unos Juegos Olímpicos, con una audiencia planetaria de varios cientos de millones de personas, para conseguir notoriedad. Bien lo saben las marcas más ‘poderosas’ del mundo, que pueden emplear este evento deportivo multidisciplinar para dar a conocer su producto de alguna forma.

Por ejemplo, una marca como BMW no dudó en utilizar uno de sus modelos para que todo el mundo hablase de él. Fue hace nada menos que 50 años, en las Olimpiadas de Munich, en Alemania, y el modelo… aparentemente un BMW 1602. Con su llamativa carrocería en color naranja, al coche se le llamaba ‘Elektro-antrieb’, que vendría a ser algo así como ‘accionamiento eléctrico’0’.

Imagen interior de un BMW 1602

No se trataba de un eléctrico ‘dedicado’, sino que tomaba la base del 1602, de tal forma que su apariencia general resultaba similar, salvo por detalles importantes, como la ausencia del tubo de escape.

Como era lógico, si se habría el capó delantero ya se apreciaban las modificaciones más relevantes, como la presencia de un propulsor eléctrico junto con un pack de 12 baterías de plomo-ácido que fueron desarrolladas por Valeo y aportaban un peso de 350 kilos para una capacidad de 12,6 kWh, lo cual servía para lograr una autonomía media de 30 km, aunque podía duplicarse si se mantenía un ritmo ‘tranquilo’.

Imagen trasera de un BMW 1602

Del motor, disponía de una potencia final de 43 CV… y, como en un modelo ‘convencional’, su fuerza accionaba al árbol de transmisión que, a su vez, hacía girar las ruedas traseras. En cuanto a las prestaciones, eran bastante correctas para la época… y la tecnología disponible. De hecho, alcanzaba una velocidad máxima de 100 km/h, siendo capaz de pasar de 0 a 48 km/h en unos ocho segundos.

A pesar de ser un modelo ya veterano, esta implantación técnica ya contaba con soluciones que aún se siguen empleando en los eléctricos modernos, como el sistema de frenada regenerativa… que servía para que el motor también puede actuar a modo de generador para devolver energía a las baterías y, de esta forma, ganar algo de autonomía extra.

Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.