Prueba a fondo

BMW 118i aut. M Sport

Esta es la tercera generación del Serie 1. La que más ha cambiado en la historia con respecto a su predecesor. ¿Sabrán apreciar los clientes la mejora en tecnología? ¿O le darán más importancia a la pérdida en personalidad?

Imagen de un BMW Serie 1 cinco puertas en parado

Qué debes saber del Serie 1 de esta prueba

Que es la versión básica -de momento- dentro de la gama de gasolina. Cuenta con un nuevo propulsor 1.5 turbo de tres cilindros, turbo y una potencia de 140 CV. En el caso de la versión analizada, se combina con la tracción a las ruedas delanteras y una caja de cambio automática de seis velocidades. En conjunto, este modelo alcanza los 213 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y consume una media de 6,2 l/100 km.

No es la única versión que existe del Serie 1. También puedes adquirir el M135i, con su motor 2.0 turbo gasolina de 306 CV; o bien decantarte por tres diésel de 116, 150 y 190 CV. Tanto el diesel como el gasolina más potentes se ofrecen con tracción a las cuatro ruedas.

De serie, cualquier versión de este BMW tiene un equipamiento razonable. Por ejemplo, se incluyen elementos en el precio como los faros delanteros de leds, el sistema de alerta por cambio involuntario de carril, el asistente de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, el control de presión de neumáticos, la llamada de emergencia, el control y limitador de velocidad, selector de modos de conducción, volante multifunción, lector de señales de tráfico, ordenador de viaje, climatizador… También cuenta con TeleServices, los servicios Connected Drive o el llamado Active Guard Plus.

Como buen BMW, existen multitud de opciones que le puedes incluir. Nuestra unidad, aparte del vistoso pack deportivo M Sport -con un sobreprecio de 3.400 euros- y el pack First Edition High, que por 4.170 euros añade la alarma, el pack Connected Package Professional, el cargador inalámbrico para móviles, el cuadro de mandos digital -BMW Live Cockpit Professional-, el punto de acceso WiFi, el control por gestos y el Paquete Conectivity.

Ya no están los dos elementos que hacían diferente al Serie 1 respecto a sus rivales: la propulsión trasera y el motor longitudinal. A cambio, gana mucha más tecnología que sí sabrás que está ahí a diario.

Cuando a principios de los 2000 BMW comenzó a mostrar prototipos que adelantaban lo que sería su futuro modelo compacto desarrollado desde cero -es decir, no lo que fueron los Compact, que estaban construidos sobre la base de los Serie 3 berlina-, muchos pensamos que era una decisión empresarial de lo más acertada.

Por un lado, contaban con el precedente de Audi, que a mediados de los 90 hizo lo mismo con el A3 y estaba logrando un magnífico resultado. Por otro, Mercedes disponía del Sportcoupé, que no era sino una versión recortada de un Clase C… de tal manera que no era un rival del cual preocuparse.

Así, en 2004 conocimos al primer Serie 1, que se constituyó en un compacto premium, el único que podía presumir de versiones de tres y cinco puertas, propulsión trasera y motor longitudinal de todo el segmento. En definitiva, una buena manera de tener todo un BMW pero por un precio más recortado que el de sus berlinas. Este vehículo no sólo ha hecho que mucha gente -sobre todo jóvenes- se plantease tener un modelo de esta marca premium: también era algo completamente distinto, por estilo y carácter, a sus rivales de la categoría. Y esa fórmula la ha estado explotando la marca con notable éxito durante cerca de 15 años.

En esos 15 años hemos conocido dos generaciones del Serie 1, cada una de las cuales sufrió un restyling a mitad de su vida comercial. Y cualquiera de ellas siempre se caracterizaba por su postura de conducción rebajada, su alargado morro, sus sensaciones deportivas… e, incluso, por no ser el modelo más práctico del segmento, ni por espacio en las plazas traseras ni por volumen de maletero.

Sin embargo, todo cambió con la aparición de la plataforma modular UKL, que hizo su debut con la actual generación del Mini… y que, con dos variantes distintas -UKL1 y UKL2-, se ha utilizado desde 2014 para dar forma a modelos como el BMW Serie 2 Active Tourer, Mini Countryman, los BMW X1 y X2… y, por supuesto, al modelo que aquí tenemos: la tercera generación del Serie 1 -que recibe la denominación interna de F40-. Atrás quedan elementos como ese perfecto reparto de pesos al 50% sobre cada eje, la generosa distancia entre ruedas y el carácter especial del más pequeño de los BMW.

Eso sí, a cambio, esta plataforma da mucho más juego desde el punto de vista práctico… y tecnológico. Así, el hecho de que motor -ahora transversal- y tracción -en las ruedas delanteras, aunque también hay variantes 4×4- vayan en la parte anterior, ha permitido que el habitáculo sea mucho más amplio, lo mismo que el maletero, sin necesidad de que el coche sea más grande exteriormente.

Por otra parte, la UKL2 es mucho más avanzada -sin ser más cara- y, por eso, ahora el Serie 1 se podrá adquirir en versiones gasolina, diésel e híbrida enchufable, además de ser compatible con un número mucho mayor de asistentes a la conducción y tecnologías de conectividad.

Imagen del BMW Serie 1 con la inscripción COnnected Drive

Precisamente, nos hemos querido centrar en este último aspecto a la hora de analizar el vehículo; no sólo por lo novedoso que es, sino porque incluso la propia marca se centra mucho en esas características a la hora de lanzar el primer anuncio del modelo en televisión. Es más, si te fijas con cuidado en el parabrisas del modelo del coche, verás que en la zona del espejo retrovisor y desde fuera, verás la inscripción ‘Connected Drive’.

Al acceder al vehículo se muestra una pantalla de bienvenido/a; en cuanto accionas el contacto, dicha pantalla -que es completamente configurable y tiene un tamaño de 10,2″- puede mostrar varios elementos al mismo tiempo. En nuestra unidad, reciñen salida de fábrica, había tres pantallas a elegir.

En la primera de ellas, la mitad izquierda se reservaba para las indicaciones del navegador, dejando la otra mitad para el reproductor de música, y la telefonía -con la palabra ‘comunicación’- junto a la fecha.

En la segunda pantalla aparecían datos del ordenador de consumo, información del tráfico en tiempo real y una brújula junto con el nombre de la calle en la que te encuentras. Estas pantallas, además de mostrar datos también son accesos directos; es decir, si pinchas en la zona del consumo te llevará a la pantalla con todos los datos del consumo, la gráfica con la evolución del mismo.

En la tercera pantalla se podía ver la hora y la fecha en gran tamaño, la información del tiempo y noticias de actualidad -unas aplicaciones de las que hablaremos más tarde-.

Imagen del interior de un BMW Serie 1 con kit M Sport

La pantalla en sí es tácil, pero su manejo principal corre a cargo sobre todo de un conjunto de mandos ubicados junto a la palanca de cambio y un gran mando circular que gira y también se puede desplazar hacia arriba, abajo, izquierda y derecha -además de que se puede oprimir para, por ejemplo, confirmar el acceso a alguna de las funciones-. Este mando, además, tiene una superficie táctil sobre la que puedes escribir con la punta del dedo -por ejemplo, para introducir una dirección en el navegador-.

En concreto, ese mando permite llegar a ‘Media’, ‘Map’, ‘Nav’, las diferentes aplicaciones instaladas, así como ‘com’ o comunicaciones -telefonía-. Además, un botón permite ir hacia atrás dentro del algún menú -back- y otro, con la leyenda ‘option’ sirve para desactivar la pantalla o encontrar ayuda sobre el sistema multimedia o del coche: puedes buscarla por palabras clave, que te muestre imágenes de partes del coche, ayuda en el manejo -que incluye animaciones y vídeos-.

¿Una cosa interesante del coche? Puedes configurar distintos usuarios -perfiles- que puedes guardar en la llave y descargártelos con todas tus preferencias si, por ejemplo, alquilas un BMW en otro país.

Si te ve despistado, puede darte una pequeña lección

Si el BMW intuye que alguna de las funciones del vehículo no la estás utilizando bien o no lo estás sacando todo el provecho, te envía un mensaje informativo, con un tutorial para que le saques el máximo rendimiento. En nuestro caso nos ocurrió con el sistema de climatización, cuando accionamos de manera manual la velocidad del ventilador. Los llama ‘Guía de manejo’ y, en concreto, fueron dos los temas propuestos: «recirculación de aire» y «distribución de aire manual».

¿No estás ‘en casa’? El sistema te informa de lo básico

Una da las apps instaladas en el sistema multimedia recibe la denominación «Información del país». ¿Su objetivo? Mostrarte datos básicos, en caso de que viajes fuera del territorio español hacia otros países -en total, tiene una base de datos de 46- como pueden ser los límites de velocidad -con un gráfico te enseña la velocidad máxima en entorno urbano, carretera, autopista…-, las normas de circulación básicas, el equipamiento obligatorio que debes llevar en el vehículo -bombillas, triángulos, set de primeros auxilios, tarjeta de seguro internacional, parte europeo de accidente… o lo que corresponda-, los números de teléfono de interés e información general -tasa de alcoholemia, si tienes que llevar algún tipo de pegatina para circular en ese país…-.

¿Una curiosidad? Está incluido el Vaticano, en el cual la velocidad máxima está limitada en todo el territorio a… 30 km/h. Además, cuenta con datos básicos del país en cuestión: tipo de moda, población, zona horaria, extensión y hasta la tensión de red de los enchufes.

Mantenerte informado del tiempo y del tráfico

Dentro de los servicios conectados que ofrece el Serie 1 se encuentran el de la información del tiempo -proporcionada por Foreca Weather, una popular app móvil- y noticias -proporcionadas por la agencia AFP-. Respecto al tiempo, es posible solicitar información a cuatro días vista del lugar en el que se encuentra el vehículo o cualquier otro que desees.

Imagen de una de las pantallas del sistema multimedia del BMW Serie 1

Se muestra la temperatura actual, la máxima y mínima prevista para ese día, el estado del cielo -sol, nubes, nieve, niebla-, las probabilidades de lluvia…. Si lo deseas, el coche te puede ‘leer’ esos datos; además, también cuenta con un apartado de alertas meteorológicas -por ejemplo, por posible viento fuerte, temperaturas extremas…-.

Por lo que se refiere a las noticias, no vas a encontrar la gran cantidad de información que hallarías en la web de cualquier diario medianamente importante, sino que aquí hay una especie de selección y, por formato, recuerda mucho al teletexto. En tota hay cinco secciones para elegir -España, Economía, Deportes, Internacional y Actualidad-.

Salvo las de España, en el resto pueden ser noticias nacionales o de otros países, pero no hay otro filtro que puedas escoger -por ejemplo: noticias de economía de Estados Unidos-. Cada noticia incluye siempre una imagen y un pequeño texto; si lo deseas, el dispositivo te puede leer en voz la noticia.

Conseguir que tu coche sea mejor día tras día

Este modelo dispone de actualizaciones remotas; es decir, como si se tratase de un móvil o un ordenador, aprovecha su conexión a Interntet para ponerse al día en funciones o para descargar nuevas aplicaciones.

Respecto a estas últimas, en nuestra unidad venían varias incluidas, como la preparación para Apple Car Play -de momento no se ofrece Android Auto-, el paquete de actualización de los mapas, los servicios Teleservices -para que el coche pueda enviar un diagnóstico al taller-…

Pídele que te ‘revitalice’ o te ‘relaje’

Esta tecnología es denominada ‘Caring Car‘; básicamente, la idea es que el coche lleve a cabo unos ajustes en diferentes parámetros con el objeto de que te sientas en un entorno agradable, según tus necesidades o para conseguir, como dice BMW, «que el conductor no pierda concentración ni le invada la fatiga». Para activar el servicio, de nuevo debes recurrir al comando de voz y decir: «Hola BMW, revitalízame».

Al hacerlo, el sistema de luz ambiental interior pasa a tono verde, comienza a reproducirse música más animada, la temperatura del interior baja y se activan los ventiladores del aire acondicionado para que salga más aire y, en caso de que disponga de él, el techo solar se abre. Este programa tiene una duración de tres minutos -en la pantalla se refleja la cuenta atrás, así como la posibilidad de cancelarlo en cualquier momento-.

En el lado contrario, hay un modo ‘Relax’, que cambian la luz a naranja, comienza a sonar música relajante, activa la temperatura del climatizador en 23 grados -sólo en el lado del conductor- y, si el coche lo lleva, activa la calefacción del asiento. Este programa también tiene una duración de tres minutos.

Puedes hablar con él, pero es algo duro de oído

Este Serie 1 cuenta con su propio asistente virtual. En pocas palabras, este sistema permite que interactues con el coche para pedirle cosas, mandarle algunas órdenes y que te ayude en tu día a día al volante. Es un poco lo que puedes encontrar en los teléfonos inteligentes, es decir, una especie de ‘Siri’ o, dentro del mundo del motor, como el MBUX de Mercedes. Y aunque es un buen comienzo, de momento este sistema no es tan completo y avanzado como el de su rival alemán.

El asistente virtual de BMW es un claro paso adelante respecto a los clásicos sistemas de ‘ordenes vocales’, pero aún le queda que aprender si quiere llegar al nivel del MBUX propuesto por Mercedes,

Para comenzar a ‘charlar’ con tu coche, es necesario que comiences diciendo la frase ‘Hola BMW’, si bien hemos como comprobado que se puede cambiar la última letra del nombre y también el vehículo se pondrá a la escucha -o casi siempre, porque al probar con «Hola BMX» el coche entendía que era un destino del navegador-.

Nos ha llamado la atención que, en ocasiones, hay que insistir y pronunciar con cierto volumen de voz y entonación el comando para que el asistente comience a actuar. Contrasta, por ejemplo, con el sistema de Mercedes, que era capaz de escucharte incluso si susurrabas en voz muy baja el comando de activación «Hey Mercedes». Por otro lado, hemos comprobado que cuando está activo el asistente de aparcamiento -porque hayas introducido marcha atrás y esté en funcionamiento esta ayuda-, el dispositivo no entraba en funcionamiento, por muchas veces o muy alto que dijeras «Hola BMW».

¿Y qué tipo de órdenes puede ejecutar? Hemos probado las siguientes y te contamos los diferentes resultados:

-Le hemos preguntado por la hora o la temperatura exterior, y las entiende sin problemas.

-Le hemos pedido que cambiase el color de la luz ambiental interior «Hola BMW; cambia la luz a azul», y siempre lo ha entendido, salvo cuando se le ha pedido cambiar a color rojo. También hemos pedido que encendiese la luz interior, pero por tal orden el coche sólo entiende la luz ambiental «ya he encendido la luz ambiental»; en el Mercedes Clase A sí que era posible encender las luces de cortesía.

-Le hemos dicho al Serie 1 que «teníamos frio»; para que la orden se haga efectiva, lo primero que debes tener es encendido el climatizador. De lo contrario, el coche te pedirá que lo hagas manualmente. Una vez hecho, si vuelves a repetir la orden, el BMW ajusta la temperatura y, en el caso del comando ejecutado, lo que hace es subirla.

-Hemos querido comprobar cuál era la presión de los neumáticos, a lo cual el coche ha respondido «la presión de los neumáticos actual es la correcta en todos los neumáticos». Sin embargo, a pesar de que el sistema de nuestra unidad era muy completo y puede mostrar la lectura en bares de cada rueda, no nos lo mostró en la pantalla del sistema multimedia, que es la que se ve en la imagen inferior.

-También quisimos averiguar si, como algunos asistentes para móviles u ordenadores, el BMW tiene cierto sentido del humor. Por ejemplo, le preguntamos «qué opina de Mercedes», pero su respuesta fue «Inténtalo una vez más». También le dijimos que nos «contase un chiste», a lo cual respondió que «no se creía que aún no hubiésemos probado los indicadores deportivos» y nos mostró dicha información en la pantalla central. Volvimos a repetir la orden, por si contaba con más respuestas diferentes, pero nos volvió a sugerir lo mismo.

-Le hemos pedido que nos leyese las noticias -ya que ese servicio está incluido en esta unidad-, pero lo que hace es derivarte hacia esa app en la pantalla central; sí que te pregunta si quieres noticias en general o de una temática concreta de las que hay disponibles -por ejemplo: ‘deportes’-.

-Para comprender más cosas del asistente, le pedimos que nos ayudase un poco a comprenderle mejor. Este fue el diálogo que mantuvimos:

¿Cómo te llamas?
«Soy su asistente personal y estoy a su disposición. ¿Quiere saber más sobre mí?»
Sí.
«Genial, mi tarea es hacer que su trayecto sea lo más cómodo posible. Puedo ayudarle a ajustar funciones del vehículo y siempre estaré a su lado con información, asistencia y asesoramiento. La gran ventaja es que siempre controlo las funciones de manera que pueda mantener los ojos en la carretera lo máximo posible. ¿Quiere que le cuente algo más?»
Sí.
«Puedo controlar distintas funciones por usted. Aquí tiene una lista de comandos de ejemplo que puedo comprender -y los muestra en la pantalla central-. Accederá también a este menú de ayuda cuando diga ‘ayuda’. ¿Quiere saber más sobre mí?»
Sí.
«Sólo tiene que decir mi palabra de activación ‘Hola BMW’ cuando quiera que controle alguna función por usted. Puede formular su deseo en un frase. Un ejemplo sería: ‘Hola BMW, qué distancia queda’, ¿quiere saber más sobre mí?».
Sí.
«Si mis respuestas le resultan muy largas, también puedo resumirlas. Para ello simplemente diga: ‘comillas cambia a diálogo breve’; de forma alternativa también puede cambiar la longitud del diálogo en los ajustes de idioma del menú. ¿Quiere que le cuente algo más?»
No.
«De acuerdo, tal vez en otro momento».

Un navegador con distintas posibilidades

El sistema de navegación incluido en esta unidad no sólo tiene la capacidad de mostrarte el estado del tráfico en tiempo real, sino que añade algunas funcionalidades, como los llamados ‘mapas temáticos’. Eso significa que, si lo deseas, en los mapas pueden aparecen sobreimpresionados algunos datos de interés, como la presencia de gasolineras cercanas y el precio que hay del litro de carburante que usa el coche -gasolina, en nuestro caso-, o la de lugares para aparcar.

Respecto a estos últimos, el Serie 1 puede mostrarte una amplia gama de lugares en los que estacionar el coche: que estén cubiertos, que sean arcenes donde se puede estacionar… e, incluso, si es un lugar con servicio de aparcacoches. Además, otra función es la de poder ver información meteorológica de los lugares por los que vayas a circular -temperatura, si hace sol, está nublado o llueve…-.

Para concluir, una de microtecnologías…

Esta versión cuenta con detalles interesantes, como el pack de iluminación exterior; éste consta de luces led para las manecillas de las puertas y una luz de bienvenida que proyecta la palabra ‘BMW’ en la zona del suelo junto a la puerta del conductor -no en el lado del pasajero-.

El modelo viene con un vistoso cuadro de mandos digital; su apariencia varía -color- y la información que muestra también, dependiendo del modo de conducción seleccionado -uno ‘normal con tonos naranjas; uno económico en tonos azules y con más relevancia a la información que tiene que ver con la eficiencia al conducir; y uno deportivo, en tonos rojos-.

La pantalla puede mostrar distinta información en la parte central; seguramente la más interesante sea una parte del mapa de la navegación. Y es que, a diferencia de lo que puedes encontrar en modelos del grupo VW, aquí no hay un «modo mapa» que ocupe prácticamente toda la instrumentación.

En el interior hay un total de cuatro tomas USB; en la parte delantera hay uno por delante del cambio y otra más en la guantera situada entre los asientos. En la parte posterior y para los pasajeros que viajen en esa zona, hay otras dos tomas, pero son de tipo USB-C, por lo que puede que necesites un adaptador si quieres conectar, por ejemplo, el móvil para que se vaya recargando.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.