Hackerstyle

Bentley ‘le saca los colores’ a la crisis sanitaria

En los tiempos difíciles, surgen elementos singulares. Y, una vez entran a formar parte del dominio público, sólo un empujón más los convierte en símbolos.

Imagen del Bentley Winning Bacalar

En momentos como los que atravesamos -a caballo entre una crisis sanitaria y la económica que parece seguirla-, el más mínimo gesto o detalle que pueda romper una monotonía de acontecimientos negativos siempre es bienvenido.

Y es que ahora, la resiliencia humana está más a prueba que nunca en todos los rincones del planeta. Bien sea por la necesidad de confinamiento o por tener que adoptar costumbres que -a veces- chocan con nuestra naturaleza, la calma y la serenidad se han convertido en bienes de lujo.

Por ello, cuando aquellos que aún poseen buenas reservas de ambas deciden hacer algo por ‘distribuirlas’, es digno del mayor elogio. Como, por ejemplo, la pequeña ‘locura’ que ha publicado recientemente Bentley.

El arcoiris más rápido

Desde luego, por muy personalizable que sea el nuevo Mulliner Bacalar, estamos seguros de que ninguno de sus afortunados doce propietarios lo encargará en este color. O, mejor dicho, colores. Porque los tiene todos.

Por suerte para los tribunales del buen gusto, lo que ves en la imagen es una rendición virtual. Y es, además, la ganadora de un concurso de diseño -realizado durante el confinamiento- entre los trabajadores de Crewe y sus familiares. Tras una ardua deliberación, el director de diseño de Bentley Stefan Sielaff eligió la ‘colorida’ propuesta de la empleada ‘Eleanor’.

Su adopción como símbolo de recuperación y resistencia no sólo ha sido posible por la vitalidad que evoca el diseño. También, porque utiliza un material del cual la firma británica se enorgullece: su exhaustiva carta de colores.

De arriba a abajo, la decoración empieza con las tonalidades cálidas como el ‘Dragon Red II’, el ‘Orange Flame’ y el ‘Yellow Flame’. Justo por debajo de aquéllos, como una frontera antes de la ‘frialdad’, figura el ‘Apple Green’, ya conocido por ser el ‘color de guerra’ de la marca en la última Pike’s Peak.

La parte inferior del coche viene rematada por dos ‘azules’: uno que, a veces, finge que no lo es -el ‘Jetstream II’– y el ‘Sequin Blue’, inspirado en el vestido de una clienta. Finalmente, el extremo más próximo al suelo aparece cubierto con ‘Azure Purple’, un tono avioletado que suele solicitarse entre la clientela de los Bentayga y Continental GT.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.