Hackerstyle

Así es el Bentley que sólo podrán usar tus hijos

Incluso una marca tan exclusiva como Bentley ofrece productos para los más pequeños. ¿Un ejemplo? El Trike, un carrito... transformable en triciclo.

cochecito de bebé Bentley Trike

¿Quién dijo que un carrito de bebé no puede ser práctico y elegante al mismo tiempo? Bentley Trike es un modelo que mezcla elegancia y funcionalidad sobre todo por su diseño adaptable que le permite transformarse y ajustarse a las necesidades de los primeros años de un niño. Con un precio de 455€, dispone de colores que coinciden con los que ofrece Bentley, para que automóvil y carrito vayan ‘a juego’.

Si el bebé tiene más de 12 meses, se puede usar el modo triciclo… controlado por los padres, cambiando el asiento de la parte trasera a la delantera con solo tocar un botón. A medida que el niño crece, los reposapiés se pueden ajustar o quitar para facilitar el uso de los pedales. De hecho, cuando los niños ya sean capaces de pedalear por sí solos, se puede retirar la barra de empuje y mantener los protectores de seguridad. Y cuand el niño ya es más mayor, puede pedalear sin soporte para la espalda ni arnés con el modo triciclo.

Cómo hacer un carrito… elegante

Bentley Motors tiene pasión por el diseño exquisito y lo refleja en cada uno de sus productos, aunque sea uno de los que forman parte de su boutique, como este carrito. De hecho, la apariencia del Bentley Trike imita aspectos de la gama de modelos de la marca. Sin ir más lejos, las ruedas y sus llantas se inspiran en las de los coches más emblemáticos de este fabricante inglés.

El icónico símbolo de la ‘B de Bentley adorna la tapa central de las ruedas posteriores. Por su parte, el logotipo de las alas de Bentley ocupa una posición destacada en el centro del manillar y el nombre de la marca está grabado en la barra central del cochecito-triciclo.

En cuanto a los colores, los clientes del triciclo tienen a su disposición una amplia variedad de combinaciones. Cuentan, además, con una serie de costuras en contraste como las que se ofrecen en el interior de los coches de Bentley. Incluyen el rojo dragón con asiento gris y puntada roja, verde abeto con asiento verde y puntada marrón, ónix -negro- con asiento negro y puntada blanca, satén blanco con asiento marrón y puntada blanca y azul lentejuelas con asiento blanco y puntada azul.

Es bonito, pero… ¿es seguro?

El nuevo cochecito de Bentley combina funcionalidad, elegancia y, algo esencial para cualquier padre o madre: la seguridad. Cuenta con función de rueda libre y del mencionado manillar para un control parental seguro y total. La capota plegable protege al pequeño de cualquier condición climática -de hecho aseguran que tiene un factor 50 de protección solar- y los pedales antideslizantes previenen todo tipo de accidentes, provocados porque al niño se le resbale un pie y se golpee contra el suelo.

Además, posee un cinturón de seguridad de cinco puntos -como si fuese un vehículo de carreras- y un freno trasero para evitar que este original vehículo se desplace en alguna pendiente.

Paula Del Pozo
Periodista que ha crecido de la mano de la tecnología, que combinada con el mundo del motor crea un cóctel de lo más atractivo. Interesada por las nuevas formas de movilidad en todas sus variantes -desde vehículos compartidos hasta patinetes eléctricos-. Cualquier paso hacia la evolución me embelesa. Curiosidad y pasión por la comunicación me llevaron a participar en un diario local. Ahora, HackerCar es la oportunidad idónea para seguir creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.