Concepts y prototipos

Qué pieza de este Bentley tiene 5.000 años

Resulta curioso que, en el modelo de Bentley más sofisticado y avanzado lanzado hasta la fecha, el elemento más llamativo sea un componente que estaba con nosotros desde la época de… la fundación de Troya. Pero ese es sólo uno de sus llamativos detalles.

Imagen del nuevo concept de Bentley EXP 100 GT visto desde atrás y con las puertas abiertas

Normalmente, los concepts que presenta una marca de automóviles son vehículos especaculares que todo el mundo desea tener la oportunidad de verlos de cerca para admirar sus detalles. Y si eso pasa con las propuestas presentadas por cualquier marca más o menos convencional, imagina lo que sucede cuando una firma con la tradición de Bentley anuncia su próximo prototipo.

Se denomina EXP 100 GT y quiere hacernos ver lo que nos espera dentro de no demasiados años, cuando los coches autónomos, eléctricos y conectados sean la única opción posible. De hecho, el proyecto forma parte del horizonte que la marca de la ‘B’ alada prevé que se alcance en 2035.

Este Bentley es una espectacular obra de arte que demuestra el único futuro que puede tener un fabricante de vehículos, incluido uno tan exclusivo como la marca inglesa. Lo que ves aquí es un gigantesco coupé de 5,8 m de largo y cerca de 2,4 m de largo. El coche es gigante porque todo en él es enorme; el mejor ejemplo son las descomunales puertas de dos metros de ancho que al abrirse giran hacia afuera y arriba para facilitar el acceso.

La rejilla frontal y el logo con la ‘B’ que se iluminan, la pintura dotada de un pigmento especial procedente de la ceniza de cascarilla de arroz, los neumáticos inteligentes que se adaptan al tipo de superficie que pisan o la presencia de una pantalla oled en la zona posterior del vehículo -donde se mezclan las luces traseras con diversos elementos tridimensionales de iluminación– son sólo pequeños ejemplos de lo que es capaz de ofrecer un coche así.

Un interior con… 5.000 años -según donde mires-

Una vez que te acomodas en el habitáculo, realmente no sabes muy bien hacia dónde mirar, porque todo es exclusivo. Por ejemplo, no faltan materiales como madera de río de hace 50 siglos e impregnada en roble o el tejido orgánico 100% ecológico que imita al cuero y que proviene de… ¡la elaboración de vinos!

En cuanto al sistema de iluminación ambiental, destaca el empleo de un techo de cristal dotado de unos prismas que captan la luz y la transfieren al interior empleando fibra óptica. Por cierto, que esa iluminación es uno de los aspectos sobre los que puede actuar el asistente personal de Bentley. Se trata una especie de inteligencia artificial capaz de anticiparse a las posibles necesidades de los pasajeros para, por ejemplo, adaptarse a sus estados de ánimo.

Imagen del interior del Bentley EXP 100 GT

A partir de la información que va recabando con el tiempo, de los conocimientos que tiene del usuario, incluso utilizando los datos que recaba de diferentes sistemas biométricos repartidos por todo el interior -que hacen un seguimiento de tus ojos, la posición de tu cabeza e, incluso, de tu presión arterial-, este asistente realizará cambios en el habitáculo con el fin de que te encuentres lo más cómodo posible. ¿Cómo? Por ejemplo, actuando sobre la iluminación ambiental, adecuando la posición y mullido de los asientos…

De hecho, los pasajeros pueden elegir entre cinco modos diferentes de viajar a bordo; por ejemplo, está el modo Enhance, que capta datos del exterior -la luz, el sonido, los olores, la calidad del aire- para transmitir esa información al interior y tener la sensación de que vas en un descapotable. Por otro lado, el modo Cocoon te da la sensación de viajar en una cápsula aislada, porque vuelve opacos los cristales, purifica el aire del habitáculo…

Incluso hay un modo que te reproduce los mejores momentos del viaje –Relive-. Por último, el modo Capture va recopilando experiencias vividas tanto a bordo como en el exterior del vehículo para ir volcándonlas en una especie de historial, y el modo Customise que combina elementos de todos los modos de conducción que seleccionen conductor o acompañante.

Un dato muy curioso es que el coche cuenta con un sistema de cartuchos… que no es como si tuvieses un dispensador de productos en el coche, que estarían almacenados debajo del maletero y que se irían reponiendo cuando lo solicitase la inteligencia artificial del vehículo. Tampoco falta a bordo… un decantador de agua purificada.

Otro aspecto tecnológico tiene que ver con la plataforma empleada para este coche, que es nueva y completamente eléctrica. No suena algo descabellado que un Bentley pudiera tener en el futuro una variante de este tipo, teniendo en cuenta que, como paso intermedio, la marca asegura que ya en 2023 quiere disponer de variantes híbridas en todos sus modelos.

Imagen tres cuartos delantero del nuevo Bentley EXP 100 GT

En este caso, hablamos de un vehículo con cuatro motores y potencia suficiente como para alcanzar los 300 km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h es de menos de 2,5 segundos. No está mal, sobre todo teniendo en cuenta que lo combina con unas baterías que, según la marca, multiplican por cinco la densidad de energía de las convencionales, lo que le garantiza una autonomía de nada menos que 700 km.

Además, otro dato sorprendente de este coche es que, a pesar de sus dimensiones, lujo o potencia logra mantener el peso final en apenas 1.900 kg y que es compatible con un sistema de recarga ultra-rápida que permitiría recuperar el 80% de autonomía en apenas 15 minutos. Por cierto, dice Bentley que del proceso de recarga automática se encargaría el asistente personal del vehículo.

Cómo no, en un coche tan futurista, es posible seleccionar un modo de conducción completamente autónomo, para que el conductor se libere de todo el estrés, por ejemplo, cuando circule por la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.