Hackerstyle

Bentley deja ‘vendido’ a su último campeón

Desde siempre, las marcas de coches gustan de compartir sus triunfos con su afición. Pero Bentley no se conforma con ofrecer el mismo 'merchandise' que las demás...

Imagen de los Bentley Continental GT Pikes Peak en la fábrica

Para una marca de coches, crear pasión por sus colores es una tarea que sólo puede abarcarse de dos maneras. La primera es a través de sus modelos, cosa nada sencilla pues necesitas ingenieros y diseñadores que, además de buenos en su trabajo, sean igualmente apasionados.

Por eso, a lo largo de la historia se ha impuesto siempre -o casi; nunca falta alguien empeñado en patinar cuesta arriba– la segunda. Y es que, no en vano, la competición pone las emociones ‘a flor de piel’. Y ese mismo espíritu de presión y superación que se vive en el seno de cada garaje permea sobre el público en las gradas, ataviados con la indumentaria del equipo que les tiene robados los corazones.

El ‘merchandise’ es, en buena medida, una manera de beneficiarse de la actual sociedad de consumo como catalizador de la pasión. Gorras, camisetas, llaveros, paraguas… todo vale para enseñar en la calle a qué equipo sigues. Todas las marcas poseen el suyo, pero algunas no pueden limitarse a tan mundanos objetos. Y mucho menos, si se llaman Bentley y vienen de conquistar la cima más famosa de las carreras.

La gloria que se conduce

Como ya te contamos en su momento, la firma de Crewe decidió -para conmemorar su centenario- participar en la Pikes Peak. Para asegurarse la victoria -que, a la postre, conseguirían- en la categoría de Producción, el experimentado Rhys Millen pilotó de manera magistral un Continental GT con una decoración muy especial. Ahora, un año después del triunfo, Bentley ha querido compartir su júbilo de aquellos días con una edición muy especial de este cupé.

Una vez más, la inefable Mulliner ha sido la encargada de crear las 15 exclusivas unidades que la componen. Cada una de ellas posee los mismos elementos estéticos: el chillón verde de la carrocería -llamado ‘Radium’-, un kit de añadidos en fibra de carbono, pinzas de freno en ‘Acid Green’ y neumáticos Pirelli de la serie P Zero Colour Edition. Como opcional, es posible decorarlo con las mismas calcomanías que lució el original en la carrera.

Detalle del interior del Bentley Continental GT Pikes Peak

En el interior, el homenaje al triunfo deja también sus trazas en elementos como las costuras de los asientos, la fibra de carbono en el salpicadero y las coberturas de los altavoces Bang & Olufsen, ahora en negro.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.