Hackerstyle

Bentley abre su particular ‘caja de los juguetes’

La única felicidad completa es la felicidad compartida. Por eso, Bentley ha celebrado su primer evento desde el inicio de la pandemia en compañía de sus más fieles clientes.

El 'Blower' y el Mulliner Bacalar en la Bentley Toy Box

Renovar toda una gama de modelos es, para la mayoría de marcas, un trabajo titánico. Pero para Bentley, además, es un motivo de orgullo. Por eso, la exclusiva firma británica ha celebrado este singular momento organizando su primer evento dinámico desde que comenzara la pandemia del coronavirus.

Con los parajes de Northamptonshire como ‘telón de fondo’, Bentley ha puesto a disposición de sus clientes más fieles y selectos varios ejemplares de su catálogo presente. Así, quien pudiera estar interesado -por ejemplo- en la última renovación del SUV Bentayga, ha podido experimentar de lo que es capaz en un pequeño -pero muy completo- trazado ‘offroad’ con vadeos, pendientes pronunciadas y peraltes escarpados.

Otros dos ‘debutantes’ de la gama fueron el nuevo Mulsanne Speed -recién salido de la fábrica- y el Continental GT Mulliner. Este último no es otro que la variante ‘a la carta’ -firmada por el departamento carrocero Mulliner- del conocido cupé.

Con total seguridad

Además de estos ‘test-drives’, Bentley completó su ‘caja de los juguetes’ con un nutrido muestrario de su ‘Heritage Fleet’. Representando a la colección histórica de Crewe figuraron piezas singulares como -por ejemplo- el R-Type Continental de 1952, considerado el automóvil más caro de su tiempo. Asimismo, tampoco faltó a la cita el Continental GT que -con Rhys Millen a los mandos- arrasó en la categoría de Producción de la última Pikes Peak.

Los Bentley de Toy Box en ruta

Por último, a través de unas vitrinas especiales, el público pudo contemplar otros tres vehículos emblemáticos: un ‘Blower’ de 1930, el convertible Mulliner Bacalar y el prototipo Speed 8, ganador de las 24 Horas de Le Mans en 2003.

Como no podía ser de otra manera -dadas las actuales circunstancias sanitarias-, el equipo de eventos de Bentley tomó todas las precauciones necesarias para evitar contagios de Covid-19. Tan sólo 70 afortunados tuvieron la oportunidad de asistir y hospedarse en el hotel Falcon -epicentro de las actividades-. Y, por supuesto, tras cada trayecto de prueba, cada ‘juguete’ fue sometido a un rápido y completo proceso de limpieza y desinfección.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.