Concepts y prototipos

Aviar R67: el híbrido ruso entre un Mustang y un Tesla

¿Qué sucede cuando se fusiona la carrocería de un "muscle car" clásico como el Ford Mustang con el tren de potencia eléctrico del Tesla Model S? El resultado es el Aviar R67. Estos son sus detalles.

Aviar R67 Ford Mustang tres cuartos frontal

La compañía Aviar Motors se ha adelantado a Ford y ha creado el primer Mustang deportivo totalmente eléctrico. No obstante, es algo que sólo podemos afirmar con permiso del nuevo SUV Mustang Mach-E, que se aparta demasiado del concepto de “muscle car” que todo el mundo relaciona con el nombre Mustang. También tendríamos que pasar por alto el prototipo Mustang Lithium Concept -con 900 CV y más de 1.000 Nm de par-, presentado por Ford en el Salón SEMA 2019. Este certamen es un encuentro anual del sector de las personalizaciones y accesorios.

Prestaciones y novedades estéticas

El vehículo resultante se llama Aviar R67. Para construirlo, Aviar no se ha basado en el modelo actual, sino en la primera generación del clásico… y en el Tesla Model S. De este último toma prestado el tren de potencia, montando la misma batería de ion litio de 100 kWh. Con ella, logra una autonomía de 507 km*, frente a los 634 km* del Model S 100D. Una pérdida que no debería sorprender, teniendo en cuenta las líneas mucho menos aerodinámicas de los primeros Mustang -si bien el alerón trasero se despliega a partir de 120 km/h– , y las exigencias de sus enormes neumáticos. Para cargar la batería, se pueden emplear los supercargadores de Tesla.

Bajo los paneles de fibra de carbono con los que se ha aligerado la carrocería, se esconde una estructura de aluminio procede también del Model S. El separador de aire delantero, el difusor trasero y los faldones laterales han sido igualmente sustituidos en busca de la reducción de peso. Pero la potencia es el apartado en el que el Aviar R67 se distancia completamente del Tesla. El R67 cuenta con los dos motores eléctricos del Tesla -uno en cada eje-, pero en este caso entregan 618 kW (814 CV). El resultado es una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,3 segundos -unas dos décimas más rápido que el Tesla Model S Performance-, y 250 km/h de velocidad máxima.

El interior es más Tesla que Mustang

Dentro, aunque se han retocado la consola central y el salpicadero para obtener una apariencia más clásica, Aviar ha mantenido las mismas pantallas que el Model S equipa. Otros añadidos modernos del Aviar R67 son la conexión WiFi, seis airbags y unos conductos de ventilación tomados de Mercedes. Entre el equipamiento directamente procedente del Tesla, ¡han conservado hasta el sistema Autopilot! También conserva su control de tracción, suspensión neumática adaptativa y sistema de avisos acústicos para peatones.

El peso aproximado del Aviar R67 es de 2.180 kg. Curiosamente, es unos 72 kg más ligero que el Tesla Model S, pero mucho más pesado que el Ford Mustang V8 de 1967. Y no es menos curioso que, a pesar de fusionar dos referentes estadounidenses como el Mustang y Tesla, Aviar sea una pequeña startup de Rusia. ¿Podrás comprarte un Aviar R67? De momento, el constructor no ha confirmado que este prototipo llegue a la línea de producción.

*La cifra de autonomía de un vehículo eléctrico o de un híbrido-enchufable depende de condiciones ambientales, hábitos de conducción, mantenimiento del vehículo, forma de conducir, antigüedad de la batería -ya que con el paso del tiempo y las sucesivas recargas va disminuyendo su capacidad-, temperatura ambiente y estado general del vehículo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.