Novedades

Audi S3 Sportback y Sedán: cuánto cuestan 310 CV

¿Puede un coche de 310 CV no sorprender... a nadie? Pues sí: ya no nos soprende que un compacto pueda ser así de rápido y tecnológico. ¿De qué es capaz el S3?

Imagen de los nuevos Audi S3

A día de hoy, que un modelo compacto tenga 300 CV no sorprende a nadie. Una cifra de potencia que era con la que arrancaba la gama de todo un Porsche 911 a principios del siglo XXI.

Sin embargo, a pesar de sus 310 CV, ni el Audi S3 Sportback ni el S3 Sedán -que son, básicamente, el mismo coche, sólo que el primero tiene carrocería de cinco puertas y el segundo de cuatro-, van a ser, ni de lejos, los modelos más potentes de la categoría.

Una categoría en la que, actualmente, manda el Mercedes-AMG Clase A45 S, que ya ha dejado atrás incluso la barrera de los 400 CV y ya anda por los 421 CV. Es cierto que posiblemente para el año que viene habrá un Audi RS3 que le ande cerca… pero, de momento, toca centrarse en los S3, porque ya son los suficientemente interesantes desde el punto de vista mecánico y tecnológico.

Por cierto, que antes de que sigas leyendo debemos avisarte que los S3 no son coches baratos: el precio es de 53.900 euros en la versión de cinco puertas y 900 euros más si quieres el sedán. Con todo, si analizas que su antecesor costaba sólo 570 euros menos con 300 CV y mucha menos tecnología… o que un rival directo como el Mercedes-AMG 35 con 306 CV sale por 59.525 euros, la cosa se pone más favorable.

Imagen de perfil de un Audi S3 de color amarillo y un Audi S3 sedán de color rojo

Nuestro protagonista dispone de un motor 2.0 turbo gasolina, de cuatro cilindros, 310 CV, una velocidad máxima autolimitada de 250 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y un consumo medio, según el tipo de carrocería, de entre 7,3 y 7,4 l/100 km. Es decir, que según las cifras oficiales es muy rápido y con un consumo razonable.

Para este modelo sólo se ofrece una caja de cambios automática-secuencial de siete velocidades -de ninguna manera hay una caja manual; la automática, además, dispone de uan función para que el coche ruede ‘a vela’ y así reducir el consumo- y tracción a las cuatro ruedas.

Estéticamente hay varios elementos para diferenciarlo de un Audi A3 ‘normal’, pero hay que buscarlos, porque cualquier A3 con el pack deportivo se asemeja bastante a los S3. Con todo estos últimos tienen cuatro salidas de escape, carcasas de los retrovisores en aluminio mate, llantas específicas -de 18″ de serie o de 19″ en opción-, pinzas de freno en color rojo -opcionales-… ah, y una supensión rebajada, de tal manera que el coche va 15 mm más cerca del suelo que las versiones normales.

De serie, el coche viene con faros de leds, incluidos los 15 que componen cada una de las vistosas luces diurnas tan características de la nueva generación del A3. En opción se ofrecerán unos faros matrix led más sofisticados, capaces de permitir al circular circular de noche siempre con las largas y sin deslumbrar a otros conductores.

Por dentro: diez veces más rápido

Igual que hace un cuarto de siglo lo normal cuando hablabas de un compacto medianamente sofisticado era para decir que tenía “elevalunas, cierre, ABS y aire acondicionado”, en la actualidad un interior tecnológico tiene un listado de elementos ‘típico’ que, como era de esperar, no les faltan a los S3.

Así, el cuadro de instrumentos es el virtual cockpit, una pantall digital de 12,5″ -la más grande que recordamos, con sus 31,7 cm; hasta ahora lo máximo eran unas 12,3″- plenamente configurable. Un poco más a la derecha, en la consola central, un segundo gran display, en este caso de 10,1″ -25,6 cm- que es el núcleo central del sistema multimedia y de infoentretenimiento.

Imagen del salpicadero del Audi S3

Este equipo, como en toda la gama de los A3, es de nueva generación y responde al nombre de MIB3. Lo más llamativo es que dice Audi que su potencia de cálculo es diez veces superior al sistema empleado anteriormente, lo cual significa que puede hacer las tareas más rápido, realizar varias al mismo tiempo y funcionar siempre de manera precisa y fluida.

Algunas de las cosas que permite el nuevo sistema es la de poder controlarlo con la voz de una manera bastante natural -aunque quizá no tanto como el MBUX de Mercedes-, introducir textos con la mano… y, cómo no dotar al coche de un muy buen nivel de conectividad. Y hay varios ejemplos que lo demuestran.

Por ejemplo, toda la gama S3 viene con su tarjeta SIM virtual, de tal manera que este coche puede disponer de punto de conexión WiFi, disfrutar de servicios de navegación conectados, imágenes de Google Earth de alta resolución… así como permitirle la posibilidad de que el coche se comunique con todo lo que le rodea, y que es conocido como Car-to-X.

Es una tecnología con grandes posibilidades de desarrollo para, por ejemplo, permitir a los propietarios de estos Audi que los coches que circulan cercanos se avisen de huecos para aparcar. Y en ciudades de Alemania ya es posibles que los vehículos ‘conversen’ con los semáforos y así saber a qué velocidad debes ir para cogerlos siempre en luz verde.

Por lo demás, el sistema multimedia es compatible con Android Auto y Apple Car Play -de manera inalámbrica-, puede contar con los beneficios de un potente equipo de sonido firmado por Bang&Olufsen…

Otros equipamientos tecnológicos destacados de los nuevos S3 son el cargador inalámbrico para móviles compatibles -no hace falta enchufarlo por cable a la toma USB, sino que basta dejarlo sobre una superficie en la parte baja de la consola central para que se cargue automáticamente-, la posibilidad de utilizar el móvil como llave inteligente para abrir -y arrancar- el coche, el sistema HUD de proyección de datos en el parabrisas…

¿Hay algo a mejorar en el interior de estos coches? Que respecto a las variantes de tracción delantera -y con sistema de escape normal-, el maletero cede 55 litros de capacidad y se queda en unos 325 litros en el Sportback y 370 litros en el Sedán, que son cifras más típicas de urbanos de cuatro metros -estos coches mide 4,34 y 4,50 m de largo, respectivamente-.

Y una ración de asistentes

Todas las innovaciones en este campo que ya vimos en los A3 de quinta generación también están disponibles en las variantes deportivas. Eso significa que no falta un control de crucero adaptativo -que ajusta por sí solo la velocidad del coche para mantener la distancia con otros vehículos-, el control de mantenimiento del carril, el dispositivo de aparcamiento semi-automático…

Y luego hay elementos interesantes como el sistema Pre-sense, que ayuda a evitar posibles accidentes con funciones como la de asistente de esquiva, que contribuye a sortear algún obstáculo contra el que vayas a chocar y respecto al cual no te dé tiempo a frenar.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.