Tecnología HC

Audi RS Q e-tron, el primer eléctrico que gana una etapa del Dakar

Descubrimos cómo es por dentro el coche con el que Carlos Sainz y Lucas Cruz han hecho historia, ganando por primera vez una etapa del Rally Dakar con un E-REV.

Imagen del Audi RS Q e-tron en una prueba en el desierto de Marruecos

Un año más, el tándem Sainz-Cruz debían ‘cargar’ con la vitola de favoritos a la victoria en el Rally Dakar. Poco han tardado en demostrar el porqué. Puñetazo encima de la mesa en Al Qaisumah y victoria en la etapa 3. Histórica, por ser la 40ª para el piloto madrileño en el rally más duro del mundo y además, por significar la primera de todos los tiempos en la que un coche ‘electrificado’ cruza la meta el primero.

Habrá a quien le sorprenda que un coche eléctrico pueda vencer en una prueba donde la autonomía es tan importante, sobre todo por los tiempos de recarga. El secreto está, como muchos ya sabrán, en que no se trata de un eléctrico puro. El Audi RS Q e-tron con el que compiten Carlos Sainz y Lucas Cruz es un E-REV -Extended Range Electric Vehicle-.

Lo que hace es incorporar un motor de combustión interna adicional -y, a veces, otro eléctrico extra-, que actúa como generador para producir la energía que recarga el motor principal. Este motor principal -que es el que propulsa el vehículo-, no deja de ser eléctrico, por lo que no hablamos de un híbrido sino de lo que se ha dado en conocer como un eléctrico de rango extendido. Una fórmula que, entre los coches de calle que puedes adquirir, la incorpora el BMW i3 Rex.

Hay que hacer frente al desierto… y a muchos botones

Pero lo que hoy queremos destacar es lo que, verdaderamente, diferencia al Audi RS Q e-tron de sus rivales y le puede hacer un coche ganador. Hablamos de lo que llevan en sus manos, tanto Carlos Sainz como Lucas Cruz -así como Ekström y Bergkvist, Peterhansel y Boulanger-.

Y es que la cabina nos recuerda más a la de un avión que a la de un coche de carreras. Múltiples pantallas, botones y diferentes instrumentos que pueden hacer a Sainz y Cruz marcar la diferencia y poder llevarse el gato al agua.

Imagen real de la cabina del Audi RS Q e-tron

De hecho, el entorno digital del RS Q e-tron hace que ambos se repartan las tareas de navegación. Hasta ocho botones tiene en su volante Carlos Sainz, a lo que hay que añadir una pantalla justo detrás para que aparezca directamente en su campo de visión inferior. Este display refleja información importante en tiempo real, como la presión de los neumáticos, la dirección de desplazamiento, velocidad y otras advertencias.

El cockpit se completa con otra pantalla central, a la vista de conductor y copiloto, con más información y funciones importantes, en tiempo real, y que se resalta automáticamente en un color o en otro, dependido del estado de la mecánica. Debajo, un nuevo panel con hasta 24 teclas individuales, sensibles al tacto. Éstas pueden preajustarse según las preferencias del copiloto, que en este caso, es el único que deberá accionarlos.

Infografía sobre el cockpit del Audi RS Q e-tron

A pesar de que el conductor quede liberado de esta tarea, su compañero también debe centrarse en la navegación pura y dura. Para ello, disponen de dos pantallas tablet, con la ruta en formato roadbook, una para visualizarla a través del terreno y otra con la navegación GPS y los waypoints.

La óptima interpretación de toda esta información y la puesta en común entre copiloto y conductor para un buen trabajo coordinado es la clave para alcanzar la gloria. Y en eso, respectivamente, Carlos Sainz y Lucas Cruz son, probablemente, los mejores.

Imagen de Lucas Cruz y Carlos Sainz, pilotos de Audi Q Motorsport.

Cualquier pequeño detalle cuenta y el inicio no fue el mejor, pero tras esta victoria histórica y con las capacidades técnicas de este coche, Cruz y Sainz aun tienen mucho que decir en este Rally Dakar 2022. El resultado final lo conoceremos el 14 de enero, cuanto todos los participantes lleguen a Jeddah.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.