Novedades

Audi Q3 Sportback: ‘agacha la cabeza’ para ser mejor

Resulta curiosa la evolución del segmento SUV; primero, lo que valoraban los compradores era su imagen ‘poderosa’ y su buena altura. Ahora, sin embargo, las marcas prefieren ceder unos centímetros a lo alto para que estos modelos resulten más vistosos. Eso ha hecho Audi con el Q3.

Imagen del nuevo Audi Q3 Sportback de color naranja

¿Saben los SUV lo que realmente quieren ser? No parece que esté muy claro, si tenemos en cuenta la constante evolución que están experimentando este tipo de coches. Nacieron como modelos de estilo robusto y llamativo; con el tiempo han ido suavizando y redondeando sus formas.

Y lo siguiente es que muchos de estos coches vayan incorporando algún tipo de carrocería más bajita, con cierto aspecto de coupé… aunque sea a costa de disminuir la practicidad, que es uno de los elementos clave de un SUV.

Hace ya años que BMW empezó a aplicar dicha fórmula a sus modelos ‘X’, posteriormente le han seguido otros como Mercedes, Porsche, incluso Renault. Pues bien, Audi también está en pleno proceso de ‘coupeizar’ sus todo caminos, y si primero lo hizo con el Q7 y su derivado, el Q8, ahora le toca el turno al polivalnte Q3, cuya segunda generación ha llegado al mercado esta misma primavera… y, a pesar de que aún está ‘reciente’, Audi ya ha mostrado cómo será su variante Sportback, es decir, algo más dinámica y deportiva. Y no sólo por apariencia.

Apariencia es, precisamente, uno de los mejores aspectos del nuevo Sportback. Hay que reconocer que el hecho de perder tres centímetros en altura respecto al Q3 ‘normal’ -la longitud prácticamente no varía: 4,5 m-, así como el nuevo diseño de la línea del techo, ahora con forma descendente, el parabrisas más inclinado, la nueva parrilla frontal en color negro, las vistosas llantas de aleación… le hacen incrementar y mucho su atractivo respecto al Q3 normal.

Imagen del salpicadero de un Audi Q3 Sportbreak

A pesar de su imagen algo más deportiva, el interior mantiene una buena amplitud y practididad, pues cuenta con cinco plazas, una banqueta trasera deslizante en 13 cm y un maletero cuya capacidad oscila entre 530 y 1.400 litros -esta ultima cifra si sólo viajan a bordo dos pasajeros y se abaten los asientos posteriores-.

Sin embargo, lo más vistoso es el diseño del salpicadero. Por ejemplo, de serie todas las versiones vienen con la instrumentación digital compuesta por una pantalla de 10,25”, configurable y muy atractiva… aunque lo puede ser aún más si optas -con sobreprecio- por la variante que han denominado ‘Audi virtual cockpit plus, de nada menos que 12,3” -lo cual equivale a 31 cm de tamaño en diagonal- y que dispone de tres modos de visualización.

En los acabados más completos, también hay una segunda gran pantalla, en este caso de 10,1”, ubicada en la consola central y completamente táctil, desde la que gobernar muchas de las funciones del coche: configuración del vehículo, equipo de sonido, sistema de navegación, telefonía…

Por lo que se refiere a la conectividad, todas las versiones vienen de serie equipados con una tarjeta SIM, instalada en el coche de manera permanente. Eso significa, entre otras cosas, que el navegador puede contar con información del tráfico en tiempo real, que el Q3 puede comunicarse con otros vehículos de Audi para saber, por ejemplo, donde hay huecos libres en la calle para aparcar, si hay algún punto peligroso en las cercanías… e, incluso, conectarse con un centro de control de semáforos para saber cuándo van a cambiar a luz roja o verde.

Eso lo que permite es que puedas ajustar tu velocidad de manera preventiva para no tener que detenerte en ningún semáforo porque esté en rojo. Gracias también a su conexión telefónica, el Q3 lleva incluido el asistente virtual Alexa, de Amazon, que te permite acceder vía streaming a música, audio libros…

Además de todo lo anterior, con su tarjeta el coche puede estar en contacto contigo a través de tu teléfono móvil previa instalación de una app -en versión tanto para teléfonos Android como iOs-. Por supuesto, el sistema multimedia es compatible con Android Auto y Apple Car Play, con la ventaja de que aquí ya no es necesario utilizar un cable que se conecte al coche vía USB, sino que el emparejamiento se realiza de manera inalámbrica.

Tecnologías: las de otros Audi -y eso es bueno-

La marca alemana asegura que todas las versiones van a incluir, como mínimo, cuatro asistentes a la conducción. Por ejemplo, uno será el de aviso de salida involuntaria del carril, y otro el de presencia de obstáculos en el ángulo muerto.

También viene equipado con el dispositivo que te alerta en caso de que detecte un posible riesgo de colisión… llegando, si es necesario, a aplicar los frenos para evitar el accidente o minimizar sus consecuencias, además de tomar medidas adicionales, como tensar los cinturones de seguridad, cerrar las ventanillas, encender los intermientes de emergencia…

Imagen del nuevo Audi Q3 Sportback de color naranja en tres cuartos trasero
Static photo, Colour: Pulse orange

Con sobreprecio le puedes añadir un completo control de velocidad inteligente, un sistema de cámara 360º que permite controlar todo el perímetro del coche en maniobras a baja velocidad -te muestra en la pantalla de la consola central una perspectiva del coche que puedes variar entre diferentes ángulos-, el asistente de aparcamiento automático…

Para empezar, dos buenos motores

La gama del Q3 Sportback no será, de inicio, muy amplia; de hecho, la conformará un 2.0 turbodiésel de 150 CV, así como un 2.0 turbo de gasolina con 230 CV, en ambos casos con caja de cambios automática, pero con traccion delantera el menos potente y total su hermano mayor. Más adelante, el diésel se ofrecerá con caja manual y el gasolina con tracción delantera.

En una segunda fase habrá tanto un motor de gasóleo más potente como un gasolina ‘de acceso’; lo más significativo de ambos es que podrán contar con un sistema micro-híbrido de 48V, que les ayudará a reducir el consumo medio hasta en 0,4 l/100 km.

Está previsto que las primeras unidades del modelo comiencen a llegar al mercado a finales de año; como referencia, en Alemania la variante diésel 35 TDI S Tronic parte desde los 40.200 euros, mientras que el gasolina 45 TFSI Quattro S Tronic arranca en los 46.200 euros.

Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.