Concepts y prototipos

Aston Martin AM-RB 003: qué técnica emplea de la NASA

Motor de Fórmula 1, aerodinámica aeroespacial e interior creado por impresión 3D. El AM-RB 003 es el perfecto escaparate del automovilismo futuro.

AM-RB 003 vista tres cuartos frontal

El reciente Salón del Automóvil de Ginebra quedará para la historia, sin duda, por la ingente cantidad de superdeportivos -entre concepts y modelos definitivos- que se presentaron.

Entre ellos, el AM-RB 003 fue uno de los que más llamó la atención. Creado con la colaboración de Red Bull Racing -el conocido equipo austriaco de Fórmula 1 que, a su vez, luce el patrocinio de la firma británica en sus monoplazas- e inspirado estéticamente por su antecesor Valkyrie, el nuevo modelo se desmarca de éste último por las numerosas tecnologías que despliega.

Un motor de la más alta competición

Comenzando por la planta motriz el AM-RB 003 renuncia a los tradicionales V12 artesanales de la marca, para dejar paso a un V6 biturbo de gasolina que cuenta con el respaldo de una unidad híbrida similar a la que se puede encontrar en un F1.

Este conjunto está colocado en disposición longitudinal y ligeramente por delante del eje trasero, con el fin de equilibrar las masas del vehículo y rebajar el centro de gravedad.

Unas ‘alas’ venidas del espacio

Pero un motor sólo no hace un ‘hypercar’. Para superar los 300 km/h con solvencia, es necesario un diseño aerodinámico. En este campo, el modelo de Aston Martin recurre al lápiz de Adrian Newey, el reputado ingeniero de monoplazas creador de múltiples coches campeones del mundo… y también el firmante del alerón trasero del AM-RB 003.

Desarrollado con una técnica denominada FlexFoil -validada por la NASA-, el alerón reacciona constantemente al contacto con el aire, variando milimétricamente su forma en tiempo real para optimizar las corrientes que pasan por encima.

Un salpicadero diseñado casi por máquinas

El último ingrediente -aunque, no por ello, el menos importante- en la receta de las altas prestaciones, máxime si hablamos de deportivos ingleses, es siempre la ligereza. Aquí este modelo sí cumple con la tradición de su tierra… al menos, en el interior.

AM-RB 003 vista interior con un llamativo volante de diseño similar al de un F1 por su forma cuadrada

Utilizando técnicas de modelado CAD y una compleja impresora 3D, Aston Martin ha conseguido que las piezas del habitáculo pesen un 50% menos con respecto a la construcción tradicional, integrando en ellas algunos de los interruptores de mando y control -volante, la estrecha consola central que separa los dos únicos asientos…-.

Si bien el AM-RB 003 podría no ser la iteración definitiva del futuro hipercoche de la marca, lo cierto es que Aston Martin tiene abierto, en su página web, un formulario dirigido a potenciales clientes interesados en el modelo… lo que lleva a pensar que podría llegar a producirse de manera limitada -se rumorea que en una tirada de 500 unidades-, dependiendo de la demanda.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.