Ataques

Así han logrado robar cien coches pirateando sus sistemas de seguridad

Los ladrones de coches se han modernizado y usan dispositivos electrónicos para hacerse con vehículos, lo que les convierte en ciberdelincuentes. El último caso que se conoce ha afectado a un buen número de automóviles.

Imagen de un parking de coches
Foto: Piqsels.

Seis miembros de una banda de ladrones de la India han sido detenidos por robar un centenar de vehículos mediante crackeos.

La policía de Noida, la ciudad india en cuyos alrededores actuaban los delincuentes, ha informado de que eran ladrones que estuvieron activos durante mucho tiempo, según recoge el medio local Auto Hindustan Times.

Los detenidos robaban los coches utilizando ciertos dispositivos electrónicos, aunque la información no arroja más datos sobre qué herramientas eran ni qué elementos del coche eran vulnerados.

Una vez robado el vehículo, reemplazaban su matrícula y su número de bastidor. Además, también cambiaban su color. De esta forma, era más difícil identificar el coche robado. Además de detener a algunos miembros de la banda, la policía también recuperó 13 automóviles.

Crackeando coches con dispositivos electrónicos

Aunque en este caso no ha trascendido qué herramientas han utilizado los ladrones para acceder a los vehículos, no es raro que los crackers utilicen dispositivos electrónicos para cometer sus delitos. Este verano ya se dio a conocer un aparato que podría poner en apuros a los coches.

Es un dispositivo con un diseño muy similar al de una Game Boy y que sirve para abrir de forma universal todos los modelos de Kia, Hyundai y Mitsubishi comercializados entre 2009 y 2020 que equipen el sistema de apertura y arranque con manos libres -también conocidos como keyless-.

Sin embargo, el objetivo de este dispositivo no es facilitar el robo de coches. Se trata de una herramienta que un distribuidor ruso pone al alcance de los mecánicos de automóviles y electricistas para ayudarles a hacer su trabajo.

Aún así, un ciberdelincuente podría hacerse con uno de estos aparatos para robar alguno de los modelos de Kia, Hyundai o Mitsubishi con los que es compatible. Por eso, el distribuidor especifica en la descripción del artículo que “no se recomienda comprar estos dispositivos a personas cuyo trabajo no esté relacionado con la reparación y el mantenimiento del automóvil, excluyendo servicios especiales estatales o registrados oficialmente”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.