Movilidad

Así ha dejado ‘Filomena’ nuestros coches

Los efectos del gran temporal de nieve se han dejado notar en todas partes. Y, también, bajo el capó de nuestros vehículos. ¿Qué hace falta para restañar sus 'heridas'?

Imagen de un Taller de Neumáticos

Ahora que el temporal de nieve conocido como ‘Filomena’ ha pasado, toca hacer balance de los desperfectos que ha ocasionado. Por cuanto atañe a esta publicación, los sufridos por nuestros coches figuran entre los más destacados.

Y es que, no en vano, los automóviles se cuentan entre los principales damnificados por la climatología. Miles de conductores quedaron atrapados en la carretera durante el punto más intenso de las nevadas. E, igualmente, varios millones de coches más -aun a pesar de permanecer perfectamente estacionados- terminaron ‘sepultados’ bajo metros del gélido elemento.

Debido a lo anterior, tan pronto como sus propietarios han logrado acceder a ellos, han comenzado a surgir los percances habituales en estas ocasiones. Según recoge la cadena de mecánica rápida Euromaster, las reservas de citas previas en sus talleres de las zonas afectadas se han duplicado en apenas dos días, entre el 8 y el 10 de enero.

¿A qué componentes ha afectado más?

Por supuesto, la batería descargada es el mal más recurrente. Con un frío tan extremo -sumado a la inmovilidad de la máquina-, aquélla pierde en pocos días el voltaje necesario para arrancar el motor… o, incluso, para abrir las puertas. Para esta última cuestión, si existe la alternativa de insertar una llave física, es preferible rociarla con unas gotas de alcohol y, así, garantizar que encaje sin obstrucciones.

En segundo lugar, retirar el hielo de los cristales y volver a hacer funcionar los limpiaparabrisas es una tarea más delicada de lo que parece. Si no tomaste la precaución de dejarlos en ‘posición de servicio’ -esto es, levantados-, la goma de las escobillas permanecerá adherida al hielo del cristal.

Si es así, lo mejor es no accionar el mecanismo y centrarse en descongelar el parabrisas. En esta situación, un rascador será de lo más útil… pero es más rápido emplear nuevamente una pequeña cantidad de alcohol para ayudar a diluirlo.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.