Empresas

Así ayudan las marcas a luchar contra el coronavirus

Desde que empezó esta crisis del coronavirus, las muestras solidarias no han dejado de llegar, tanto en cantidad como en formas. ¿Cuál está siendo el papel que están tomando los fabricantes de coches?

marcas solidarias
Fuente: Pexels

Cuánto más se prolonga el stado de alarma, más organizaciones, instituciones, empresas o marcas se muestran solidarias. En este contexto, las fabricantes de coches y empresas relacionadas con el automóvil pueden ser de gran ayuda. Sobre todo en temas logísticos o de producción industrial.

En cuanto al tema de la movilidad, incluso se ha creado un hashtag al que se han ido adhiriendo las fabricantes de automóviles. Bajo el lema #YoCedoMiCoche ya son más de una decena de marcas las que han puesto sus flotas a disposición de los servicios sanitarios.

Entre ellas se encuentran nombres como Hyundai, Nissan, Toyota, Lexus, Suzuki, Kia o las integrantes de PSA: Peugeot, Citröen, Opel y DS. La campaña sobre todo se ha centrado en la Comunidad de Madrid y Cataluña, las dos regiones más golpeadas por el coronavirus.

Es interesante que exista diferencia entre las marcas que participen. Ya no solo por el volumen de vehículos necesarios, sino por la diversidad de los mismos. Nissan por ejemplo, ha prestado furgones que se pueden aclimatar para que hagan la vez de ambulancia improvisada. Mientras, coches como los de DS pueden enfocarse más a servicios personales que demanden mayor rapidez.

De estas cesiones no solo se ha aprovechado el sistema médico. También han recibido vehículos organizaciones como Cruz Roja o los cuerpos de seguridad y bomberos que estos días circulan en situaciones de emergencia.

El uso de este lema ha provocado un claro impulso para que empresas y particulares pongan sus vehículos a circular por la causa.

Sin embargo, hay marcas y empresas que también han colaborado de forma similar sin utilizar el hashtag. Es el caso de BMW, que ha prestado 80 vehículos a la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. Además ayudar con material de prevención -mascarillas, guantes, cubrevolantes- a Bomberos y al personal de MercaMadrid.

‘Car Sharing’

Bipi –junto con otras– es el claro ejemplo de empresas que están relacionadas con el transporte y, como las fabricantes, también están arrimando el hombro. En este caso, Bipi es una compañía tecnológica española especializada en flotas de coches por suscripción.

Dicha empresa ha cedido hasta el 20% de su catálogo de vehículos al personal sanitario. Sobre todo enfocado al transporte rutinario de personal médico, para que este los utilice como sus vehículos personales. De hecho, no solamente lo han cedido, sino que han dejado abierta una caja de solicitudes para que aquel sanitario que lo necesite pueda hacer una petición a través de su página.

Como esta, otras empresas dedicadas al alquiler, renting o sharing, también están ofreciendo sus vehículos de forma gratuita. Desde turismos para trayectos laborales hasta flotas de camiones para aquellos transportistas que llevan alimentos y bienes de primera necesidad.

Pero la movilidad solo es una parte de las campañas solidarias llevadas a cabo por las marcas integrantes del sector automóvil. Muchas fábricas que habían sido cerradas ahora están funcionando para producir material sanitario. Un campo donde las fabricantes han demostrado ser diferenciales.

Fuente: Volkswagen

Es el caso de Volkswagen y Lamborghini, que llevan semanas produciendo equipos de protección especiales con ayuda de sus equipos y experiencia con impresoras 3D. Sobre todo mascarillas o pantallas faciales de plástico para zonas de alto riesgo de infección.

Ayudando a contrarreloj

Pero además de la producción en cadena también hay fabricantes que están llevando a cabo el desarrollo de equipos médicos complejos como respiradores. Por ejemplo, la delegación de PSA en Vigo, está colaborando con Bionix, empresa especializada en tecnología médica. El objetivo es diseñar un dispositivo lo antes posible para comenzar su producción de forma temprana.

Es el mismo caso que se ha dado con Seat, la cual llevó a cabo este desarrollo en tiempo récord y ya está fabricando sus respiradores en su planta de Martorell en Cataluña. La clave ha estado en la reutilización de piezas propias, lo que ha significado quemar unas cuantas etapas. Aunque este caso pueda hacer parecer este proceso como algo sencillo, no lo es.

Diseñar y desarrollar esta tecnología en un espacio de tiempo tan reducido es muy complicado. Necesita de la colaboración de personas muy talentosas en distintos sectores, y una vez alcanzada la etapa de producción, no son equipos tan fáciles de fabricar en masa.

Por ello, ayudas como la de Mercedes son de gran utilidad. La fabricante alemana, aunque no es la única, está prestando sus equipos de impresión 3D a fabricantes de todos los sectores encargadas de producir equipos médicos.

Todas estas campañas solidarias de las marcas, además de suponer una ayuda directa, también están empujando a la acción los ciudadanos y otras empresas. Cada día surgen nuevas maneras de ayudar, y además de las mencionadas, que son las más visibles, también están ayudando a sobrellevar mejor la cuarentena a sus usuarios.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.