Novedades

La revolución de Seat para los Ibiza y Arona

En apenas una semana, la marca española va a mostrar el primer rediseño de la actual generación del Ibiza y de su hermano SUV, el Arona. No hay mucha información, pero sorprende una de las expresiones utilizadas por la nota facilitada por Seat.

Imagen del teaser de los nuevos Ibiza y Arona

El día 15 de abril, a las 10 de la mañana, los dos coches que más vende Seat en estos momentos van a recibir su primera actualización. Uno de ellos, el Ibiza, es el modelo mítico de la marca, presente en su oferta desde hace casi 37 años; el otro, el Arona, es un SUV urbano que aunque se presentó en 2017 ya ha logrado situarse como el segundo coche que más vende de la marca.

Ahora, al mismo tiempo, los dos se ponen al día y lo harán con cambios similares -aunque cada uno a su estilo- pues hay que recordar que los dos comparten plataforma, buena parte de los motores, tecnologías, diseño interior…

De momento se asegura que los dos modelos van a contar con un exterior puesto al día; algo que parece que será más evidente sobre todo en el Arona, del que aseguran que tendrá un diseño más ‘robusto’… y que, parece, se asemejará en la parte frontal, al del Tarraco. En el Ibiza se esperan modificaciones estéticas de carrocería, pero menores, porque es un modelo que aunque vio la luz en 2016 muestra un aspecto completamente actual.

Donde se avecina el mayor cambio en Arona e Ibiza es… en el interior. Hasta tal punto que Seat no duda en decir que ambos “experimentan una revolución en el interior”, lo que hace pensar que gran parte del salpicadero va a ser completamente nuevo. Seguramente se mantendrá, según versiones, la posibilidad de contar con un cuadro de mandos digital, pero muy posiblemente la parte multimedia cambiará por completo para adaptarse a lo que ya hemos visto en modelos como el León.

Eso quiere decir que habrá pantallas más grandes, nuevas funciones, una parte gráfica totalmente nueva, mayor velocidad de procesamiento… con el fin de que estos modelos resulten más ‘digitalizados y conectados’, tal y como se comenta en la información preliminar. Por lo tanto, se espera que ambos coches ya vengan con su propia e-SIM integrada, lo que entre otras cosas serviría para que el usuario pueda ‘comunicarse’ con el vehículo desde una app mejorada que instale en su teléfono móvil.

Como comentábamos, parece ser que el sistema multimedia será el punto central en torno al que se ha diseñado un nuevo salpicadero, del que aseguran que tendrá “un manejo más intuitivo y una mayor calidad percibida, gracias al aumento de la tecnología”.

No es de esperar cambios sustanciales en el apartado mecánico -con un predominio de los motores 1.0 gasolina de tres cilindros-, aunque sí una actualización de los diversos asistentes a la conducción. Es decir, ya contaba con elementos como el control de crucero adaptativo, pero se añadirán posiblemente el dispositivo de mantenimiento de carril o el lector de señales de tráfico. En pocos días saldremos de dudas.

P. Parada
Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.