Primer contacto

Renault Clio 2020

El modelo más mítico -y estratégico- de la firma del rombo recibe una renovación mucho más profunda de lo que parece. Sobre todo, en tecnología. Hemos podido probarlo por primera vez... y esto es lo que hemos encontrado.

Imagen frontal del Renault Clio V

Desde hace un tiempo, los automóviles están experimentando toda una revolución tecnológica. No es raro ya encontrar modelos de cualquier segmento y precio con varios sistemas de ayuda a la conducción, o conectados constantemente a Internet. En 2019, este proceso se está ‘cebando’ con los modelos de corte urbano y utilitario. Y ahora le toca el turno al Clio.

Para Renault esta nueva generación es, sin duda, su apuesta más importante. Y no es para menos ya que, por un lado, es heredero de una exitosa saga que lleva vendidas más de 15 millones de unidades desde su primera aparición en 1990. Por el otro, la actual iteración -lanzada en 2012- empezaba a mostrar faltas de equipamiento que sus rivales ya estaban ofreciendo.

Así pues, la firma del rombo ya tenía la fórmula del Clio V: una renovación completa… pero que, al mismo tiempo, aprovechase los puntos fuertes del modelo cesante. Evolución, y no revolución. Bajo esta premisa, fuimos invitados al reciente acto de presentación que organizó la marca en Zamora para la prensa española.

Un compacto ‘concentrado’

La ‘víctima’ de nuestra toma de contacto -como puedes ver en las imágenes- fue un ejemplar de la versión R.S. Line. Con un precio de 21.394€ -que incluye un descuento de lanzamiento- se erige, por el momento, como el acabado más completo de la gama. En Francia existirá una variante Initiale Paris que la filial española aún no ha decidido si ofrecerá en el futuro.

Interior del Renault Clio V

Esta terminación se combinaba con la mecánica más potente de todas: el nuevo 1.3 TCe gasolina, con 130 CV de potencia y asociado a la transmisión automática EDC de siete relaciones. Durante el recorrido de la prueba -que comprendió tanto carreteras comarcales como autovías- nuestro Clio dio muestras de unas excelentes prestaciones, aderezadas por el suave funcionamiento de la caja de cambios en todos sus modos de conducción.

Estos últimos –Normal, Eco, Sport y el personalizable MySense– cambian entre sí al instante, con sólo pulsar un botón. Cada uno de ellos modifica la respuesta de elementos como el motor, la dirección o el chasis mismo. Los cambios también se notan en otros detalles como el cuadro de instrumentos, la iluminación ambiental… o el sonido amplificado del propulsor que emiten los altavoces.

Imagen de los modos de conducción del Renault Clio V

Sea como fuere, el dinamismo percibido se ve favorecido también por el esfuerzo empleado en la nueva plataforma CMF-B de la firma gala. Gracias a ella, el Clio es ahora 12 milímetros más corto -dejando su longitud en los 4,05 m- y 8 más bajo. La cura de ‘adelgazamiento’ ha sido también notable: ha perdido hasta 50 kilos con respecto al anterior.

Vamos al grano… o mejor dicho, al píxel

Por encima de todo, Renault quiere que este modelo sea el más tecnológico de su categoría. Tras este contacto podemos afirmar que promete, al menos, disputar ese galardón a sus rivales.

Pantalla de ADAS del Renault Clio V

Como razones aporta un compendio de ayudas a la conducción bastante completo: frenada activa de emergencia -con detección de peatones y ciclistas-, alerta de salida involuntaria del carril, mantenimiento de la trayectoria, detector de ángulo muerto o faros full Led -de serie en toda la gama- con conexión automática de la luz de carretera, entre otros.

El ‘gran ausente’ en nuestra prueba fue el denominado ‘Highway & Traffic Jam Companion’. Éste se trata de un nuevo concepto de control de crucero adaptativo, capaz de mantener el coche perfectamente integrado entre el tráfico hasta una velocidad de 160 km/h. En los atascos, la función Stop&Go se encarga de asumir el tedio de parar y reanudar la marcha constantemente. La marca francesa está convencida de que el Clio alcanzará el nivel SAE 2 de autonomía con este dispositivo, que estará disponible a principios de 2020.

Al estilo Tesla

Por su parte, las tecnologías de confort y entretenimiento son una total novedad. Junto al restilizado Twingo, este modelo estrena la nueva plataforma multimedia Easy Connect. La pantalla vertical de 9,3 pulgadas que preside el salpicadero ofrece un menú tipo ‘home’ -similar al visto en el VW Touareg-, con varias páginas personalizables por bloques de accesos directos. Como nota ligeramente negativa, la función táctil nos pareció algo inconsistente: excelente en la parte central de la superficie, correcta en la inferior… y regular en la superior.

Pantalla home del Renault Clio V

Eso sí, al software no se le pueden poner peros: muy buena velocidad de respuesta, y la nota curiosa de sus muchos tutoriales que te ayudan a sacar el máximo provecho a sus funcionalidades. Como -por ejemplo- su compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

La otra gran ‘tarjeta amarilla’ de esta toma de contacto la encontramos en el panel de instrumentos. Tratándose del acabado ‘top’, echamos en falta el novedoso ‘Virtual Cockpit’ de diez pulgadas que compartirá con el próximo Zoe. No obstante, la firma asegura que podrás añadirlo a tu configuración a partir del año que viene.

Panel de instrumentos del Renault Clio V

En cuanto a los servicios conectados, Renault ha echado el resto en este apartado. Así, este modelo cuenta con un módem 4G interno, que incluirá una tarjeta SIM sin coste durante los tres primeros años.

Gracias a él, podrás disfrutar de una navegación enriquecida con datos como la localización de los radares fijos -cortesía de Coyote-, búsquedas de destinos en Google, el estado del tráfico en tiempo real o el precio del combustible en las gasolineras cercanas.

Menú de la pantalla del Renault Clio V

Para asegurar la ‘frescura’ del Easy Connect, la marca ofrecerá actualizaciones ‘over the air’ con el objeto de corregir rápidamente posibles deficiencias o vulnerabilidades… y, también, añadir nuevas funciones y aplicaciones que se lancen más adelante. Eso sí, si el ‘parche’ es demasiado grande… tendrás que pasar por el taller.

Imagen tres cuartos posterior del Renault Clio V

En resumen, la quinta generación del Renault Clio promete ser el líder de su segmento por tecnologías. Y aunque tiene ya buenas hechuras para conseguirlo, será necesario que pase el tiempo hasta que podamos analizarlo más a fondo en nuestro CarLab. Ya estamos deshojando el calendario con impaciencia…

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.