Novedades

Así es el primer Peugeot 3008 híbrido de la historia

Hasta el momento, quien quería el SUV más popular de esta marca tenía que decantarse o bien por una variante 'clásica' gasolina/diésel, o bien irse al híbrido enchufable. Ahora, por fin, el hueco queda cubierto con esta versión.

IMagen tres cuartos delantero Peugeot 3008 híbrido

La tecnología híbrida ya es algo totalmente extendido en países como España, donde los vehículos dotados con este tipo de propulsión, que combina un motor principal térmico con otro eléctrico, consiguen excelentes resultados de venta. Una tecnología que se encargó de popularizar Toyota, pero que poco a poco se extendió a la práctica totalidad de los fabricantes.

Curiosamente, una de las marcas más populares, como es Peugeot, no ha dispuesto de este tipo de tecnología en su gama. Es cierto que puedes encontrar varios modelos con etiqueta cero que, o bien son híbridos enchufables o bien completamente eléctricos. Pero resulta llamativo que ni siquiera su modelo más moderno, el 308, cuente con una variante que luzca la etiqueta ECO en el parabrisas, teniendo que pasar de la letra ‘C’ a la pegatina ‘cero’.

Pues bien, esa situación se soluciona -por fin- con la llegada de una nueva variante que van a estrenar los 3008 y 5008 que, recordemos, son dos vehículos de tipo SUV muy similares y que comparten buena parte de sus elementos, pero que tienen un enfoque distinto, al ser el 3008 más compacto y algo más deportivo, mientras que su hermano mayor es más amplio -hasta siete plazas- y voluminoso.

IMagen interior Peugeot 3008 híbrido

Lo que ha hecho la firma francesa es reemplazar las anteriores versiones de gasolina 1.2 turbo de gasolina y 130 CV -que, por cierto, no estaban gozando de buena fama por sus problemas relacionados con la correa de distribución- por una nueva variante de 136 CV que anuncia mejoras importantes.

Sin duda, la más significativa, es la incorporación de un sistema de hibridación ligero, compuesto por un propulsor de gasolina, asociado -en palabras de Peugeot a una ‘nueva caja electrificada de doble embrague y seis velocidades que incluye un motor eléctrico’ cuya potencia declarada es de 28 CV, mientras que la batería del sistema de 48V suma otros ocho caballos.

No hablaríamos, por tanto, de una solución similar a la de los Toyota o Renault híbridos, sino que se aproximaría más a los motores híbridos del grupo Fiat, por el hecho de que la electricidad apoya al vehículo en un número inferior de ocasiones.

Electricidad cuando más la necesita

De hecho, el sistema de 48V está pensado para servir de apoyo al motor de gasolina ante fuertes aceleraciones -al menos, a bajas revoluciones-, y puede impulsar al vehículo… pero solo en maniobras a baja velocidad, como pueden ser las de aparcamiento o en los primeros instantes después de arrancar el vehículo. Al fin y al cabo, momentos en los que cualquier vehículo registra unos elevados consumos, y que con este propulsor se pueden hacer con electricidad, siempre que la batería -que se recarga durante la conducción, por ejemplo, en las deceleraciones- tenga carga suficiente.

Con todo, la sola presencia del sistema, permite que el consumo sea un 15% inferior con esta mecánica que con el 1.2 ‘clásico’. Un ahorro que se da, principalmente en ciudad, donde la cifra media puede bajar unos considerables 2,5 litros cada 100 km, por el hecho de que en este tipo de escenario, el coche circula más del 50% del tiempo total en modo emisiones. El ahorro en otro tipo de escenario, como puede ser en carretera, es inferior y se queda en 0,7 litros.

IMagen tres cuartos trasero Peugeot 3008 híbrido

Hay que decir que el motor en sí, también es nuevo; sigue siendo un 1.2 turbo de tres cilindros, pero además de que la sobrealimentación se realiza en el nuevo mediante un turbo de geometría variable -pensado para que la respuesta sea siempre buena, tanto a bajas como a altas revoluciones-, también cambia la distribución, que ahora es por cadena y que, teóricamente, debe reducir los costes de mantenimiento.

En cuanto a la transmisión, mientras que en otras versiones automáticas de los 3008 y 5008 se recurre a una caja de ocho velocidades, para las nuevas versiones híbridas se recurre a una caja de seis marchas. El motor eléctrico que mencionábamos se incluye en esta caja, también sirve para actuar como generador de la batería del sistema híbrido… que, además, también se utiliza para realizar los arranques del motor de combustión de una manera suave y muy rápida.

Por cierto, que la batería, instalada bajo el asiento del pasajero, tiene una capacidad bruta de 898 Wh, aunque la disponible es de 432 Wh, la tercera parte de la que tiene un Renault Clio Híbrido, por poner un ejemplo.

Debido a su tamaño y ubicación, la buena noticia es que no roba espacio del maletero y se mantiene un correcto reparto de pesos en el vehículo. Además, Peugeot la garantiza por un periodo de ocho años o 160.000 km.

Para concluir, hay que destacar que las versiones con esta tecnología no son reconocibles por fuera… aunque sí por dentro, debido a que la instrumentación es específica para mostrar información relacionada con el funcionamiento del sistema híbrido, saber cuándo el coche está cargando la batería, cuándo el motor eléctrico impulsa al vehículo…

Estas nuevas versiones comenzarán a llegar a los 3008 y 5008 esta misma primavera, para poco a poco ir sumándose a otros modelos de la gama, como los 208, 2008, 308 o el novedoso 408.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.