Movilidad

Así es el primer autobús-ambulancia del mundo

Las ambulancias que todos conocemos pueden llegar a ejercer de auténticas UVI's móviles... pero por una cuestión de espacio sólo pueden transportar un paciente. A Mercedes se le ha ocurrido esta solución.

Imagen del Mercedes Citaro ambulancia

Hemos visto que, durante la época de pandemia global que estamos viviendo en Europa durante los últimos dos meses, muchas marcas automovilísticas están arrimando el hombro y ofreciendo todo su buen hacer para contribuir, de una forma u otra, a hacer más llevadera la situación.

El último ejemplo es el que propone Mercedes, que en colaboración con la Cruz Roja del país teutón y el Hospital Universitario de Ulm ha tomado como punto de partida su popular autobús Citaro y lo han reconvertido en ambulancia… pero no en una cualquiera, sino en una capaz de proporcionar soporte vital y cuidados intensivos a un total de cuatro personas -un aprovechamiento del espacio muy diferente al uso habitual de este vehículo, pensado para transportar a 45 personas sentadas y otras 40 de pie-.

La transformación la ha conseguido un grupo de 12 personas en apenas tres semanas y el resultado es la que ya está considerada como la ambulancia terrestre más grande del mundo. En principio, estará cedida por un plazo de seis meses a la Cruz Roja y es una buena alternativa no sólo para el transporte de pacientes, sino que también puede ayudar a acoger pacientes cuando escasean las UCIS en los hospitales.

Por supuesto, el equipamiento es específico para un vehículo de este tipo: dispone de cuatro camillas con ruedas electrohidráulicas y un sistema de carga, cuatro ventiladores de cuidados intensivos, cuatro pantallas de monitoreo, una unidad de ecografía y un dispositivo de análisis de gases en sangre, entre otros elementos. 

El personal del departamento de autobuses de Daimler también creó espacio para guardar suficientes medicamentos, equipos de enfermería, aparatos de respiración adicionales y ropa protectora. Como dato interesante, este Citaro -que, en principio, está disponible principalmente para el sistema de transporte de cuidados críticos dentro del estado de Baden-Württemberg- se ha desarrollado para que los pasajeros puedan ser transportados en varias posiciones. 

Imagen interior del Autobús Citaro convertido en ambulancia

Como es lógico por la situación que estamos atravesando y las propias característica del COVID-19, todas las medidas relacionadas con la higiene y la prevención de contagio se han tenido muy en cuenta. De hecho, cuenta con un rociador desinfectante en el compartimiento de cada paciente que se puede utilizar una vez que se termina un desplazamiento.

Por otra parte, el área para el conductor está separada de la zona de los pacientes mediante una pared y dispone de un sistema de ventilación específico, evitando que el conductor tenga algún tipo de contacto con los pacientes y evite, de esta forma, exponerse a alguna infección.

Visto desde fuera, se mantiene la apariencia de un clásico autobús, si bien las ventanas laterales del autobús están laminadas para ofrecer una mayor privacidad. Lo que tampoco falta son las señales luminosas y acústicas correspondientes, mediante el empleo de una luz azul y una sirena.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.