Movilidad

Así es el My Ami Cargo: el Citroën ‘de los paquetes’

El My Ami Cargo es el nuevo vehículo eléctrico ideal para las empresas de reparto. Tan inteligente como la versión de dos plazas, este tipo de modelo parece la solución ideal para entregar paquetes 'de último kilómetro'.

Citroen My Ami Cargo

Según el fabricante, los problemas derivados de la congestionada circulación urbana, la necesidad de crear un vehículo libre de emisiones mientras y el fuerte crecimiento del reparto de paquetería son algunas de las causas del desarrollo del My Ami Cargo -la versión más comercial del Ami-.

El modelo mantiene prácticamente todas las características de la versión ‘convencional’, por lo que sigue siendo de los vehículos de cuatro ruedas más pequeños que se pueden adquirir, con sus 2,41 metros de largo, 1,39 de ancho y 1,52 de alto.

También mantiene su excelente maniobrabilidad, como lo demuestra el diámetro de giro de 7,20 metros. ¿Dónde empiezas a percibir cambios en esta versión Cargo? En el habitáculo, donde -a cambio de perder la plaza del pasajero- se han llevado a cabo cuatro modificaciones para favorecer la modularidad y capacidad de carga, que ha aumentado hasta los 260 litros, al tiempo que la carga máxima que puede llevar es de 140 kilos.

La zona del conductor y la carga está separada por una mampara de separación vertical. Su función es proteger a la persona que vaya al volante frente a posibles movimientos de la carga y aprovechar aún mejor el espacio del habitáculo.

Además, aparece una bandeja que sirve de tapa -un buen detalle para cubrir lo que llevemos de las miradas indiscretas o de la incidencia directa de los rayos del sol- y que es tan robusta -soporta 40 kilos en su superficie- que se puede utilizar como una improvisada oficina móvil. En ella, se ha creado un espacio en formato A4 para dejar documentos como los listados de pedidos, tablets o cualquier documento relevante sin que se desplacen cuando el vehículo está en marcha, gira o frena. Y como es desmontable, eso permite llevar objetos que lleguen hasta el techo.

Perfecto para los mini-repartos de ciudad -o pueblo-

Por lo demás, en la parte trasera también sigue contando con un espacio cerrado independiente -para guardar objetos personales, por ejemplo, mientras sales y entras del vehículo a repartir alguno de los paquetes-. La apertura se bloquea y desbloquea mediante un botón.

En cuanto al sistema eléctrico, todo es idéntico respecto al Ami biplaza; eso significa que cuenta con una batería de iones de litio de 5.5 kWh y una autonomía de hasta 75 kilómetros en ámbito urbano. La carga completa de la batería necesita un tiempo de unas tres horas a través de una toma doméstica de 220 V. El motor cuenta con una potencia de 6 kW y una velocidad máxima de 45 km/h.

My Ami Cargo tiene un precio de 7.600 € y ha comenzado a venderse a mediados de este mes de junio. Además, se puede adherir al Plan Moves III de tal forma que pasa a convertirse en el mini-comercial más asequible del mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.