Ataques

Así actúan los crackers que llaman por teléfono para robar coches

Tus datos personales son muy valiosos. Tanto que a través de ellos podrían sustraerte el vehículo. Esto es lo que ha pasado en una ola de robos en Sudáfrica.

Hombre en una oficina hablando por teléfono
Photo by bruce mars from Pexels

Que una marca llame a un cliente para revisar su vehículo es algo habitual. No lo es, en cambio, que al otro lado del teléfono esté un ciberdelincuente que en realidad pretende engañar a los dueños de los coches para sustraérselos.

Es lo que ha sucedido en Sudáfrica. Una banda de ciberdelincuentes ha robado varios vehículos a través de una simple llamada telefónica. Los ladrones conseguían hacerse con varios datos de los dueños de sus vehículos, además de información sobre sus respectivos automóviles.

Una vez que tenían todos los datos en su poder, telefoneaban a los dueños con la excusa de que debían entregar el coche para que este fuese revisado o se le instalase alguna actualización en sus sistemas. De esta forma, la víctima, confiada, dejaba el vehículo con sus llaves a los criminales, que desaparecían con el coche para no volver jamás.

¿Cómo accedieron a la información de los clientes de las marcas? El jefe de la división de crimen y justicia del Instituto de Estudios de Seguridad sudafricano, Gareth Newham, sospecha que los delincuentes podrían estar accediendo de forma ilícita a las bases de datos de los concesionarios o que algún trabajador podría estar filtrando la información desde dentro de la compañía.

Sea cual sea la opción correcta, este caso saca a la luz un fallo en la custodia de los datos personales de los clientes, por lo que Newham aconsejó a los concesionarios que sus departamentos informáticos analicen cómo se ha producido esa fuga.

“Los criminales se acercarán a alguien que trabaje en el concesionario y le ofrecerá dinero a cambio de los detalles de los clientes. Con esos detalles, hacen que la llamada parezca auténtica y te hacen creer que realmente son del concesionario, lo que puede llevarte a entregarles las llaves » dijo Newham en declaraciones recogidas por IOL.

Varios casos detectados

Hace dos semanas, el citado medio contactó con el propietario de un Ford Ranger que recibió una llamada de una persona que decía ser de Ford y le dijo que había una llamada a revisión de todos los Rangers.

El suplantador afirmó que había un problema en la barra de dirección que bloqueaba la dirección a gran velocidad. Pero el conductor sospechó y llamó al concesionario para confirmar si había tal aviso.

Ford Sudáfrica también confirmó que estaban al tanto de tal delito, advirtiendo a los clientes que contactaran al concesionario si sospechaban.

Pero Ford no es la única marca afectada. Mercedes-Benz Sudáfrica también descubrió que varias personas desconocidas se hacían pasar por representantes de la compañía e informaban a clientes sobre llamadas a revisión y otras labores de mantenimiento para sus modelos.

«Deseamos dejarle claro que Mercedes-Benz SA y su red de agentes nunca organizarán la recolección de su vehículo para realizar retiros de seguridad o medidas de servicio pendientes», dijeron desde la marca.

También informaron a sus clientes de que, si recibían una comunicación relacionada con dicho asunto, o si tenían alguna sospecha de actividades fraudulentas con respecto a su vehículo, deberían comunicarse inmediatamente con el concesionario más cercano o con sus asistentes de atención al cliente.

Además, Toyota publicó en su página de Facebook, advirtiendo a sus clientes que estén al tanto de la estafa.

“En caso de que se retiren del mercado vehículos Toyota o campañas de servicio de cualquier tipo, Toyota no lo llamará para solicitar la recolección de su automóvil. Si recibe una llamada de alguien que cree que afirma falsamente ser un empleado de Toyota, comuníquese directamente con el concesionario para validar la información”, escribió Toyota.

He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.