Tecnología HC

Así piensa sorprenderte Apple más que con el primer iPhone

Para el año 2024, el Apple Car podría ser realidad. Montaría una batería con mucho menos riesgo de sobrecalentamiento que los eléctricos actuales, desarrollada directamente por la firma de Cupertino.

Apple Car prototipo tres cuartos frontal

Contra lo que pudiera parecer, el Apple Car sigue vivo. La firma tecnológica Apple quiere tener listo su coche eléctrico para el gran público en el año 2024. Para conseguirlo, va a desarrollar sus propias baterías con una nueva tecnología: el litio-ferrofosfato (LFP, por sus siglas en inglés).

Las baterías en cuestión no contienen cobalto y reducirían drásticamente su coste de producción, aumentando al mismo tiempo su autonomía de uso. El LFP tiene una menor densidad de energía y se sobrecalienta menos, convirtiéndose así en una alternativa más segura y resistente que el ion-litio.

Así no es de extrañar que en China su uso ya haya aumentado drásticamente. En concreto, su empleo se disparó un 109% si se compara el mes de junio de 2020, con el mismo periodo de 2019. El diseño de la batería sería monocelda, lo que significa que se podrían empaquetar más materiales dentro de ella.

¿El mayor reto de Apple?

Estas informaciones han sido facilitadas por fuentes internas de Apple a la agencia Reuters, pero la empresa todavía no ha confirmado planes al respecto. Cuando conozcamos esta batería, sería “como la primera vez que visteis el iPhone”, según esas mismas fuentes.

Los informadores se muestran confiados en la capacidad de su compañía para hacer realidad el Proyecto Titan: “si hay una empresa en el planeta que tiene los recursos para hacer eso, probablemente es Apple”; no obstante, de inmediato reconocen que “al mismo tiempo, no es un móvil”.

Y es que Apple se enfrentaría a dificultades técnicas para manejar las instalaciones, requisitos y conocimientos que exige la producción de un coche. De hecho, confiará más que nunca en proveedores externos, y está dispuesta a externalizar otros elementos. Por ejemplo, podría encomendarles los sensores LiDAR, que proporcionarán una imagen tridimensional de la carretera para las funciones de conducción autónoma.

Es más, Apple ya había entrado en contacto con varios candidatos a suministradores. No obstante, las fuentes internas consultadas por Reuters creen que estos sensores podrán derivar de los ya existentes en los iPhone 12 Pro y iPad Pro.

¿Desarrollar software o fabricar todo el coche?

En los últimos años, la firma de Cupertino trató de centrarse en lo que mejor sabe hacer: el software. Sin embargo, los sensores LiDAR demuestran un nuevo giro estratégico en el Proyecto Titan. Ahora que Apple ya se estaba olvidando de fabricar el coche y se estaba dedicando a crear una plataforma de conducción autónoma con sus propios sensores para otros fabricantes… la firma volvería a su idea inicial.

También se contaría con un socio para el ensamblaje y producción en serie del modelo final, algo para lo que en su día ya habló con Magna International; sobre todo, porque los cálculos de Apple estiman que se necesitaría un volumen de 100.000 unidades al año para que tener una factoría propia salga rentable… En cualquier caso, la batería LFP sí sería un desarrollo 100% de Apple, siempre según las fuentes de Reuters.

En realidad, Apple lleva preparando el Proyecto Titan desde el año 2014. Sin embargo, en los últimos tiempos había empezado a dejarlo de lado. La compañía prefería centrarse en otros planes de software.

El responsable del proyecto, Doug Field (procedente de Tesla), llegó al extremo de despedir a 190 empleados que estaban trabajando en el vehículo. Mientras tanto, otros conocedores del proyecto estiman que la actual pandemia retrasará la producción del coche de Apple hasta más allá del 2025.

Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.