Prueba a fondo

Amazon Echo Auto: un sabelotodo en el coche

Ya puedes llevarte a Alexa de viaje contigo. Amazon ha puesto a la venta la versión para coche de su altavoz inteligente. ¿Qué tal funciona y cómo de útil es? En esta prueba tienes todos los detalles.

Imagen del Amazon Echo Auto colocado en el salpicadero de un coche
Foto: Amazon.

Los altavoces inteligentes ya son uno más de la familia en muchos hogares. Son asistentes virtuales a los que les puedes pedir de todo. Consultar noticias, añadir recordatorios, controlar otros dispositivos, juegos… Las opciones son infinitas. Simplemente hay que hacer la petición en voz alta -normalmente, empezando la frase con una palabra clave que activa la escucha- y el dispositivo la satisfará.

Uno de los altavoces inteligentes más populares es el que ofrece Amazon: el Echo. Aunque seguramente es más conocido por Alexa, el nombre por el que responde su asistente virtual. Hasta ahora, sus bondades estaban limitadas al ámbito doméstico. Pero, recientemente, la multinacional ha iniciado la venta del Amazon Echo Auto, que lleva estas posibilidades del hogar al coche. Nosotros lo hemos podido probar durante varias semanas para ver qué ofrece y cómo de útil es. Estas son nuestras conclusiones tras la prueba.

¿Cómo es el Amazon Echo Auto?

Este altavoz inteligente tiene un tamaño muy pequeño: apenas 85 mm de longitud, 47 mm de anchura y 13,28 mm de grosor, con un peso igualmente reducido de 45 gramos. Estas dimensiones compactas buscan que el aparato moleste lo menos posible en el salpicadero, que es donde lo situaremos.

Tiene unas dimensiones compactas que buscan que el aparato moleste lo menos posible en el salpicadero, que es donde lo situaremos

El dispositivo tiene dos conexiones físicas -toma jack de 3,5 mm y puerto micro USB- y una inalámbrica -Bluetooth-. También posee 8 micrófonos -para no perderse ni una sola de tus peticiones- y una luz frontal LED que puede ser azul -se activa para confirmar la conexión o cuando dices «Alexa» para que sepas que te está escuchando- o naranja -cuando está buscando un móvil para conectarse-. Además, en la parte delantera, el Echo Auto cuenta con dos botones en su parte superior: uno para silenciar los micrófonos y el otro para pedir que rastree la señal de nuestro móvil en caso de que no la encuentre automáticamente. En la trasera, el dispositivo solo cuenta con un imán para fijarse al soporte.

La caja también incluye el soporte -que se fija en una de las rejillas de ventilación del coche-, un cable micro USB, otro cable para conectar al jack de 3,5 mm, un adaptador de USB para el mechero del coche y los manuales de instrucciones.

En cuanto al precio, el Amazon Echo Auto cuesta 59,99€ y lo puedes adquirir a través de la página web de Amazon y en MediaMarkt.

¿Cómo se instala?

Antes de adquirirlo, te aconsejo que compruebes la compatibilidad de tu coche y de tu móvil con el Amazon Echo Auto, algo que puedes consultar aquí.

También es conveniente que te asegures de que las rejillas de aireación de tu vehículo son aptas para introducir en ellas el soporte -en la imagen de la izquierda-. Si no son compatibles, seguirás pudiendo usar el altavoz inteligente, pero no lo podrás llevar bien sujeto dentro del coche.

¿Te has cerciorado de todo lo anterior? Pues ya puedes empezar la instalación, algo que es laborioso, al menos, la primera vez.

Lo primero que debes hacer es fijar bien el Echo Auto en el salpicadero para que no se mueva durante el viaje. Esto se hace fácilmente introduciendo el soporte en la rejilla y colocando sobre él el dispositivo. Esta fijación es excelente y logra que el aparato no se mueva lo más mínimo durante los viajes. Después, hay que conectar el Echo Auto con el cable de carga, el cual desemboca en el mechero o en el USB.

Una vez hecho esto, nuestro teléfono móvil empieza a cobrar protagonismo. Hay que activar el Bluetooth y la ubicación de nuestro smartphone, y descargar en él la aplicación Amazon Alexa -y hacerte una cuenta en Amazon si no tienes una-. Después, toca vincular el móvil y el altavoz inteligente a través de esa app y el móvil con el coche mediante el Bluetooth o el jack.

Entonces, el Amazon Echo Auto estará listo para que lo uses.

¿Qué sentido tiene todo este proceso? La clave radica en una característica fundamental de este altavoz inteligente: no tiene Internet propio.

Y es que el Echo Auto cumple con nuestras peticiones gracias a los datos móviles de nuestro smartphone, ya que no incluye ni SIM ni módulo Wifi. El proceso de búsqueda funciona de la siguiente manera: si le preguntas «Alexa, ¿cuántos años tiene Jordi Hurtado?», el aparato oirá tu orden y la enviará al teléfono por Bluetooth para que la gestione la app de Alexa. Esta buscará la respuesta con el Internet de tu móvil y te la dirá mediante los altavoces del coche.

Es decir, el Echo Auto es, en realidad, un mero intermediario, un micrófono especializado en distinguir tu voz en medio de todo el barullo interno de un coche -ruido de circulación, aire acondicionado, música, conversaciones…- y en trasladar la orden a la aplicación.

Es necesario tener una buena tarifa de datos móviles. Si eres de los que llegan a final de mes con los ‘gigas’ justos, no podrás sacarle todo el partido

Una solución efectiva y simple, pero que pone un condicionante a los posibles compradores: es necesario tener una buena tarifa de datos móviles. Si eres de los que llegan a final de mes con los ‘gigas’ justos, no podrás sacarle todo el partido al dispositivo de Amazon. Además, la rapidez de respuesta del servicio dependerá de la cobertura que haya en la carretera en el momento en que hagas la pregunta -algo lógico y que también ocurriría si montase una SIM propia-.

Otra pega de esta instalación es que obliga a ir en el coche con el canal de sonido Bluetooth seleccionado -o de la toma auxiliar en caso de que conectes el jack-. Es decir, no puedes escuchar la radio del coche y hablar con Alexa al mismo tiempo, porque no oirás la respuesta que te dará -la saca por el canal Bluetooth o el auxiliar-.

Hablando con Alexa

Una vez que ya está instalado el dispositivo, ¿qué le podemos pedir a Alexa? ¿Cuáles son las posibilidades de este producto? Básicamente, lo mismo que a cualquier otro dispositivo que equipe este asistente virtual.

Como es habitual, las órdenes se deben iniciar con la palabra ‘Alexa’ -que es la que saca del letargo a los micrófonos y hace que nos empiecen a escuchar-, seguida de lo que queramos pedir.

Puedes solicitar música, añadir recordatorios, saber noticias y el tiempo, tener información del tráfico, hacer llamadas a través del móvil… e incluso hacer la compra a través de Amazon. Y, si no tienes imaginación, el propio producto te ayuda con unas cuantas sugerencias escritas en sus manuales de instrucciones. Incluso puedes pedirle a Alexa que te recomiende alguna función.

En cuanto a la música -una de las funciones que más se usarán en un coche-, este altavoz inteligente permite reproducir canciones desde diversas plataformas como Amazon Music, Apple Music, Spotify y Deezer. También tienes disponibles emisoras de radio con TuneIn o podcasts con iVoox.

Una de las posibilidades más llamativas son los juegos. Si le pides a Alexa algún juego, podréis entreteneros todos los pasajeros -se puede configurar el número de jugadores- durante buena parte del viaje. Algo bastante útil -y llamativo- si hay niños pequeños a bordo. Akinator, Trivial, Veo Veo o palabras encadenadas son algunas de las opciones disponibles.

Si te gusta hacer compras por Amazon, a través de este dispositivo podrás añadir productos a tu lista de la compra y ordenar el pedido.

Una de las características más curiosas son las skills. Esto es un mundo de posibilidades para entretenerte mientras viajas. Puedes jugar, aprender idiomas, escuchar podcasts… Hay skills para todos los gustos y Alexa estará encantada de recomendarte una.

Pero Alexa no solo está para los asuntos serios. También tiene sentido del humor y tiene respuestas bastante simpáticas para peticiones como:

  • Alexa, haz beatbox.
  • Alexa, ¿tienes novio?
  • Alexa, ¿quieres ser mi amiga?

El Echo Auto tiene todo lo que ofrece el Echo doméstico, pero en el coche. De hecho, si posees otro dispositivo Echo, ambos sistemas estarán sincronizados y centralizados

En resumen, el Echo Auto tiene todo lo que ofrece el Echo doméstico, pero en el coche. De hecho, si posees otro dispositivo Echo, ambos sistemas estarán sincronizados y centralizados. Es decir, si grabas un recordatorio o añades un producto a tu lista de la compra desde el coche, esa orden llegará también al altavoz inteligente de tu casa, con lo que puedes manejarlo desde la distancia.

Imagen del nuevo asistente Amazon Echo Auto
Foto: Amazon.

¿Es satisfactorio el funcionamiento del Echo Auto? Ciertamente sí, su capacidad de escucha es muy buena. Durante nuestra prueba, en la mayoría de ocasiones detectó sin problemas lo que le estábamos pidiendo, sin importar el ruido que hubiera de fondo. Solo falló en situaciones concretas, como las interacciones largas -por ejemplo, los juegos de adivinanzas-, en las cuales solía desconectar al cabo de unas cuantas intervenciones, dejándonos con la palabra en la boca.

¿Merece la pena?

Tras haber probado el Amazon Echo Auto durante varias semanas, hemos podido sacar varias conclusiones.

La primera: no es para todo el mundo. Para poder funcionar en plenitud, aparte de todas las compatibilidades de coche y smartphone que he indicado anteriormente, necesitas tener una buena tarifa de datos en el móvil -ya que es la forma que tiene el Echo Auto de acceder a Internet- y tu coche debe ir equipado con Bluetooth o con una toma jack -esto descarta a la mayoría de coches de antes de los 2000-.

También hemos comprobado que es un asistente bastante efectivo. Sus micrófonos detectan las órdenes vocales con una precisión muy buena y la inteligencia artificial de Alexa ofrece respuestas casi siempre satisfactorias. Cubre bien la parte tanto de servicios necesarios en el coche -llamadas manos libres y navegación- como la de entretenimiento -música, podcast, juegos y skills-.

Además, su utilidad se incrementa sobre todo si cuentas con otros servicios Amazon, como Amazon Music o en tu casa tienes un altavoz Echo. Cuantas más cosas tengas del ecosistema del gigante norteamericano, más mejorará la experiencia de usuario.

Sin embargo, el principal problema del Echo Auto es que la aplicación de Alexa para el móvil hace por sí misma las labores de asistente inteligente, incluida la de escucharte. Y lo hace gratis. Es decir, puedes disfrutar de Alexa en el coche simplemente con esa app. Entonces, ¿cuál es el auténtico factor diferencial del Echo Auto? Pues su precisión a la hora de escuchar tus órdenes, ya que el coche es un ambiente muy ruidoso y la app por sí misma escucha bastante regular.

VALORACIONES
Facilidad de uso
6.5
Funcionalidad
7
Precisión
8.5
Precio
5
J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.