Novedades

Actualización: el Alpine A110S ya tiene precio

Como habrás leido en varias de nuestras noticias, la tecnología y la conectividad tienen un peso. Pero si te decimos que este deportivo de 292 CV y casi 4,2 m de largo, bastante sofisticado, pesa sólo 1.114 kg, te preguntarás… ¿dónde han ido a parar los kilos extras?

Imagen de dos Alpine A110S vistos desde arriba

Y es que igual que la tecnología, en muchas ocasiones, suma kilos -en forma de nuevos dispositivos-… también ayuda a rebajar peso cuando se aplica en técnicas de construcción del vehículo, en el empleo de materiales sofisticados…

El mejor ejemplo en la actualidad es este Alpine A110S, que no es sino una versión potenciada y afinada hasta el último gramo del coupé presentado hace poco más de un año -el A110 ‘a secas’- y que se encarga de fabricar Renault.

Su principal mérito es que, a pesar de tener una longitud y una potencia no muy distantes de las de un Renault Mégane RS, este último supera los 1.400 kg y el Alpine se conforma con cerca de 300 kg menos.

Imagen del interior del nuevo Alpine A110S

 El principal ‘culpable’ del raquitismo del coupé es que emplea un material ligero como es el aluminio en muchos componentes del vehículo -chasis y carrocería, principalmente-. Pero es que, además, en la nueva versión A110S de la que te hablamos se han llevado medidas adicionales. Por eso, los asientos firmados por el especialista Sabelt apenas suponen 13,1 kg; el techo del coche puede ser de fibra de carbono y así ahorrar otros 1,9 kg adicionales; o las llantas pueden ser especiales y ahorrar otros cinco kilos.

Por suerte, se ahorra en peso… pero no en equipamiento tecnológico. Por ejemplo, el modelo viene de serie con un interesante equipo de sonido Focal, un cuadro de mandos que es completamente digital, el control de aparcamiento delantero y trasero o lo que se denomina ‘Alpine Telemetrics’.

Se trata de un dispositivo que permite controlar, en tiempo real y desde la pantalla táctil ubicada en lo alto de la consola central, diversos parámetros técnicos del modelo, como la temperatura del aceite, la del líquido refrigerante, la presión a la que funciona el turbo, la temperatura de admisión… además de poder registrar datos de prestaciones -aceleraciones cortas y largas-.

Las prestaciones son, precisamente, su especialidad

Esta nueva versión con apellido ‘S’ recurre a la misma combinación de motor 1.8 turbo gasolina de cuatro cilindros -en posición central trasera- con cambio automático-secuencial de siete velocidades. Sin embargo, para la ocasión, el propulsor incrementa su potencia desde los originales 252 CV a unos respetables 292 CV.

Imagen de la parte trasera del nuevo Alpine A110S

Con el reducido peso ya mencionado, estamos hablando de una relación peso/potencia de 3,8 kg/CV, que permiten a este deportivo acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanzar una máxima -autolimitada- de 250 km/h. Es decir, que estaríamos hablando de un modelo que se aproxima a ‘la liga’ de modelos como el Porsche 718 Cayman .

Esta variante del Alpine, que también se distingue por una puesta a punto específica del bastidor, por su color exclusivo en gris mate para la carrocería o por su diferente decoración para el interior -con detalles en naranja, por ejemplo- llega a los concesionarios a finales de año con un precio de partida de 66.500 euros. Ya se ha abierto el plazo para reservar el vehículo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.