Consejos HC

¿Te afectará la nueva política de privacidad de WhatsApp?

Los primeros días de 2021 han traído a los usuarios de WhatsApp una nueva política de privacidad que entrará en vigor a principios de febrero. ¿Cómo afectará a los usuarios europeos?

Tras abrir los regalos y hacerse a la idea de que las vacaciones de navidad habían llegado a su fin, WhatsApp no quería despedir el día de Reyes sin su detalle particular. Esta vez no se trataba de una actualización con nuevos emojis o funcionalidades, sino de una nueva política de privacidad que entrará en vigor el día 8 de febrero.

La política en cuestión introduce cambios sustanciales en el tratamiento de los datos con terceros. Hasta el momento, toda la información de uso de la aplicación que recopila WhatsApp se quedaba en la propia aplicación de mensajería. Sin embargo, cuando llegue el día señalado, los datos también se compartirán con Facebook, que es la compañía dueña de WhatsApp.

Cuando el usuario utiliza WhatsApp, genera unos datos de uso que son muy valiosos. La ubicación donde se encuentra la persona, las transacciones que hace o el tiempo que pasa con la aplicación son aspectos que a Facebook y su conglomerado de empresas le interesan para mejorar sus prestaciones. Así, las informaciones resultantes le servirán a estos para ofrecer servicios personalizados, al mismo tiempo que mejoran sus productos y seguridad.

Por otro lado, no aceptar los puntos de la política impedirá que el usuario pueda seguir utilizando WhatsApp. Dicho de otra forma, la empresa basada en California invita a los que no estén de acuerdo con su puesta en marcha a eliminar la aplicación, ya que directamente ni se ejecutará. Facebook ya podía conseguir desde el pasado julio los datos de los usuarios siempre y cuando estos lo autorizaran.

Hablan los expertos

Para expertos como Pablo F. Iglesias, consultor de presencia digital y reputación online, la transferencia masiva de datos a Facebook sitúa al usuario ante “una nueva pérdida de sus derechos de privacidad“. En su opinión, el objetivo que persigue la red social con esto es “atomizar el panorama de la explotación de datos y centralizarlo otro poco más“.

Sin embargo, lanza un mensaje de tranquilidad al confirmar que esta conducta es sino una excepción a la regla. En términos generales, Iglesias añade que “pese a lo que podría parecer, creo que estamos cada vez más cerca de un escenario en el que los datos personales están más protegidos”.

Un buen ejemplo de ello es la política de datos que llevan a cabo desde Apple, que limita minuciosamente los datos recopilados por las apps de iOS al obligarlas a informar a los usuarios de cuáles son las informaciones de uso que obtiene -privacy labels-. Para nuestro experto, sin embargo, esto podría deberse a que “Apple no se dedica tanto a la publicidad como a la venta de software“.

Europa es la excepción

Una de las peculiaridades de esto es que afectará a todo el mundo, salvo a los países miembros de la Unión Europea. Esto ocurre gracias al Reglamento General de Protección de DatosGDPR– que se firmó en 2016 y que impide que cesiones como las que se quieren hacer hoy a Facebook sean posibles.

De hecho un vistazo rápido pero en profundidad al apartado ‘Cómo trabajamos en conjunto con otras empresas de Facebook‘ se puede leer: “Actualmente, Facebook no usa la información de tu cuenta de WhatsApp para mejorar las experiencias con los productos de Facebook ni proporcionarte anuncios más relevantes en la plataforma. Constantemente desarrollamos nuevas maneras para mejorar tu experiencia con WhatsApp y los demás productos de las empresas de Facebook que usas. Te mantendremos al tanto de las nuevas experiencias que presentemos y de nuestras prácticas de datos”.

Tan particular es el caso de Europa, que los perfiles creados dentro de la unión operan con una empresa de WhatsApp diferente a la del resto del mundo; esta es WhatsApp Ireland Limited, que nada tiene que ver con la que predomina globalmente, WhatsApp LLC. Justo eso le da la ventaja a los países miembro de la UE de funcionar con su propia normativa.

Y los coches ¿con quién comparten los datos?

Centrándonos en el sector del automóvil, si bien aún no es habitual obligar a compartir datos de los coches, cada vez son más las marcas que ofrecen alguna posibilidad de cesión de información en sus modelos. Y es que los vehículos más tecnológicos generan una cantidad ingente de información que podría ser utilizada para mejorar nuestra experiencia tanto al volante como en la comunicación con otros coches.

Por ejemplo, el nuevo Seat León da la posibilidad a su dueño de elegir la cantidad de datos que comparte con la marca: desde privacidad máxima -los servicios conectados del coche solo comparten lo imprescindible legalmente- hasta compartir la ubicación del coche con otros usuarios del vehículo mediante la aplicación SEAT CONNECT.

BMW también dejan que sean los clientes los que gestionen sus datos. Aquí es mucho más sencillo: los compartes o lo rechazas; incluso si los has compartido y te arrepientes, puedes anularlos y eliminarlos del servidor. Con todo, las ventajas de compartirlos ayudarán a la firma a mejorar sus servicios para ofrecerte otros completamente personalizados.

Otra que se sumó a esta moda fue Ford, cuando anunció meses atrás que sus clientes podrían conseguir un descuento en el el coste del seguro del coche si aceptaban que el vehículo compartiera datos sobre su estilo de conducción.

Avatar
Joven picapedrero del teclado. Periodista siempre en formación, porque uno no termina nunca de serlo del todo. Polivalente, ambicioso y con un punto mesurado e imprescindible de visceralidad. En otro orden de cosas, amante de la música y los eventos culturales en directo. Ahora, tras haber escrito sobre política y deporte en medios punteros, es el momento de acercar al público el desconocido mundo de la ciberseguridad automovilística. Para ello, sencillez, vocación divulgativa y una cucharada sopera de humor. Seguro que lo pasaremos genial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.