Movilidad

¿Acabará Walmart con los repartidores a domicilio?

¿Te imaginas llamar a un repartidor y que aparezca un coche sin conductor? Los grandes almacenes más importantes de EE.UU. están decididos a imponer esta tecnología. Pero ¿qué soluciones está probando por ahora?

Nuro lateral

A Walmart, la gran cadena de supermercados de EE.UU., se le quedan cortas las apps móviles de reparto a domicilio. En los últimos tiempos, se ha convertido en una de las escasas compañías que operan vehículos completamente autónomos en las vías estadounidenses; es decir, vehículos con el último grado de automatización, aquel en el que ni siquiera hace falta la presencia de un conductor humano por si algo va mal.

Siguiendo esta política, Walmart acaba de anunciar un nuevo programa piloto, con el que seguirá evaluando el uso de vehículos autónomos para la entrega de pedidos. En esta ocasión, las pruebas se realizarán en las tiendas de Houston (Texas), con los clientes que se apunten a participar en el experimento.

Los nuevos vehículos de reparto

El socio de Walmart en esta aventura es Nuro, una empresa especializada en vehículos sin conductor para la entrega de productos. Sus fundadores son dos antiguos ingenieros de Google, Jiajun Zhu y Dave Ferguson (de hecho, la sede de Nuro también está en Mountain View, California). Recientemente, Nuro ha creado el R2, un vehículo que sirve únicamente para la entrega de bienes, ya que no cuenta con espacio para llevar a pasajeros.

Este modelo es la mitad de ancho que un automóvil compacto convencional, y ofrece capacidad para llevar seis bolsas de la compra en cada uno de sus dos compartimentos, lo que suele traducirse en unos 36 pedidos en total (casi el doble que su antecesor, el R1). Hasta ahora, los servicios de Nuro combinaban dos vehículos autónomos: uno para circular por los almacenes de sus socios, y otro para la entrega final al consumidor en su dirección. El R2 responde a este último tipo.

Al mismo tiempo, desde marzo, Nuro cuenta en Houston con una flota de Toyota Prius que entregan compras a domicilio. En el caso de Walmart, un solo vehículo se encargará de todo el transporte, y será el cliente final quien escoja si se le sirve la compra en un Toyota Prius o en un Nuro R2. Aunque, en la actualidad, la mayoría de los 75 vehículos de Nuro son Prius, la empresa se ha propuesto contar con al menos 50 unidades totalmente autónomas.

Tras estas pruebas, Walmart espera que, a finales de 2020, el programa con el Nuro R2 pase de las pruebas al gran público. Por su parte, Nuro volcará en el programa de aprendizaje automático de sus vehículos todo lo que aprenda con estos tests.

Walmart, adicta a los coches autónomos

Sin embargo, ésta no será la primera experiencia de Walmart con los vehículos autónomos. La cadena ya probó este año en Arizona los servicios de Udelv, compañía que le proporcionó su furgoneta autónoma, bautizada como Newton (una Ford Transit Connect adaptada). Sin embargo, en aquella ocasión, el vehículo sí que llevaba un conductor de seguridad. Fue algo a lo que se comprometieron las dos compañías, hasta que tanto ellas como los legisladores de Arizona consideren que la conducción completamente autónoma es segura. Las furgonetas de Udelv pueden circular a velocidades de hasta 100 km/h, y llevar hasta 32 pedidos a sitios diferentes en cada ciclo de entrega.

Asimismo, en verano, Walmart se alió con la firma Gatik AI, la cual también opera Ford Transit Connect autónomas. No obstante, en aquella ocasión, su uso se limitó al transporte de mercancías entre el almacén central de Bentonville (Arkansas) y las tiendas de la zona.

Por otro lado, la prueba de Walmart el año pasado con Waymo fue algo distinta. No consistía en facilitar un vehículo autónomo con el que hacer llegar el pedido, sino que Waymo ofrecía descuentos en Walmart.com a sus usuarios, y a continuación les proporcionaba un coche de su flota para desplazarse a la tienda.

Mientras tanto, el Departamento de Vehículos a Motor de California ha dado una buena noticia a Nuro, Udelv y otras empresas del sector, al aprobar oficialmente el uso de vehículos sin conductor para el reparto de mercancías. De momento, esta ley sólo permite furgonetas pequeñas o pick ups, por lo que todavía no se podrán probar en dicho estado camiones autónomos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.