Novedades

AC Cobra: otro clásico que se ‘pone las pilas’

El mítico constructor AC ya ha decidido: su modelo más emblemático prevalecerá, aun sin el ruido de sus motores de combustión. ¿Triunfará esta propuesta de clásico 'ecofriendly'?

Imagen frontal del AC Cobra Series-electric

“De tanto ir a la fuente, rompióse el cántaro”. No es la primera vez que te hablamos sobre el futuro de los automóviles clásicos e históricos en un mundo que tiende a eliminar el ruido y los gases en la circulación. Y, desde luego, tampoco es ésta la primera noticia que recibimos acerca de la posibilidad de ‘electrificar’ el coche de nuestra infancia… o aquél que desearíamos coleccionar y conservar ‘como oro en paño’.

Pero parece que, por fin, nos vemos ante el momento de aceptar que, si queremos conducir algo diferente… también tendremos que hacerlo sin contaminar. Quizá, los más puristas deban agarrarse al triunfo de otras tecnologías análogas -como el combustible sintético, por ejemplo-, mas movimientos como el que acaba de hacer AC Cars, seguro no motivarán sus esperanzas.

Y es que -no en vano- el mítico constructor británico, ‘padre’ del incombustible Cobra, ha añadido a su catálogo… una opción de propulsión eléctrica. Se llama ‘AC Cobra Series-electric’, y su prototipo de preproducción ya está listo para pisar la calle.

La ‘serpiente’ más sigilosa

Si eres amante de los deportivos británicos -con sus virtudes y defectos-, posiblemente te esté sobreviniendo un vuelco al corazón. No pasa nada: vamos a ir desgranando lo bueno que tiene esta ‘Cobra’ que deja menos huella que ninguna.

Empezamos por la planta motriz. Al igual que con el Cobra tradicional -con su 289 y su 427-, podrás elegir dos niveles de potencia distintos: 230 kW ó 460 kW. Las prestaciones para el primero ya son notables, con un 0 a 100 km/h de sólo 4,9 segundos. El segundo lo mejora aún más, llegando a unos impresionantes 3,8 segundos. No hará ruido mientras sales catapultado… pero dejará igualmente la marca de los neumáticos traseros sobre el asfalto.

Imagen posterior del AC Cobra Series-electric

El segundo punto importante es el peso, un ‘enemigo mortal’ en esta clase de deportivos. Lamentablemente, la presencia de las baterías no puede soslayarse, dejando una tara total entre los 1.190 y los 1.240 kg. No obstante, la firma asegura que el resto del coche se ha aligerado -aún más, si cabe- para compensar ese hándicap frente a los de combustión.

¿Lo único malo? El placer de su conducción no dura demasiado. Según AC, la autonomía del Cobra Series-electric varía entre los 260 y los 300 km, en función de la potencia del motor. No queda, pues, más remedio que acortar -y planificar bien- los paseos dominicales. No se puede tener todo…

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.