Tecnología HC

4 pantallas multimedia que te va a apetecer tocar

Ya sabes que este elemento tecnológico está cada vez más presente en los vehículos actuales; pero, a veces, por su complejidad, apariencia o funciones no terminan de ser perfectas. Eso sí, estas cuatro son una referencia para el resto.

Imagen pantalla Mercedes Hyperscreen

Si hace un tiempo que no visitas un concesionario o te subes a un modelo de nueva generación, seguramente que cuando lo hagas te encuentres frente a ti lo que suele ser el centro neurálgico de los actuales salpicaderos: el sistema multimedia o de info-entretenimiento. Una auténtica suite que define, en buena medida, cómo interactúas con el vehículo. Así que ‘llevarte bien’ con esa tecnología puede ser fundamental para la relación que mantengas con ese coche los años que estéis juntos.

Quizá lo primero que pienses es que, de buenas a primeras, no vas a ser capaz de saber si una de estas pantallas es buena o si ‘está hecha para ti’. En realidad eso no es así, por dos motivos. El primero, porque seguramente que por tus manos han pasado más de un móvil ‘moderno’ -es decir, que tenga menos de diez años- o una tablet; y ya te habrás dado cuenta de lo que está bien o no en cuanto a diseño, funciones, rapidez de respuesta, usabilidad y un montón de criterios más. Criterios que debes saber aplicar en la parte más digital de un coche.

Pero si, con todo, no tienes muy claros qué criterios exigirle a uno de estos sistemas, no dejes de echar un vistazo al artículo que, sobre asunto, publicamos hace ya unos meses y que sigue siendo de los más leídos en la historia de HackerCar.

Y dicho todo esto, nos vamos a mojar y te vamos a decir los cuatro sistemas de info-entretenimiento que, a juicio del equipo de pruebas de nuestro medio digital, son los que más nos convencen. ¿Estás de acuerdo con nosotros o tu experiencia te dice otra cosa? ¿Cómo calificarías la evolución de este tipo de tecnología desde que se incluyese por primera vez, hace 35 años, en un modelo de la marca Buick?

Renault Open R Link

El nuevo sistema multimedia de Renault va a debutar en el primer Mégane eléctrico de la historia y consideramos que puede ser la opción más interesante entre los modelos de precio ‘razonable’. Tendrá dos variantes, pero nos vamos a centrar en la superior que, para empezar, dispone de una pantalla de 12″. Con su cubierta de cristal Gorilla -que, aseguran, es a prueba de rayaduras, golpes y con una duración estimada de 15 años- o su resolución HD de 1250 x 1562 píxeles, el aspecto que tiene es muy bueno. También promete rapidez y fluidez en su manejo, porque integra la tercera generación de la plataforma Snapdragon Automotive Cockpit de Qualcomm.

Y luego está el software, donde Renault lo da todo: este multimedia utiliza Google basado en Android Automotive OS, de tal manera que puedes contar con todas esas funciones habituales en los móviles Android como Google Maps, servicios de búsquedas, todo tipo de aplicaciones, control de funciones por voz… y también disponer de las apps específicas de la tienda ‘MyRenault’.

Una buena noticia es que a pesar de la profunda digitalización del interior, se ha decidido conservar una fila de botones para el control de la climatización; también que esta pantalla está ‘asociada’ a la instrumentación para que puedan trabajar en conjunto -para lo cual se necesitó el software desarrollado por LG Electronics-. Por lo que se refiere al manejo, Renault da un dato cuando menos curioso sobre Open R: asegura que su pantalla es siete veces más suave de utilizar que en su predecesor.

Tesla Screen

Lleva más de una década equipando una de las mejores pantallas multimedia del mercado, y eso no ha cambiado con el paso del tiempo. De hecho, cada vez incorpora más funciones y sigue destacando frente a la competencia por factores como el tamaño -tiene 17″ y tras su última actualización ha cambiado el formato vertical por otro panorámico-, número de funciones o por incluir alguna que otra sorpresa -los llamados ‘huevos de Pascua’, como puede ser que emita sonidos como… el de las ventosidades-. El corazón del sistema es un procesador AMD con la tarjeta gráfica Navi 23.

Pantalla Tesla Model x

La pantalla es realmente vistosa y cuenta con una resolución de 2.200×1.300 píxels, colores reales y ultra-brillantes, y una capacidad de respuesta que sigue siendo la referencia frente a cualquier rival; de hecho, se ve genial con independencia de la luz o del ángulo desde el que la mires. Además, el vehículo cuenta con una potencia de procesamiento de 10 teraflops… que, para hacerse una idea, es muy similar a todo un buque insignia del entretenimiento como es la consola de videojuegos PlayStation 5.

Al igual que otros sistemas de este tipo, el del Tesla engloba gran cantidad de funciones. La marca, de hecho, dice que utilices la pantalla táctil «para controlar muchas funciones que, en los automóviles tradicionales, se controlan mediante botones físicos (por ejemplo, ajustar la calefacción y el aire acondicionado de la cabina, los faros, etc.). También usa la pantalla táctil para controlar los medios, navegar, usar las funciones de entretenimiento y personalizar el Model X para adaptarlo a sus preferencias». 

En todo caso, lo que normalmente vas a ver a gran tamaño es la pantalla táctil con el mapa de la navegación. En esa pantalla principal, también tienes acceso a lo que es el modo de conducción -puedes utilizarlo para seleccionar el punto muerto, la marcha atrás…-, la climatización, diversos tipos de aplicaciones -o acceder a las que hayas utilizado más recientemente-, controlar el volumen -incluido el equipo de audio con sus 22 altavoces y 960W de potencia-…

Mercedes Hyperscreen

Más que de una pantalla se puede hablar de todo un salpicadero compuesto por pantallas y que está disponible en la berlina eléctrica de lujo de la marca alemana: el EQS. Esta unión de pantallas cubre casi todo el salpicadero, abarcando hasta 141 cm -el equivalente a 56″- y mostrando información tanto a conductor como a pasajero. Algunas caracteristicas resultan sorprendentes; por ejemplo, su forma curva se ha logrado mediante una técnica de moldeado de la pantalla a 650 Cº, algo que ayuda a que la imagen se vea sin distorsión, reduce los reflejos y ayuda a que sea más sencilla de limpiar. Además, su superficie hecha de silicato de aluminio es a prueba de rayaduras.

Tras la pantalla hay un total de 12 sensores, que estan ahí para interpretar las órdenes de los usuarios y para darle ‘feedback’ cuando la toca -en ciertas zonas, la pantalla responde con una pequeña vibración sobre el dedo-. Hablamos de un dispositivo impulsado por una CPU de ocho núcleos, con 24 Gb de RAM y 46,4 Gb por segundo de ancho de banda. Tampoco le falta una cámara multifunción y un sensor de luz para ajustar su brillo a la luminosidad ambiental.

Imagen pantalla Mercedes Hyperscreen

Evidentemente, lo que tenemos aquí es una pantalla gigantesca, no sólo llamativa y vistosa, sino asociada a la inteligencia artificial MBUX de la marca alemana -que debutó, recordemos, en un ‘sencillo’ Clase A-, un campo donde si ya antes le sacaba ventaja a sus rivales, ahora lo hará aún más.

Y es que la pantalla promete que es capaz de ‘aprender’ del usuario, de contar con múltiples funciones y, aún así, resultar sencilla e intuitiva de manejar -dice la marca que desde el menú principal de la pantalla central, el conocido como Zero Layer, puedes realizar más del 80% de las interacciones más frecuentes sin necesidad de cambuar de menú-. Y eso también va a servir para mostrar informaciones concretas y sugerencias personalizadas de todo lo relacionado con infoentretenimiento, confort o funciones del propio coche.

Eso sí, por razones de seguridad, cuando el lado del pasajero vaya vacío, esa parte de la pantalla se desconectará para no distraer al conductor. Pero cuando ambas plazas delanteras estén ocupadas, podrán verse en toda su plenitud alguno de los hasta siete perfiles de uso con los que se puede personalizar la mega-pantalla. Eso sí, habrá elementos ‘habituales’ como los relacionados con la navegación, que siempre se van a mostrar en el centro.

Ford Sync 4

El actualizado Focus supone el inicio de la renovación de los sistemas multimedia en los Ford más populares. Y es que este dispositivo cambia por completo para convertirse en uno de los mejores de la categoría. Para empezar está el tema del tamaño; en sus versiones superiores, el Focus 2022 recurre a una pantalla táctil que ahora se va hasta los 13,2″, convirtiéndose en la más grande del segmento, y con diferencia. No sólo es más grrande, también apuesta por una nueva parte gráfica, si bien es verdad que mantiene los tonos azules en casi todas las pantallas y menús. Hay una mejora de la fluidez, el sistema operativo es mejor y la propia potencia del sistema también, para mejorar gráficos, transiciones, funcionamiento…

Prácticamente todo se maneja desde aquí, desde la navegación a la telefonía, la información del vehículo, ajustes del coche, los modos de conducción, aplicaciones móviles, fuentes de sonido y también los controles de la climatización que en estas versiones reemplazan los botones y ruedas habituales por controles táctiles en la pantalla; quizá ese sea el aspecto más disctutible, porque siempre resulta más sencillo y rápido manejar una ruedecita física para subir o bajar la temperatura.

Imagen parte multimedia de los nuevos Ford Focus 2022

Con todo, esto último se puede solventar en parte recurriendo a otra de las novedades que permite esta nueva parte multimedia: el control natural de funciones por voz, de tal manera que con una orden sencilla como «subir la temperatura» puedes ajustar la climatización sin mayor inconveniente. Esa ‘inteligencia’ también la tiene el sistema para conocer tu comportamiento a la hora de manejarlo habitualmente, de tal manera que va aprendiendo de ti y te puede hacer sugerencias de uso o informativas. Por ejemplo, puede conocer a qué hora te subes para ir a casa a diario y hacerte la sugerencia de mostrar en la navegación el estado del tráfico.

Esto último enlaza, a su vez, con la conectividad que ofrece el Focus 2022; es un modelo con su propia tarjeta SIM integrada y eso le sirve, por ejemplo, para ofrecer navegación conectada en la nube, servicio que ofrece TomTom y que ayuda a calcular el estado del tráfico en tiempo real. Dice la marca que esa función se ofrecerá de forma grauita durante un periodo de prueba.

Asimismo, la buena conectividad servirá para que el Focus siga presumiendo de otra de sus grandes virtudes: la app Ford Pass Connect, que sirve para que como usuario puedas controlar desde el móvil muchos datos del vehículo a distancia, como estado de puertas y ventanas, autonomía, presión de neumáticos, estado del aceite, recorridos efectuados… Además, añade nuevas funciones, como la denominada SecuriAlert, y que está pensada para que el coche te pueda avisar si detecta algún tipo de actividad sospechosa sinónimo de que alguien intenta sustraer el vehículo.

Por concluir con la parte multimedia y de conectividad, sobra decir que el modelo es compatible con Android Auto y Apple Car Play, y que también puede ofrecer un sistema de riesgos locales, es decir, que el coche se conecte con otros Ford para que, entre ellos, se avisen de un posible peligro en la carretera. Además, el nuevo SYNC4 está preparado para recibir actualizaciones de forma inalámbrica, las conocidas OTA… o, como las denomina la marca, las Ford Power Up.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.